Internacional

El Frente Polisario “declara la guerra” tras la ruptura del alto el fuego por parte de Marruecos

El informe del “primer parte de guerra en el Sáhara Occidental” subraya que “en los ataques saharauis se han reportado bajas mortales en las filas del enemigo y considerables pérdidas materiales”

Un lanzacohetes de la RASD en plena acción, en imagen difundida por la prensa saharaui. Ecsaharaui.com
Un lanzacohetes de la RASD en plena acción, en imagen difundida por la prensa saharaui. Ecsaharaui.com

DA/EP

El Frente Polisario aseguró ayer que ha disparado contra cuatro bases y dos puntos de vigilancia marroquíes situados en el muro de separación construido en el desierto después del ataque de las fuerzas de Marruecos en el paso fronterizo de El Guerguerat, algo que entienden como una violación del acuerdo de alto el fuego firmado por ambas partes y, por tanto, un acto “cobarde” ante el que “declara la guerra”.

“Los valerosos combatientes del Ejercito Nacional han dado duros golpes al ejercito marroquí, atrincherado en el muro de ocupación que divide el territorio nacional”, informó el Polisario. En este sentido, han detallado que la ofensiva “ha bombardeado” la base marroquí número 23 (Mahbes), número 4 (Hauza), número 17 (Auserd), número 17 y 18, así como el puesto de vigilancia número 71 y el 172. El informe de lo que han considerado “el primer parte de guerra en el Sáhara Occidental” también ha subrayado que “en los ataques saharauis se han reportado bajas mortales en las filas del enemigo y considerables pérdidas materiales”, algo sobre lo que Marruecos no se ha pronunciado.

El Polisario también ha considerado que “con el ataque a civiles saharauis en El Garguerat, Marruecos ha socavado seriamente no solo el alto el fuego y los acuerdos militares relacionados, sino también cualquier oportunidad para una solución pacífica y duradera al problema de la descolonización en el Sáhara Occidental”.

Estos hechos se producen después de que las Fuerzas Armadas de Marruecos se desplegaran el pasado viernes en la zona de El Guerguerat, fronteriza con Mauritania, para garantizar la libre circulación tras semanas de bloqueo por parte de activistas saharauis y de “provocaciones” atribuidas desde Rabat al Frente Polisario. El Ejército marroquí ha destacado que la acción “no es ofensiva ni tiene intención bélica”, así como ha asegurado que ha evitado “todo contacto con personas civiles y recurrir a las armas salvo en caso de legítima defensa”.

En un comunicado emitido por el Ministerio de Defensa de Marruecos y recogido por la agencia MAP, ha señalado que “esta operación, destinada a poner fin definitivamente a la inaceptable conducta del Polisario, viene después de agotar todas las posibilidades de una solución diplomática a través de los buenos oficios de las Naciones Unidas”.

Sin embargo, Marruecos ha dado sobrados signos de su renovado expansionismo en la zona, como por ejemplo la aprobación de leyes internas para anexionarse las aguas que corresponden al Sáhara Occidental y a Canarias, y que se han trasladado a una organización internacional como la FAO.

En el trasfondo también se encuentra la disputa por los derechos sobre montes submarinos como Tropic, a pesar de la evidencia científica de su identificación geológica con Canarias.

Podemos Canarias

Podemos Canarias ha mostrado su repulsa y rechazo a la acción militar que el Ejército de Marruecos lleva a cabo en la zona de El Guerguerat contra la población civil saharaui que protestaba contra el despliegue de un contingente de la Gendarmería Real marroquí vestidos como civiles, así como la presencia en la zona de altos mandos militares del reino alauita, lo que supone “un grave incumplimiento del alto el fuego” suscrito en 1991.

La formación morada en las islas asegura que a las protestas pacíficas, el Ejército “ha contestado atacando y la Unión Europea no puede seguir ignorando uno de los conflictos más prolongados y dolorosos situado frente a sus puertas”.

Podemos Canarias ha indicado que las protestas en El Guerguerat “se deben al incumplimiento del Derecho Internacional por parte de Marruecos, que continúa ocupando ilegalmente un territorio que no le pertenece debido a la pasividad de las Naciones Unidas (ONU) lo que ha provocado el desaliento del pueblo saharaui”.

Recuerda que El Guerguerat, como sucede con el resto del Sáhara Occidental, “no pertenece legalmente a Marruecos y que ni siquiera el reino alauita lo asume como suyo, puesto que según los acuerdos militares a los que llegaron ambas partes la región se encuentra en la llamada ‘zona de separación'”.

Podemos Canarias considera, igual que el Frente Polisario, que Marruecos “no sólo viola el acuerdo del alto al fuego que entró en vigor el 6 de septiembre de 1991 con el que se ponía fin a 16 años de guerra, sino también el Acuerdo Militar número 1 suscrito entre el Frente Polisario y la MINURSO (Misión de la ONU para el Referéndum en el Sáhara Occidental) en diciembre de 1997 y entre Marruecos y la MINURSO en enero de 1998”.

Según la formación morada, “el ataque militar contra la población saharaui es el último episodio de la violación sistemática de la legislación internacional por parte de Marruecos y la constatación de que tanto España como la Unión Europea y Naciones Unidas han preferido dejar enquistado un conflicto y abandonar a todo un pueblo”.

Por ello, considera que “tanto España, como última potencia colonizadora y por lo tanto responsable de que se cumpla el derecho internacional, como la UE deben condenar la nueva acción militar marroquí contra la población civil saharaui y mediar para asegurar que la Minurso ejecute el mandato primordial para el que fue creada: la celebración de un referéndum libre y justo en el que el pueblo del Sahara Occidental ejerza de manera libre y democrática su derecho a la autodeterminación y a la independencia y se acabe con la descolonización de la última colonia de Africa”.