la laguna

El Cardonal recauda fondos para ayudar a Cheché y su hijo Brian

El primogénito de José León Barroso, con hidrocefalia, se somete este lunes a una primera operación para cambiar la válvula que tiene en el cerebro en un hospital privado de Barcelona
Cheché en su bar El Loro, en El Cardonal. / Fran Pallero

José León Barroso, Cheché, como le conocen todos en El Cardonal, vuela este domingo a Barcelona. Lo hace para reunirse con su mujer, Teresa, y su hijo, Brian, que este lunes tendrá que pasar por quirófano para cambiar la válvula que impide que la hidrocefalia que le acompaña desde que naciera hace 25 años le provoque más daños. Pero esa no es la única operación por la que tiene que pasar Brian. En unas semanas, si la intervención de este lunes va bien, se someterá a una segunda operación para extirpar el tumor que, desde hace años crece en el cerebro de este joven y que, a pesar de las revisiones a las que está sometido, no le detectaron hasta el pasado mes de octubre. Y ese es el motivo de que Cheché y su esposa hayan decidido irse a Barcelona, con un equipo médico en el que confían, aunque eso suponga tener que pagar de su bolsillo esta intervención. “Con dos años, en Barcelona, le colocaron una válvula en el cerebro, y volvió a Tenerife para la rehabilitación y sus revisiones. En todo este tiempo siempre le hemos pedido al cirujano de La Candelaria que lo atendía que le realizara una resonancia para comprobar que todo iba bien”. Cuenta Cheché que la respuesta siempre fue negativa. Cuando Brian empezó a perder audición, lo derivaron al otorrino. “Fue este médico el que decidió hacerle la resonancia a mi hijo”, explica.

Fue tras esa prueba, hace poco más de un mes, cuando se detectó el tumor que afecta a Brian tras su oído izquierdo, así como que la válvula había dejado de funcionar. El cirujano, según Cheché, confirmó lo que les había dicho el otorrino. “Le estaba aumentando la presión intracraneal, y había que intervenirlo con urgencia”, cuenta su padre. En cuanto al tumor, “le confirmó a mi mujer que es un tipo de tumor que crece muy len tamente a lo largo de los años, y que, de haberlo detectado antes, quizás no habría ni que intervenirlo, pero que ahora había que operarlo”. “Mi mujer no daba crédito a lo que le estaba diciendo, ella llevaba años pidiendo que le hicieron una resonancia. Si se la hubieran hecho Brian no estaría ahora como está”, sostiene.

José León con su familia al completo. / DA

La respuesta a la pregunta de por qué entonces Brian está ahora en Barcelona en un hospital privado y no en La Candelaria, es la de un padre sobrepasado por la desconfianza. “Cómo vamos a poner la vida de nuestro hijo en las manos de alguien que, durante años no se molestó en hacerle un simple resonancia a Brian”. Al salir de la consulta intentaron contactar con el equipo médico que hace más de 20 años colocó la válvula a su hijo. “Como es lógico ya se habían jubilado, pero nos pusieron en contacto con otro equipo que es el que nos dio la alternativa de operarlo este mismo mes”. Para ello, Cheché necesita 35.000 euros y por eso, sus vecinos, clientes y amigos, han iniciado una campaña para recaudar fondos que lo ayuden. Ya ha tenido que adelantar 8.000 euros para la operación del lunes.

La farmacia de El Cardonal inició la recaudación poniendo una pequeña hucha y les hizo el cartel con el número de cuenta en el que todo aquel que quiera colaborar puede ingresar la cantidad que puedan: ES4401820774390201627503. Cheché cuenta su historia desde una de las mesas de su bar, El Loro, justo al lado de la farmacia. “Estaba cerrado pero lo he vuelto a abrir para ayudar con los ingresos”. Confiesa que, a sus 64 años, no esperaba tener que seguir trabajando.

TE RECOMENDAMOS