ciencia

El Teide acoge un nuevo ensayo de campo terrestre de la misión Mars 2020

El sensor MEDA registrará diversas variables medioambientales para su posterior comparación con medidas obtenidas en el Centro de Investigación Atmosférica de Izaña

El sensor MEDA, que irá incorporado al Perseverance, durante las pruebas. DA

Con llegada prevista a la superficie de Marte en febrero de 2021, la misión Mars 2020 comenzó su andadura en julio de 2020 con el lanzamiento desde Cabo Cañaveral (Florida) del cohete Atlas V, con el Rover Perseverance a bordo. Los objetivos principales de esta misión son la búsqueda de signos de vida pasados, así como la extracción de muestras de rocas y suelo marciano para su posible transporte a la Tierra.

El Rover Perseverance está equipado con siete instrumentos diferentes, especialmente diseñados para llevar a cabo experimentos científicos sin precedentes en el suelo del planeta rojo. En particular, el instrumento MEDA (Mars Environmental Dynamics Analyzer) ha sido diseñado para realizar medidas meteorológicas, incluyendo radiación, velocidad y dirección del viento, temperatura y humedad, así como para dar una estimación de la cantidad y tamaño de las partículas de polvo en la atmósfera de Marte. Este sensor ha sido diseñado por un grupo de científicos encabezados por tres centros de investigación españoles: el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), el Centro Avanzado de Astrobiología (CAB) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Desde hace varias semanas, el sensor MEDA (una estación meteorológica) está siendo chequeado y verificado en el Teide, como parte de una experiencia gemela en un análogo de Marte en la Tierra, según informó el Centro de Investigación Atmosférica de Izaña de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que forma parte de la red más importante de control y vigilancia de la polución atmosférica de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Esta experiencia comenzó en septiembre con su instalación en el área de La Fortaleza, con la colaboración de científicos de la Universidad de Alcalá, el CSIC, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), así como con el apoyo de Parques Nacionales y Volcano Teide.

El sensor MEDA registrará diversas variables medioambientales en este nuevo emplazamiento hasta noviembre de 2020, para su posterior comparación con medidas rutinarias extraídas por el cercano Centro de Investigación Atmosférica de Izaña, dependiente de la Aemet, como son las medidas de radiación solar directa, global y difusa, el espesor óptico de aerosoles y el exponente de Angström para la caracterización de los aerosoles atmosféricos, así como otros parámetros meteorológicos.

Esta comparación también servirá de ayuda para verificar y entender la dinámica atmosférica y la información extraída por MEDA en el planeta rojo.

TE RECOMENDAMOS