crisis coronavirus

España atrasa el reloj al mes de marzo para volver a la ‘guerra’ contra el virus

El Consejo de Ministros se reunirá, casi con toda probabilidad, mañana para aprobar un nuevo decreto del estado de alarma y poder imponer restricciones sobre la movilidad, aforos y actividades no esenciales
Pedro Sánchez compareció ayer en la Moncloa, una intervención que, tanto por el tono como por la temática, recordaba a los inicios de la pandemia. Europa Press

“Grave”. Así describió ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una comparecencia en la Moncloa, la evolución de la pandemia del coronavirus en el país durante esta segunda ola de contagios, al tiempo que advirtió de que “los próximos meses serán duros, muy duros”, deslizando la posibilidad de tomar más medidas extraordinarias. En este sentido, dijo que “tenemos que evitar a toda costa un confinamiento domiciliario como el de primavera”, y planteó poner en práctica el contenido de la guía aprobada el jueves por el Consejo Interterritorial de Salud (compuesto por representantes del Ministerio y de las comunidades autónomas), que contempla semáforos con hasta cuatro niveles de alerta para las regiones, en cada uno de los cuales se especifican distintas restricciones sobre la movilidad, los aforos y las actividades no esenciales. Eso sí: para aplicar dichas limitaciones, previamente las administraciones autonómicas deberán formular su solicitud.

Varios fueron los territorios que, con posterioridad a la comparecencia de Sánchez, instaron al Ejecutivo central a declarar el estado de alarma, como herramienta que facilite la puesta en marcha de las acciones enmarcadas en el documento. Euskadi, Cataluña, Navarra, Comunitat Valenciana, Cantabria, La Rioja, Extremadura, Asturias y Melilla trasladaron su petición de decretarlo a la mayor brevedad, e incluso Inés Arrimadas afirmó que Ciudadanos votaría a favor de la propuesta cuando fuera sometido al balotaje del Congreso. Es por ello que desde Presidencia del Gobierno se emitió una orden a los distintos responsables de los ministerios, para que dejaran libres sus agendas del domingo, con vista a la celebración de un Consejo de Ministros a tal fin mañana mismo.

Sobre la afección del virus en España, Pedro Sánchez aludió al último dato conocido: un índice acumulado (IA), es decir, casos positivos detectados en las dos semanas anteriores, de 348, que contrastaría con los 25 que, aseguró, se traza el Ejecutivo como meta. “Tenemos mucho camino por recorrer”, declaró, al tiempo que puso de manifiesto que “para contener los contagios hay que reducir la movilidad y los contactos entre personas. No hay otra solución, no hay otra alternativa”. Aun así, quiso aclarar que “la situación no es comparable a la del 14 de marzo, cuando nos vimos obligados a un confinamiento domiciliario general”, si bien insistió en que la expansión de la enfermedad se sitúa en el ámbito social y doméstico, por lo que, considerando que viene una temporada -Navidad- en la que se tiene por costumbre realizar más encuentros en espacios cerrados, se han de cumplir los protocolos: “Hemos de conseguir detener la transmisión del virus sin detener la vida”. Según la información publicada ayer por el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, la nación europea más golpeada continuaría siendo República Checa, con un IA de 1.148,5, seguida de Bélgica (1.019,8) y Países Bajos (616,1).

En Canarias, Tenerife volvió a acaparar ayer el 80% (121) de los contagios identificados en la comunidad (151), y revalidó el semáforo rojo epidemiológico de la Consejería de Sanidad hasta el 6 de noviembre, tal como se esperaba, vista la progresión de la curva en la Isla. Y, aunque el Gobierno autonómico descartó recurrir al toque de queda para el Archipiélago en su conjunto, no se descarta que en los próximos días se pueda poner sobre la mesa la posibilidad de decretarlo en un territorio concreto, como puede ser la isla con mayor proporción de positivos. Y lo cierto es que no sería de extrañar que muy pronto comenzáramos a hablar, de nuevo, en términos de guerra, como en marzo.

TE PUEDE INTERESAR