SUCESOS

Intentar asesinar a Josep Mainat, creador de Operación Triunfo, mientras dormía

El productor es diabético. Su esposa urdió un plan para matarlo por haberla quitado de la herencia. Le inyectó insulina mientras dormía

Angela entró en el dormitorio pasada la medianoche, cuando su marido dormía. A sabiendas de que él es diabético, le administró varias dosis de insulina con la idea de acabar con su vida. Y aunque él se intentó resistir, no lo pudo evitar al estar profundamente dormido. Las inyecciones le provocaron una hipoglucemia que le llevaron al coma.

Así intentaron matar al productor catalán Josep Maria Mainat, exmiembro de La Trinca, fundador de Gestmusic y exmarido de Rosa María Sardá. Su actual esposa, Angela Dobrowolski, con la que tiene dos hijos de 4 y 8 años, fue la que intentó acabar con su vida la madrugada del 22 al 23 de junio, víspera de la fiesta de San Juan. Una noticia adelantada por La Vanguardia y que ha sido confirmada a EL ESPAÑOL por fuentes próximas al entorno del artista.

Las razones que llevaron a Angela Dobrowolski, alemana de 37 años pero de origen ruso, a intentar matar a su marido, fueron puramente económicas. Mainat la habría quitado del testamento y ella quiso vengarse quitándole la vida. Habían decidido poner fin a su matrimonio a principios de este año, aunque no habían llegado a separarse formalmente. No obstante, en el momento en el que el divorcio se hiciese efectivo, Dobrowolski se quedaría fuera de la herencia de forma automática. Ella se enteró revisándole el correo electrónico a su marido. Cuando descubrió la documentación del divorcio, decidió urdir un plan para matar a Mainat.

“Son vitaminas”

Los cónyuges ya no convivían en el mismo domicilio. La relación entre ambos, sin embargo, seguía siendo buena. El popular actor cómico iba a menudo a visitar a sus hijos (de 8 y 4 años) y a comer a la casa que ambos tenían en común en el barrio de Sant Gervasi, Barcelona. Fue en una de esas visitas, acontecida el 22 de junio por la noche, cuando ella intentó acometer el crimen. Aprovechó que él se fue a dormir después de la cena. La mujer, que está estudiando Medicina, preparó inyecciones de insulina y se las administró, asegurándole que eran suplementos vitamínicos. Él intentó quitársela de encima, pero estaba muy dormido y Angela pudo pincharle sin oposición.

Puedes leer aquí la información completa