el jardin

Bélgica permite tener un ‘compañero de mimos’ durante el confinamiento

La medida busca hacer frente a los problemas de salud mentales que surgen por la soledad

Bélgica vive una segunda ola coronavirus y entre las nuevas medidas para el confinamiento y poder frenar la expansión del virus, ha insertado la figura del “knuffelcontact”, el ‘compañero de mimos o de abrazos’.

El primer ministro belga, Alexander De Croo, ha asegurado que se trata de una ayuda fundamental para mantener la salud mental de los confinados.

Croo explicaba así la medida: “Nuestro país está en estado de emergencia, en muchos hospitales las capacidades ya están sobrepasadas y para ello debemos revertir la curva. La única respuesta es proteger el sistema de salud y para ello debemos evitar en lo posible cualquier contacto físico. Sin embargo, hay una excepción: Cada miembro de la familia tiene derecho a un compañero de mimos”.

Las familias solo pueden invitar a una persona a casa a la vez. No se puede recibir otra visita domiciliaria. Pero hay una excepción: los que viven solos pueden invitar a otra persona además de su contacto de abrazos, pero no al mismo tiempo.

El Gobierno belga asegura que la soledad está asociada con la depresión. Además explica que, en algunos casos, haber salido de un período de confinamiento por Covid-19 deja una huella en la personalidad. En definitiva, el aislamiento es una condición antinatural que puede provocar enfermedades mentales.

TE RECOMENDAMOS