tenerife

Enrique Camacho: “Las galas contarán las historias que hay detrás del Carnaval”

El director artístico de la edición virtual de las carnestolendas asegura que los programas dedicados a las murgas, comparsas y reinas “no se parecerán a los de otros años”, pero “mantendrán viva la idiosincracia de la tradición”
Enrique Camacho, director artístico del Carnaval 2021. FRAN PALLERO
Enrique Camacho, director artístico del Carnaval 2021. FRAN PALLERO
Enrique Camacho, director artístico del Carnaval virtual de Santa Cruz de Tenerife, asegura que echará de menos la presencia de los grupos en la gala en la que se elegirá a la guardiana del cetro. Fran Pallero. FRAN PALLERO

Enrique Camacho ha dirigido en numerosas ocasiones las distintas galas del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. Comenzó su andadura como director artístico de las carnestolendas chicharreras en 2016 y desde entonces han salido de su imaginario todo tipo de espectáculos dedicados a las reinas de la fiesta, así como a las murgas y comparsas. Pero esta vez, las galas “no se parecerán a las de otros años”, y es que debido a las limitaciones establecidas por la pandemia, el enfoque de los actos está puesto en “dar valor a todas aquellas historias que hay detrás del Carnaval”.

“¿Qué significa que las galas no tendrán que ver con las de otros años?”, pues que serán “espectáculos de Carnaval inspirados en la fiesta y que incluirán actuaciones para mantener viva la idiosincrasia de la tradición”, cuenta el creativo. Sin querer profundizar mucho más, por eso de no acabar con las sorpresas, Camacho anticipa para los impacientes que podrá verse en pantalla “mucha historia, toda la que envuelve a la fiesta”.

Esto se debe a que en la edición virtual de las carnestolendas, la gran novedad serán unas galas pensadas íntegramente para el formato audiovisual. Ya no se trata de entretener al público presencial, pues el Recinto Ferial no acogerá multitudes, sino de mantener la mirada del espectador televisivo: “Esto nos va a permitir contar mucho de lo que no hemos podido contar anteriormente, porque antes tenías que pensar en no aburrir al que seguía la gala en el recinto y ahora puedes jugar con recursos externos”.

Así se puede articular, por ejemplo, “un documental para hablar de la labor social que desarrollan los grupos infantiles y de todo el trabajo que se oculta en los locales y que nunca vemos”. Aspectos que van desde la enseñanza de valores como el trabajo en equipo, el respeto y el compromiso, hasta el fomento de la actividad deportiva, “ahora tan crítica”. Porque el Carnaval, recuerda, “va siempre mucho más allá de subirse a un escenario y cantar”.

UN EQUIPO QUE TRABAJA CONTRA RELOJ
En torno a 20 personas forman parte del equipo artístico dirigido por Camacho y unos 36 ténicos trabajaban ayer en el comienzo de las obras de montaje del escenario del Carnaval. En total, más de 250 personas están involucradas en la edición virtual de la fiesta.

Todas las funciones se llevan a cabo mayoritariamente por separado, en grupos reducidos y coordinados entre sí, porque “desde el principio se planteó la necesidad de minimizar las reuniones y estamos siendo más papistas que el Papa, llegando siempre un poco más allá para garantizar la seguridad de todos”, explica Camacho.

Todo esto lleva al director a asegurar que la situación “es muy difícil” y que, dado el trabajo extra que supone, está “más cansado que nunca”. Sin embargo, resalta las facilidades que pone todo el equipo: “Usan la mascarilla, mantienen la distancia de seguridad y sale de ellos mismos el cumplir con las normas. No ha habido protestas”.

Esta semana se prevé que sea “la más dura” con respecto a la cantidad de grabaciones que se llevarán a cabo, pero se seguirá rodando “ininterrumpidamente” hasta el 3 de marzo. Será el día 5 de ese mismo mes cuando se emita en directo el primer programa, ‘La Canción del Siglo’, en el que se recordarán las mejores actuaciones de las murgas de los últimos años.

Seguidamente, el día 6 se emitirá ‘La noche de las Comparsas’, mientras que el plato fuerte de la programación, el espectáculo ‘Santa Cruz, Corazón del Carnaval’, se estrenará el 7 de marzo y será una reinterpretación de la Gala de la Reina.

‘MITIGAR’ LA CRISIS DEL SECTOR CULTURAL
Enrique Camacho, acostumbrado a que su labor genere comentarios de todo tipo, entiende que se producirán “comparaciones inevitables” entre las producciones audiovisuales de este año y las galas de otras ediciones.

Haciendo un balance general sobre los beneficios e inconvenientes de esta edición virtual, Camacho aplaude la flexibilidad que le otorga pensar puramente en clave audiovisual, pero lamenta no poder contar con todos los grupos en la gala en la que se elegirá a la guardiana del cetro: “Ellos son el mayor apoyo, porque viven la fiesta”.

CRÍTICAS SOBRE LA INVERSIÓN EN FIESTAS
Sin embargo, hay otras críticas que este creativo entiende “menos”, como aquellas vertidas por quienes opinan que este año no se deben destinar 2,3 millones de euros a la fiesta grande de Santa Cruz: “Se está diciendo a la ligera que el dinero del Carnaval es para divertirse y que debería destinarse a asuntos sociales. Y es verdad que hay que aumentar el gasto social, estoy de acuerdo, pero yo creo que el Carnaval debe ocurrir por muchas razones”.

Entre esas razones está que, detrás de lo se ve a simple vista, que es el espectáculo, hay un equipo de personas que trabaja “para que la fiesta ocurra”. Así, recuerda que la fiesta supone “una inyección” para el sector cultural, que engloba a trabajadores como los artesanos y los músicos, especialmente tocados por la crisis económica, así como a empresas dedicadas a la organización de eventos. “Gracias al Carnaval hay gente que está saliendo de los ERTE”, zanja.

El director artístico pide también un poco de “conciencia” también a la hora de valorar la importancia que tiene la continuidad de la fiesta para las cerca de 10.000 personas que viven el Carnaval todo el año, yendo a los locales de los grupos o las asociaciones: “Hay que cuidar todo esto, porque cumplen una función que quizás los ayuntamientos, con sus recursos, no podrían sustituir”.

Asimismo, recuerda un asunto no menos importante como lo es que en estos tiempos de oscuridad por la pandemia haya un lugar para el entretenimiento, “ya que como han demostrado numerosos estudios es una necesidad propia del ser humano distraerse y evadirse”.

Y ese es el principal reto que se ha marcado Enrique Camacho en la edición más compleja de la fiesta. Que los tinerfeños, y especialmente quienes durante años han vivido el Carnaval en primera persona, “se sienten en el sillón, pongan la tele y disfruten del espectáculo con tranquilidad”.

Un año que le permitirá experimentar a nivel artístico

Enrique Camacho ha sido director artístico del Carnaval de Santa Cruz en los años 2016, 2017, 2018, 2019 y, ahora, lo es de la edición de 2021. Aunque lleva ligado al Carnaval desde mucho antes, habiendo trabajado en 2004 con Jaime Azpilicueta. El hecho de que este año las galas sean virtuales le permitirá experimentar en lo audiovisual, recurriendo a nuevos planos y decorados que antes estaban limitados debido a la necesidad de atender al público que acudía al Recinto Ferial. Además, como novedad, este año se incluye en los concursos la votación del telespectador. Así que los puristas deberán abrir mentes: llega la modernidad.

TE RECOMENDAMOS