Cultura

Dulce Xerach publica su nuevo libro: ‘Arquitectura con Derecho(s)’

El volumen, que se presenta este miércoles, a partir de las 17.00 horas, de forma ‘online’, es la segunda entrega de la colección ‘Sin Prejuicios’, que edita la Fundación Arquia

Dulce Xerach es abogada y doctora en Arquitectura. / DA

Dulce Xerach presenta este miércoles, 24 de febrero, su libro Arquitectura con Derecho(s), un volumen que forma parte de la colección Sin Prejuicios de la Fundación Arquia. La obra se sitúa en el epicentro del debate más actual de la arquitectura, justo cuando el Ministerio de Fomento prepara una ley y muchas comunidades autónomas revisan los textos existentes o proponen nuevos. La presentación de la colección de libros de bolsillo Sin Prejuicios será online y comenzará a las 17.00 (hora canaria).

Además de Dulce Xerach Pérez, que es abogada y doctora en Arquitectura, así como CEO del estudio Menis Arquitectos, el acto contará con las intervenciones de Sol Candela Alcover, arquitecta, directora de la Fundación Arquia; Purificación Pujol Capilla, abogada, patrona de la fundación; Arturo Franco Díaz, doctor en Arquitectura, profesor de Proyectos Arquitectónicos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (Etsam-UPM) y autor del primer libro de la colección Sin Prejuicios; Josep Ferrando Bramona, arquitecto, director de la Escuela de Arquitectura de La Salle (URL) y vocal de Cultura en el Colegio de Arquitectos de Cataluña, y Magüi González García, arquitecta y profesora del Departamento de Proyectos Arquitectónicos de la Ulpgc.

La presentación podrá seguirse desde la plataforma digital Espacio Fundación Arquia, EspacioFQ.com, y también por el canal de YouTube de la fundación: https://www.youtube.com/channel/UC736n8ZDwvIAfC4fpGKgbWA. Arquia Banca, la antigua Caja de Arquitectos, compró recientemente la Caja Abogados y fue entonces cuando la fundación decidió hacer una colección que mezclara ambas disciplinas, encontrándose con que no hay muchos abogados que sean a la vez arquitectos o doctores en Arquitectura, como Dulce Xerach. De esta coincidencia surgió el encargo del libro.

COMPARTIR CONOCIMIENTO

Tal y como explica Dulce Xerach, “las ideas no surgen de la nada, se comparten, se mezclan, se mejoran (a veces se empeoran) e incluso, en ocasiones, se roban”. “La originalidad de este libro, que pueda ser o no inédito -señala-, no tiene nada que ver con las ideas que expone, pues todas son ampliamente conocidas, sino en cómo las mezclamos y en quién las mezcla: una abogada que decidió ser doctora en Arquitectura porque se enamoró de esa disciplina. Eso es lo único inédito: cómo una abogada, con ciertos conocimientos de arquitectura, la interpreta y defiende su calidad creyendo en la necesidad de formar equipos multidisciplinares, pues sin ellos, sin el conocimiento compartido, no vamos a llegar al futuro deseado ni a ayudar a la sociedad a resolver y superar los problemas que tiene ahora, en este momento histórico, y en los que le seguirán”.

“Algunos edificios se han pensado muchísimo más que algunas leyes, que, por lo general, son obra de muchos autores, y sufren cambios hasta el último momento que a veces las hacen no solo incomprensibles, sino incluso contradictorias entre sí”, apostilla. “Por eso me enamoré de la arquitectura, por su capacidad de perfección e integridad. También perduran más las obras arquitectónicas de calidad que las leyes (salvo excepciones), porque estas están en continuo cambio, adaptándose a los avances y conocimientos técnicos y científicos de cada época”.

Arquitectura con Derecho(s) explica que la Arquitectura genera una mayor obligación con la ciudad porque perdura (o debe hacerlo). El Derecho es una obligación con los ciudadanos, más cambiante. Y lo que deben hacer entre las dos disciplinas es volver a pensar que el camino es construir edificios que construyan ciudad, con todo lo que eso implica: belleza, solidez, funcionalidad, adaptabilidad.

LA INDEFENSIÓN DEL ARQUITECTO

“Hablé con muchos arquitectos al redactar el libro, uno de ellos fue Rafael Moneo, y la palabra más repetida por todos ellos en relación al Derecho es que, frente a su complejidad, a la burocracia, se sentían indefensos. Este libro intenta ir contra esa indefensión. Intenta, de la manera más llana y simple posible, dar un paso para ayudarles, porque considero que la arquitectura es el arte más completo de cuantos existen, junto con la música, y que nos influye a todos en nuestra vida cotidiana”, argumenta Dulce Xerach.