la palma

Polémica en La Palma por vacunarse la consejera insular de Sanidad

Machín (PSOE) fue incluida en el listado de empleados del Hospital de Dolores, donde tiene su despacho; la incorporó el director médico del centro, dado que no estaba inicialmente
La consejera de Sanidad, Educación y Artesanía del Cabildo de La Palma y el comprobante de la vacuna que dio a conocer a través de redes sociales | DA

A las 08.44 horas del día 7, en el brazo derecho, se inoculaba la primera dosis de la vacuna de Pfizer la consejera insular de Sanidad de La Palma, la socialista Susana Machín. Así se desprende de una publicación que lanzó en su perfil de Instagram, que acompañaba con el eslogan #YoSíMeVacuno, que tanto se ha popularizado en redes sociales entre los primeros receptores del remedio contra el coronavirus.

La responsable política se inyectaba el antídoto frente a la COVID-19 al figurar en el listado de personal del Hospital de Dolores, centro dependiente del Cabildo y en el que ella dispone de un despacho que, de acuerdo con la propia Administración, es el que emplea habitualmente para el desarrollo de sus labores, estando en contacto con personal y usuarios del referido complejo sociosanitario. Así lo haría constar en un informe el director médico del recinto, quien incorporaría a Machín a la lista, según informó la Consejería de Sanidad regional, aludiendo a criterios estrictamente sanitarios.

No obstante, ayer en la Isla no se hablaba de otra cosa. Los escandalosos casos de representantes públicos que se habían saltado el orden estipulado para la campaña de vacunación hacían prever que se podía trata de un caso similar. De hecho, en la misma jornada dimitía el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), Miguel Ángel Villarroya, precisamente por, al parecer, haber sorteado el cauce protocolario establecido.

En las tertulias y en los cafés, se comentaban las diferencias y similitudes de las situaciones del Jemad y la consejera palmera. Mientras, varios compañeros de filas de la socialista manifestaban su apoyo al trabajo que ha realizado hasta la fecha, dando a entender que puede ser categorizada entre los trabajadores de primera línea de fuego en la guerra contra la enfermedad. Entre otros, lo hacía su homólogo de Infraestructuras, Borja Perdomo, quien ponía de relieve que “tienes mi apoyo incondicional ante todas esas noticias que han intentado tergiversar la información”, haciendo alusión a los titulares publicados por dos cabeceras del Archipiélago.

En la bancada de la otra parte del Gobierno insular, el PP, reinaba el silencio. Más allá de algunos likes a esas publicaciones, ninguno se aventuró a enviar un mensaje público de respaldo. Aunque el Cabildo sí que se posicionaba: “Se quiere aclarar a la opinión pública que la responsable del Área recibió la vacuna de la COVID-19 al estar incluida en la relación de pacientes y profesionales del Hospital de Dolores realizada por el equipo directivo para la vacunación”, detallaban en escrito. Es más, hacían referencia a otros miembros de la plantilla que fueron incorporados a la misma: “Cocina, limpieza, mantenimiento, lavandería, administrativo y a la consejera porque trabaja a diario en estas instalaciones y mantiene contacto con los trabajadores, pacientes y sus familiares”.

Por tanto, vista la argumentación, no se vislumbra en el horizonte ni una disculpa ni una dimisión, teniendo en cuenta ese trato cercano con los empleados sociosanitarios y los propios usuarios, misma razón por la que se vacunaría el director del Área de Salud, Kilian Sánchez, el día 10. De hecho, tampoco la oposición (CC) se ha pronunciado, por lo que es de esperar que, salvo directrices de partido, todo quede en una anécdota.

TE RECOMENDAMOS