Sanidad

¿Qué cambiará en Tenerife si pasa al nivel 2 de alerta?

Lluis Serra Majem adelantó que mañana el Gobierno de Canarias podría rebajar las restricciones en Tenerife, que entrarían en vigor el próximo lunes

El respeto al virus deja en algunas zonas de Santa Cruz dejan imágenes de vacío 'atípico' para estas fechas navideñas. SERGIO MÉNDEZ
El respeto al virus deja en algunas zonas de Santa Cruz dejan imágenes de vacío ‘atípico’ para las pasadas fechas navideñas. SERGIO MÉNDEZ

Los contagios diarios registrados en Tenerife, 77 entre el martes y el miércoles, reflejan que la Isla está logrando contener el avance de la pandemia en la última semana.

Esta mejora de la situación epidemiológica no ha pasado desapercibida para las autoridades sanitarias a nivel regional, que ya valoran ‘suavizar’ las restricciones específicas establecidas para la Isla.

De hecho, el portavoz del Comité de Expertos que asesora al Gobierno de Canarias, Lluis Serra Majem, adelantó que mañana el Gobierno de Canarias podría rebajar al nivel 2 (naranja) las restricciones en Tenerife, medidas que entrarían en vigor el próximo lunes.

¿Qué cambiará?

De acuerdo con lo establecido en el documento de medidas preventivas para territorios en Canarias, si Tenerife pasa el próximo lunes al nivel 2 de alerta, entre otras cuestiones, el toque de queda se retrasará a las 23.00 horas; se retirará la restricción de entrada y salida en la Isla, y se permitirá el servicio en las zonas interiores, posiblemente con limitación de aforo, en los establecimientos de hostelería, restauración, terrazas, bares y cafeterías respetando la distancia de seguridad y el número máximo de cuatro comensales por mesa.

Por otro lado, se permitirá la práctica de actividades deportivas colectivas en interior o exterior, siempre que no se superen las cuatro personas incluido el monitor; se reanudarán las visitas en centros hospitalarios y de atención sociosanitaria, que, eso sí, deberán ser supervisadas por el personal de los centros; los residentes de centros y residencias de mayores podrán retomar las salidas y las visitas externas, y se limitarán las reuniones de grupos de personas a un máximo de cuatro en espacios públicos y privados, salvo convivientes.