economia

Continúan las cancelaciones de vuelos entre Canarias y Reino Unido: ahora le toca a EasyJet

El presidente de Ashotel afirma que los empresarios no pueden estar en una montaña rusa permanente y dice que, pese al confinamiento, los británicos podrían venir “testados”
Imagen de archivo de un avión de EasyJet. | REUTERS

 

Easyjet también ha cancelado sus vuelos programados entre el aeropuerto de Glasgow y las Islas Canarias, en concreto, Tenerife y Gran Canaria, en respuesta al bloqueo del coronavirus en Inglaterra. No es la primera compañía que los cancela, pues ya lo han anunciado TUI y Jet2. La aerolínea opera vuelos desde Glasgow a Tenerife y Gran Canaria, sin embargo, los próximos disponibles no son hasta el 4 de diciembre, fecha en la que Reino Unido pretende volver a la normalidad. La compañía ya ha informado a los turistas escoceses que sus viajes han sido cancelados y que pueden cambiarlos a una fecha posterior. También tienen derecho a un vale o reembolso.

A pesar de estos auncios, la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel) pidió ayer al Gobierno de España que firme ya los corredores turísticos y acuerdos bilaterales con los principales países emisores de turistas a Canarias para fijar las bases de viajes seguros.

Tras el anuncio de este fin de semana de Reino Unido, que confinará a su población durante un mes a partir de anoche, el presidente de Ashotel, Jorge Marichal, asegura que “no hay razones objetivas para que un británico no pueda salir de su país testeado y regrese también con una prueba negativa”.

“En el turismo creemos que hay fórmulas para viajar de forma segura, solo es necesario que las pongamos en marcha”, apuntó Marichal. Ashotel entiende que la apuesta de Canarias por protegerse con el decreto recientemente aprobado por su Gobierno, en el que se exige una prueba negativa a todo aquel turista que quiera alojarse en un establecimiento reglado, es positiva y sitúa a las Islas como ejemplo para el resto del Estado. Sin embargo, la medida queda incompleta, ya que no se testea a todo aquel viajero, se aloje o no en un establecimiento turístico. Para Marichal, las restricciones serán especialmente negativas para zonas como Canarias, donde “el invierno es la temporada alta”. “Esto va a suponer que se vayan al traste las esperanzas que había puestas en la temporada de invierno en Canarias. Se van a parar esas aperturas programadas por parte de los hoteleros y eso va a ser un fuerte golpe para la generación de empleo en las Islas”, manifestó.

 

TE RECOMENDAMOS