política

Valbuena: “Tras la crisis sanitaria, las voces pidiendo acción climática serán más fuertes que hace un año”

El consejero autonómico de Transición Ecológica insiste en la necesidad de que Canarias, “más vulnerable que los territorios continentales frente a las consecuencias del cambio climático”, tome decisiones “rápidas” para evitar un futuro en el que la subida del nivel del mar o el aumento de los fenómenos meteorológicos adversos produzcan “desastres” que “no tengan marcha atrás”
"Que la ley de cambio climático sea aquella con más aportaciones por parte de la ciudadanía significa que a la sociedad canaria le preocupa este tema", aseguró Valbuena. FOTO: Sergio Méndez
"Que la ley de cambio climático sea aquella con más aportaciones por parte de la ciudadanía significa que a la sociedad canaria le preocupa este tema", aseguró Valbuena. FOTO: Sergio Méndez
“Que la Ley de Cambio Climático sea aquella con más aportaciones por parte de la ciudadanía significa que a la sociedad canaria le preocupa este tema”, aseguró Valbuena. FOTO: Sergio Méndez

La futura Ley de Cambio Climático que, en cuestión de semanas, será trasladada al consejo de Gobierno para su posterior tramitación parlamentaria, supondrá cambios en la vida de toda la sociedad canaria. Así lo afirmó el consejero autonómico de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, quien insiste en la necesidad de que Canarias, “más vulnerable que los territorios continentales frente a las consecuencias del cambio climático”, tome decisiones “rápidas” para evitar un futuro en el que la subida del nivel del mar o el aumento de los fenómenos meteorológicos adversos produzcan “desastres” que “no tengan marcha atrás”.

– En el Día Internacional contra el Cambio Climático, ¿cuál será la importancia de la Ley que se está fraguando en las Islas en esta materia?
“En ella están las grandes líneas que supondrán un antes y un después en Canarias, pues tiene como objetivo cambiar el rumbo del desarrollo en 180 grados para alinearnos de manera directa con las acciones que nos reclama la comunidad científica”.

Para el consejero, el plan de España para los fondos de la UE es una oportunidad para la adaptación ante el cambio de los distintos sectores económicos. FOTO: Sergio Méndez
Para el consejero, el plan de España para los fondos de la UE es una oportunidad para la adaptación ante el cambio climático de los distintos sectores económicos. FOTO: Sergio Méndez

– ¿Cómo será ese cambio?

“El cambio pasa por la reducción de los gases de efecto invernadero, es decir, por una economía libre de carbono, pero también se implementarán medidas de adaptación al cambio climático. Para ello, esta ley se sustenta en dos pilares: la Estrategia Canaria de Acción Climática, que ya estamos redactando, y la Estrategia Canaria de Transición Justa. Esto es fundamental, ya que la adaptación de la sociedad canaria no puede dejar a nadie en la carretera. Por tanto, es necesario que desde las Administraciones tendamos la mano a los distintos sectores implicados para que se puedan adaptar. A su vez, de la Estrategia Canaria de Acción Climática cuelgan dos planes: el Plan de Acción Climática y el Plan de Transición Energética, que se están redactando.

– ¿Estará esta norma a la altura de las exigencias en materia climática que han realizado durante los últimos años los organismos internacionales?

“La Ley de Cambio climático es una ley ambiciosa si la comparamos con otros textos legales a nivel autonómico y pondrá a Canarias a la vanguardia en materia de acción climática. Los territorios insulares somos más frágiles que los territorios continentales y por lo tanto, nuestro nivel de autoexigencia tiene que ser mayor. El propio Comité de Expertos (IPCC) de las Naciones Unidas ya pone una voz de alarma para los territorios insulares, que serán los primeros en sufrir las consecuencias del cambio climático, no solo de la subida de las mareas, sino también por los efectos de los fenómenos meteorológicos adversos. Esta fragilidad nos exige tener una ley mucho más exigente e ir más rápido que el resto de territorios, porque nos jugamos más. Las consecuencias negativas de lo que hagamos en el caso de Canarias pueden ser muy superiores a las que sufran en territorios continentales. Estamos hablando de que un desastre producido a consecuencia del cambio climático sencillamente no tiene marcha atrás”.

– ¿Cuándo está previsto que esta ley sea sometida a votación en el Parlamento?

“La Consejería ya la ha terminado de elaborar y está pendiente de poderse elevar al Consejo de Gobierno en las próximas semanas, una vez que el resto de consejerías hagan las matizaciones oportunas. Luego, el objetivo será meterla en tramitación parlamentaria en la primera mitad del 2021 y ahí dependerá de los 70 diputados y diputadas”.

– ¿Ha tanteado las posturas políticas de cara a la votación?

“Les trasladamos los borradores a los diputados en cuanto los tuvimos y yo pedí en el Parlamento que no retrasen la ley, que la dejen al margen de las peleas políticas. Si el Parlamento quiere, podrá aprobarse lo antes posible, e insisto en que será un hito porque nos situará a la vanguardia en materia de ordenación legislativa en acción climática”.

– ¿Cree que gozará de apoyo institucional?

“Sacar una ley en Canarias es muy complicado. Yo pido a todos los actores que vean la norma con luces muy largas, no a corto o medio plazo, que los alcaldes y presidentes insulares no piensen en cómo puede afectar a su mandato, sino que piensen en cómo esta ley va a minimizar los problemas que tengan que enfrentar las próximas generaciones y los alcaldes y presidentes de dentro de 30 años. A mí me preocupa que determinados dirigentes políticos no tengan esas luces. Algunos piensan que la preocupación por el cambio climático se ha apagado. Están equivocados. Lo que sucede es que la crisis sanitaria evidentemente ha tomado el protagonismo que tiene que tomar. Pero cuando termine la crisis sanitaria, las voces exigiendo a las administraciones cambios profundos van a ser más fuertes que las que teníamos hace un año”.

– Precisamente es una ley que interesa a numerosos colectivos sociales, ¿qué percepciones les han trasladado?

“Ya la hemos presentado a los colectivos y hemos trabajado con ellos. En el proceso de consulta pública previa esta es con diferencia la ley que ha recibido un mayor número de aportaciones. Estamos hablando de un volumen de aportaciones que es más de diez veces superior al del resto de leyes. Por tanto, existe una preocupación por parte de la ciudadanía canaria y eso nos alegra porque nos ayudó a enriquecer el proyecto de ley. Hubo aportaciones de todo tipo. E insisto, esta es una ley que va a tocar a todos y cada uno de los elementos de sociedad canaria, a las administraciones públicas, el sector privado… Absolutamente a todos. Por eso siempre decimos que va a ser la ley más importante que tendrá Canarias. Y una vez que se tome en consideración en el Consejo de Gobierno, habrá también un período de participación pública donde se podrán ver aquellos elementos que puedan ser mejorados y clarificar lo que pueda suscitar dudas”.

– ¿Cómo se ayudará a los distintos sectores económicos a transitar hacia el nuevo modelo que plantea esta norma?

“Vamos a articular en torno a esta ley un conjunto de ayudas de apoyo por parte de las administraciones públicas para acelerar ese proceso de adaptación. Además, ahora tenemos una oportunidad con el plan de recuperación que España ha presentado para los fondos de la Unión Europea. Y hay que señalar que muchos sectores ya tienen en su hoja de ruta lo que contempla esta norma, como es el caso del turismo”.

– La Ley de Cambio Climático es la primera de las normas en la que trabajan, pero hay otras…

“Existen otras leyes que son importantes, pero que tendrán que recoger los espíritus y principios presentes en la Ley de Cambio Climático. Estas son la Ley de Biodiversidad y Patrimonio Natural y la Ley de Economía Circular. Por último, estará también la reforma de la Ley del Suelo y los Espacios Naturales”. Ese es el ecosistema normativo en materia de Transición Ecológica que queremos tener listo de cara a 2022”.

– ¿En qué consistirá la Ley de Economía Circular?

“Será fundamental para Canarias, ya que los territorios insulares tenemos un problema serio con la gestión de nuestros residuos. De hecho, ya no se habla de residuos, sino que se va más allá del reciclaje y se engloba en un sector de la economía, creando actividades que eviten la generación de residuos. Y respecto a aquellos residuos que se tengan que generar, se busca convertirlos en una oportunidad. En línea con la estrategia europea de economía circular, hay que empezar a hablar de materias primas secundarias”.

Valbuena: "Debemos acotar los usos de los espacios naturales para proteger la biodiversidad”. FOTO: Sergio Méndez
Valbuena: “Debemos acotar los usos de los espacios naturales para proteger la biodiversidad”. FOTO: Sergio Méndez

– ¿Y la Ley de Biodiversidad y Patrimonio Natural?

“Cuando hablamos de acción climática y de lucha contra el cambio climático, el principal receptor de esas medidas es nuestra biodiversidad, nuestros recursos naturales y ecosistemas. Así que tenemos la obligación no sólo de proteger lo que tenemos, sino de recuperar aquello que se ha perdido. Hay que tener presente que Canarias es el punto del territorio nacional y uno de los puntos de la UE con más especies endémicas y eso hace que esta Ley de Biodiversidad y Patrimonio Natural cobre más importancia que en el resto de comunidades”.

– ¿Cómo se buscará la protección de la biodiversidad?

“Pues, en materia de biodiversidad y patrimonio natural, donde cada vez hay un mayor uso de nuestros espacios naturales, deberemos tener presente que esos usos tendremos que acotarlos. Existen dos premisas, la recuperación de especies endémicas y el mantenimiento del equilibrio que actualmente existe en Canarias”.

– La última de las normas que intentarán aprobar, la Ley del Suelo, ¿será la más compleja al generar más debate?

“Canarias ya no tiene un problema de cómo crecer, yo creo que ese debate toca a su fin y que no necesitamos consumir más territorio. Lo que necesitamos es proteger lo que tenemos y recuperar los espacios degradados, así que la Ley del Suelo deberá amoldarse a lo que emane de la ley Canaria de Cambio Climático, la ley de Biodiversidad y Patrimonio Natural y la ley de Economía Circular”.

TE RECOMENDAMOS