Fútbol

Un CD Tenerife incapaz de ganar hace saltar todas las alarmas

El Lugo, con un jugador menos casi todo el partido, empata en el descuento (1-1) a un endeble equipo blanquiazul que no supo hacer valer el gol de Sol. El entrenador, Fran Fernández, muy cuestionado

El CD Tenerife no fue capaz de lograr la victoria en un partido que se le puso de cara desde el minuto 8. Más aún cuando Fran Sol anotó su primer gol de la temporada como jugador blanquiazul. Pero todo eso no fue suficiente para que los locales regalasen dos puntos en el minuto 94, minuto en el que empató el cuadro gallego, que siempre creyó en sus posibilidades y obtuvo un premio más que merecido. Con este resultado, Fran Fernández queda muy tocado y solo la proximidad del partido contra el Fuenlabrada hace pensar que su destitución no es inmediata.

Para poco sirvió todo el planteamiento del partido que hizo el entrenador del Lugo cuando su equipo perdió un efectivo al poco de arrancar el choque. Una dura entrada de Hugo Rama sobre Gio Zarfino en el minutos seis fue primero castigada con una cartulina amarilla, pero el VAR avisó al colegiado de la contienda para que fuera a revisar la acción en la pantalla. En el minuto 8, el trencilla Francisco José Hernández rectificó su primera determinación y expulsó con roja directa al jugador del Lugo. Se quedaba con uno menos el Lugo durante todo el partido.

A pesar de la superioridad numérica, el Tenerife no encontró el camino hacia la portería rival con claridad. Los blanquiazules apenas crearon ocasiones de peligro. Lo más destacado fue un balón de Moore que se marchó al exterior del área.

Fran Fernández no lo veía claro y decidió hacer el primer cambio del partido al poco de superarse la primera media hora de juego. Entró Shashoua y se retiró Kakabadze, rompiéndose así el doble lateral diestro, que había dejado de tener sentido desde que el Lugo se quedó con uno menos.

Sin embargo, el primer gol de los blanquiazules no llegó por mediación de una jugada colectiva. Fue Fran Sol el que creó de la nada la oportunidad que dio pie a adelantar a su equipo. El punta madrileño robó la cartera a la defensa visitante y se peleó con ella, para definir, desde fuera del área, con un pelotazo que no pudo repeler un Cantero que reculaba. Así Sol, por fin, marcó su primer gol con la camiseta blanquiazul.
La segunda parte arrancó con otro cambio en las filas del Tenerife. Se fue del campo Bruno Wilson, amonestado, y entró Alberto Jiménez. Hombre por hombre. Minuto 46.

La salida de los blanquiazules al campo no fue buena. Fue bastante contemplativa, como si se conformaran con ir por delante en el marcador y tener un jugador más en el campo. Pero ese conformismo podía conllevar peligro, ya que el 1-0 era demasiado corto.

Antes de retirarse del campo, Valentín Vada tuvo en el minuto 62 una grandísima ocasión para marcar. Shashoua vio bien la llegada de su compañero fuera del área y el disparo raso de Vada salió fuera por muy poco.

Después de eso, Fran Fernández hizo un doble cambio: se fueron Nono y Vada, para que entrasen Suso y Joselu. Minuto 69. De esta manera, Suso se fue a la derecha y Shashoua a la izquierda.

El conjunto lucense se vino arriba en los últimos minutos de partido. El Tenerife pagó muy caro su excesivo conformismo y sufrió para intentar retener el 1-0. Tampoco los mensajes que lanzaba Fran Fernández eran los más adecuados. El último cambio local fue el de Pomares por Shashoua, una modificación con el único objetivo de retener un pírrico gol.

Los nervios atenazaron al Tenerife en la recta final del encuentro y el Lugo embotelló a su rival en su campo. Los blanquiazules sufrieron hasta el último segundo y no fueron pocos los sustos que se llevó Ortolá. Por ejemplo cuando en el 88, un remate de Carrillo lo evitó el meta tinerfeñista.

Ese sería el aviso para un desastre que se veía venir y que llegó en el último minuto. Tras regalar varios saques de esquina y de banda próximos a la meta de un Ortolá que tampoco transmitía seguridad, llegó la jugada fatídica: balón colgado al área pequeña chicharrera, saltan dos defensas del Tenerife estorbándose y el despeje le queda a otros dos del Lugo. Juanpe no se lo pensó y disparó a la desesperada. El balón se introdujo en le meta tinerfeña tras chocar en el larguero.

Así se escribe lo que puede ser el inicio del fin de la era Fran Fernández. Solo la proximidad del partido contra el Fuenlabrada, parece que salva al técnico almeriense.

Fran Fernández: “No me importa mi destitución, me importa el equipo”

El entrenador del CD Tenerife, Fran Fernández, reconoció tener una gran “frustración” por no haber conseguido ganar ante el CD Lugo, puesto que “controlamos el partido” hasta el minuto ochenta, pero en el tramo final “recordaron problemas del pasado” y se “metieron solos atrás”. Eso sí, afirmó no temer por su puesto: “En cuanto a mi futuro no me preocupa, hago mi trabajo lo mejor posible, siempre he salido de momentos así y peores. Los resultados son los que mandan, hacemos lo que podemos”.

En la rueda de prensa posterior al encuentro ante el cuadro gallego en el Heliodoro Rodríguez López, el técnico almeriense admitió que tenían “tres puntos en la mano” y los han “dejado escapar”. “Nos hemos metido solos atrás y hemos vuelto a cometer errores”, recalcó Fran Fernández. “El equipo no merece esto, es un golpe más y hay que ser mentalmente fuertes”, dijo.

Reconoció que necesitaban ganar un partido para no jugar “con tanta tensión en determinados momentos”, mientras que aseguró que el domingo deben ganar “sí o sí” en la visita al Fuenlabrada.