Cultura

Beatriz Pérez: “El trabajo y la perseverancia han hecho que se cumplan sueños que al principio ni nos planteábamos”

La banda grancanaria Última Llave acaba de publicar el sencillo '13 de febrero', en el que el pop clásico se reviste de una estética sonora fresca y actual

La banda grancanaria ‘Última Llave’ acaba de estrenar el tema ’13 de febrero’. / DA

La banda grancanaria Última Llave se encuentra de estreno. El proyecto musical de Adrián Marrero (guitarra), Gabri Calderín (guitarra), Javi Ramírez (batería) y Beatriz Pérez (voz) acaba de publicar 13 de febrero, un nuevo tema de autoría propia -gestado antes, durante y después del confinamiento- que viene a confirmar la calidad de una propuesta en la que el pop de toda la vida se viste con nuevos ropajes que le sientan muy bien. En un tiempo complejo para todos, el grupo surgido en el Archipiélago no deja atrás la energía ni la frescura que conforman su personalidad y promete volver muy pronto a la carretera para compartir su música. Con Beatriz Pérez mantuvo DIARIO DE AVISOS esta conversación.

-Presentan un nuevo tema, 13 de febrero. Es una canción que ha sido descrita como una mezcla de pop clásico y actual. ¿Pero cómo la definirían ustedes?
“Esa descripción es bastante acertada. Siempre nos hemos movido dentro del pop, pero es cierto que últimamente apostamos por un sonido diferente. Vestimos las canciones con una estética sonora más actual, más fresca. El mensaje de 13 de febrero viene a ser un grito de liberación. Trasmite la idea de que cuando no te quieren o no te quieren bien has de poner tu amor propio por encima y decir hasta aquí, ya basta. Es una canción que trasmite un mensaje positivo y la música lo acompaña. Al escucharla te dan ganas de bailar. Aunque pueda parecer que 13 de febrero es una especie de reproche, realmente posee muy buena vibra”.

-¿Cuál es el proceso que siguen, cómo se organizan, desde que surge la idea para un nuevo tema hasta que lo presentan sobre un escenario?
“Es un proceso bastante largo. Más de lo que se pudiera pensar. Esta canción en concreto la empezamos a componer en 2019, cuando volvimos de Madrid, después de trabajar con el productor Manu Chalud en nuestro single anterior. Volvimos a Las Palmas y comenzamos a componer 13 de febrero. Aunque luego la dejamos medio apartada porque los conciertos ocupaban gran parte de nuestro tiempo. Sin embargo, como 2020 nos dejó sin conciertos, sin gira y sin nada, tuvimos tiempo para terminar muchos de los proyectos que teníamos inacabados. De hecho, terminamos de componer este tema cada uno desde su casa, a través de Zoom, pues en ese entonces aún estábamos confinados. Solo cuando las cosas fueron mejorando y hubo menos restricciones pudimos ya ponernos a trabajar en la grabación y producción”.

“13 de febrero’ transmite el mensaje de que cuando no te quieren bien debes decir hasta aquí, ya basta”

-¿Son muy distintas las referencias musicales de cada uno de los miembros del grupo o, más o menos, comparten las mismas?
“Creo que no podríamos ser más diferentes. Yo escucho de todo. En la radio de mi casa no paraban de sonar Queen, Michael Jackson, Whitney Houston o Beyoncé, que me encanta… Mis influencias son muy diversas porque prácticamente me gusta todo tipo de música. Pero a Adrián Marrero, que es uno de los guitarristas, le gusta el country, Bruce Springsteen, Elvis Presley… Gabri Calderín, también guitarrista, prefiere el jazz y el rollo funky, otra cosa completamente distinta, mientras que Javi Ramírez, el batería, es muy de balada romántica y de canciones latinas”.

-Poseen ya cerca de siete años de trayectoria en común. ¿Cómo definirían el camino recorrido hasta ahora?
“Ha sido muy bonito. Hemos tenido momentos de todo tipo: tanto algunos para echarse a llorar como otros para no dejar de saltar de alegría. Pero yo no cambiaría nada de todo lo que hemos vivido. Han sido unos años en los que hemos estado avanzando pasito a pasito a través de un trabajo muy constante, lento pero seguro. Y creo que no nos ha ido nada mal. Todas las cosas que hemos conseguido han sido por nuestros propios méritos, por nuestro trabajo y por ser pesados, porque somos muy pesados, muy perseverantes. Esto nos ha llevado a cumplir sueños que al comienzo no nos podíamos ni plantear: estar en todos los festivales importantes que se celebran en el Archipiélago, afrontar una gira con más de 100 conciertos, ser números uno en la lista de los 40 Principales Canarias…”.

-¿Cuáles son los próximos retos que afrontan o, al menos, por dónde les gustaría que transcurriese el futuro más cercano de Última Llave?
“En cada ocasión nos marcamos pequeños objetivos, que para nosotros son muy importantes, que podamos cumplir. A la meta nunca vamos a llegar, porque siempre queremos ir a más, pero, básicamente, todo se resume en seguir abriéndonos camino. Creo que en Canarias ya hemos logrado hacernos un hueco, un nombre, y lo siguiente es intentar dar el salto a la Península. Eso es un reto que creo que tenemos en mente todos los que soñamos con desarrollar una carrera en la música. A partir de ahí, por continuar soñando que no quede, nos gustaría ir a Sudamérica o a donde sea”.

“Ahora las cosas se proyectan casi de una semana para otra, pero nos gustaría actuar pronto en Tenerife”

-Al margen de ese parón en la gira y de culminar 13 de febrero, ¿cómo han vivido en el grupo este tiempo de pandemia, confinamiento y restricciones?
“Fue un jarro de agua fría, porque en 2020 prácticamente estábamos comenzando la gira. Nuestro último concierto fue en el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, en el Parque de Santa Catalina. Actuamos ante 10.000 personas y fue un final maravilloso, aunque, claro, en ese momento ninguno pensaba que era nuestra última actuación. Teníamos el año planificado, lleno de conciertos y festivales, pero todo se nos vino abajo. En esos momentos te preocupas mucho, es lógico, porque no sabes cómo evolucionará la situación, ni cuánto va a durar. Y a día de hoy seguimos sin saberlo. Ha sido muy duro. El lanzamiento de nuestro anterior single lo teníamos previsto para principios de 2020, pero en medio del rodaje del videoclip nos pilló la pandemia y tuvimos que posponerlo hasta final de año. Es decir, todo se nos ha trastocado, como le ha ocurrido a todo el mundo. Pero, bueno, siempre me quedo con lo positivo y esta situación nos ha dado la oportunidad de crear un montón de temas que igual de otra manera su composición se hubiese dilatado mucho más en el tiempo. A lo mejor esta misma canción, 13 de febrero, aún no la tendríamos terminada, porque estaríamos muy ocupados en giras y en otras cosas. Hemos tenido que adaptarnos, al igual que el resto de la gente, y vamos a ver por dónde nos lleva la vida ahora”.

-La industria musical ha vivido una profunda transformación en las últimas décadas, en la que lo digital se ha impuesto. ¿Sacar un disco en formato físico es un objetivo o prefieren seguir publicando temas poco a poco y difundirlos en las redes?
“El objetivo es ir publicando single a single. La industria ha cambiado mucho, cierto, pero esto no hay por qué verlo como negativo. Algo maravilloso de Internet es que el proceso que va entre que tú compones un tema y esa canción la escucha el público es mucho más inmediato. De manera que esa es nuestra idea ahora mismo, pero sí que tenemos pensado hacer un disco en algún momento. Lo que no sé es si será en formato físico o solo digital. Nuestro anterior álbum, Buen Viaje, fue una experiencia muy bonita, pero también creo que debemos estar siempre muy atentos y adaptarnos a las circunstancias”.

-Pese a estos tiempos tan complejos, ¿tienen ya prevista alguna gira por las Islas? ¿Podremos verles actuar pronto en Tenerife?
“Nos encantaría. Tenemos algunos proyectos en ese sentido, pero aún no podemos adelantar nada. En medio de esta situación que estamos viviendo, las cosas se planifican prácticamente de una semana para otra. Ojalá que todo lo que tenemos planeado pueda salir adelante y, en ese sentido, sí que hay ya varias fechas de actuaciones por las Islas, pero no podemos aventurarnos”.