cultura

Artizar evoca el arte insular en un tránsito por dos siglos

La galería de la calle de San Agustín, en La Laguna, muestra hasta el 6 de marzo 'Canarias 19·20', una exposición que reúne una treintena de obras de 22 creadores
Biombo de Lola Massieu. / DA

Un recorrido por la creación artística que se ha desarrollado en las Islas desde mediados del siglo XIX hasta la década de los 80 del XX. La galería Artizar muestra hasta el 6 de marzo en su sede de la calle de San Agustín, en La Laguna, Canarias 19·20, un proyecto que en buena medida ha sido concebido como una “invitación a la memoria”.

A través de las obras de 22 artistas representativos de las diversas épocas, la galería plantea al visitante un tránsito que, según se destaca en el texto que acompaña a la exposición, “no debería ser pasivo”, pues conlleva “un cierto ejercicio de reconstrucción, donde los vínculos posibles o imposibles, esenciales o anecdóticos, visibles o invisibles que alumbramos” constituyen la “sustancia y alimento de nuestra experiencia”.

‘Cosmoarte’ (1969), Pedro González. / DA

Frasco Pinto, uno de los responsables de Artizar, detalla en una charla con este periódico que el itinerario que traza Canarias 19·20 comienza en la primera sala de la galería, la más pequeña, con obras de artistas del siglo XIX. Desde Alejandro Ossuna Saviñón a Juan Botas Ghirlanda, del que se muestran una pintura y un dibujo prácticamente inéditos. “De sus dibujos solo se conservan tres y uno de ellos es el que está aquí, un boceto muy suelto, muy ligero. Botas Ghirlanda murió muy joven de tuberculosis y en aquella época, 1917, se acostumbraba a quemar todas las pertenencias de quien fallecía por esta enfermedad, así que desaparecieron muchas de sus creaciones”.

‘Lagunas Pontinas’ (1905), Juan Botas. / DA

En la misma sala se hallan dos “obras estupendas” de Nicolás Alfaro, dos paisajes de Cataluña, y un Valentín Sanz de la primera época, un paisaje del Monte de las Mercedes.

LOLA MASSIEU

La sala principal de Artizar, dedicada al siglo XX, se ha dividido en dos partes. En la primera hay obras de artistas más clásicos: Bonnín, Martín González, Miró Mainou, Guezala, José Aguiar o Nicolás Massieu y Matos. El elemento que la separa (y, visto de otro modo, la conecta) del espacio dedicado a creadores más contemporáneos es un biombo de cuatro paneles, pintados por ambas caras por Lola Massieu. “Esos ocho cuadros del biombo -subraya Frasco Pinto- son una de las mejores obras de la exposición”.

‘Composición vertical 105’ (1962), Felo Monzón. / DA

En este segundo apartado pueden encontrarse trabajos artísticos de Pedro González, Maribel Nazco, la propia Lola Massieu, Cristino de Vera, Plácido Fleitas -“con dos dibujos preciosos hechos a sanguina”-, Juan Ismael, una escultura de Martín Chirino o un retrato de Ventura Doreste firmado por Manolo Millares. Junto a todos estos artistas, este singular recorrido por la memoria del arte en las Islas al que nos invita Canarias 19·20 se completa con piezas de María Belén Morales, Vicki Penfold, Felo Monzón y César Manrique.

TE RECOMENDAMOS