santa cruz

Santa Cruz revisa con los vecinos la reubicación de contenedores

El análisis preliminar realizado por Servicios Públicos muestra que las incidencias relacionadas con el cambio en las ubicaciones de los depósitos afecta al 11% del total
ordenanza-de-residuos-de-Santa-Cruz
El Cambio de contenedores en Santa Cruz se inició en mayo. / S. M.
El Cambio de contenedores en Santa Cruz se inició en mayo. / S. M.

La llegada de la nueva concesionaria de limpieza a la capital llevó aparejada una nueva política en cuanto a la ubicación de los contenedores. Aprovechando la incorporación de nuevos depósitos para la basura, la empresa decidió colocarlos en islas, para facilitar la recogida de una sola vez y no tener que hacer varias paradas en una misma calle. Eso ha supuesto que algunos vecinos hayan expresado su amarga queja por los inconvenientes de esta práctica en algunos puntos de la ciudad. “En mi calle, una señora de 85 años, tiene que caminar más de 500 metros para dejar la basura, cuando antes tenía el contenedor a pocos metros”, explicaba a DIARIO DE AVISOS un vecino del barrio de Salamanca. El Ayuntamiento de Santa Cruz se comprometió a solucionar este problema y desde el pasado mes de octubre está revisando, junto a la concesionaria, las ubicaciones distrito a distrito, para ver qué contenedores se pueden mover de nuevo.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, confirmó a DIARIO DE AVISOS, que en el estudio preliminar realizado, las quejas por este cambio afectan al 11% de los contenedores. “Lo que pasa es que es que son las incidencias que tienen mucho impacto, porque si ponen un contenedor 150 metros más allá de donde los has tenido toda la vida, para una persona mayor por ejemplo, es un mundo”, admitía el regidor municipal.

A juicio de Bermúdez, este problema obedece a un “error de comunicación” entre la concesionaria y el anterior equipo de Gobierno, que fue el que autorizó los cambios. “Con la distribución de los nuevos contenedores por todo Santa Cruz se dejó hacer a la empresa sin consultar previamente al Ayuntamiento”.

“No se tuvo en cuenta -continuó el alcalde- la edad de la población, las orografías, los aparcamientos, muchos aspectos que son importantes a la hora de colocar los contenedores. Es más, la distribución la hizo un programa informático”.

Por su parte, el edil de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra, apuntó que se está haciendo un trabajo diario para ver qué contenedores son reubicables. “Lo importante es conocer la evolución del número de incidencias y creo que a finales de mes ya tendremos las cifras del trabajo realizado”, apuntó el concejal.

En cuanto a las quejas derivadas de la falta de limpieza, tanto el alcalde como el concejal de Servicios Públicos, han defendido en distintas ocasiones que la nueva concesionaria irá ajustando los procesos a medida que vaya recibiendo la nueva maquinaria. En cualquier caso, desde Servicios Públicos ya se han empezado a aplicar las penalizaciones que vienen recogidas en el contrato, relativas a los estándares de calidad, y que tanta polémica generó en la adjudicación a Valoriza. Según los datos de Servicios Públicos, se han generado unas penalizaciones en torno a los 4.000 y 5.000 euros, gracias al control que los inspectores hacen del servicio.

TE PUEDE INTERESAR