sucesos

Todos los esfuerzos para dar con Juana Ramos

Ni la jueza ni la familia tienen dudas de que la mujer, desaparecida en 2016 y cuya búsqueda se ha reactivado esta semana, está muerta, y señalan como presunto responsable a su expareja

“No se van a escatimar medios”. Es un mensaje tan rotundo como claro, y lo mejor es quien lo profiere, nada menos que el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, al fin y al cabo responsable en las Islas de unos cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que, dijo esta semana, “no renuncian a encontrar” a Juana Ramos, la mujer desaparecida en Las Palmas de Gran Canaria desde hace cinco años como consecuencia de un presunto crimen machista.

Desde el pasado lunes encontrar a la mujer vuelve a ser una prioridad bien visible para las autoridades. “Se trata de una operación importante para tratar de encontrar los restos de Juana Ramos. No hemos escatimado en medios, tanto por parte de la Policía Nacional como por parte de la Unidad Militar de Emergencias, apoyados también por la Armada”, detalló, a su vez, el jefe superior de Policía, Rafael Martínez, en declaraciones recogidas por Efe.

No en balde, sobre el caso de Ramos, hay que tener en cuenta que, en su último auto hecho público, la jueza de Violencia sobre la Mujer que lo instruye, María Auxiliadora Díaz, expresó su convencimiento de que Juana Ramos, que tenía 58 años, ha muerto y también de que su expareja y principal sospechoso de su desaparición, Miguel Ángel R., sabe qué le pasó y “dónde se encuentra su cuerpo”.

Miguel Ángel R. está actualmente en libertad, pero con cargos de homicidio o asesinato, malos tratos y hostigamiento.

Durante estos días, se han desplegado más de 200 efectivos que rastrean una franja de costa y de barrancos del norte de Gran Canaria tras recibirse nuevas pistas sobre el posible paradero de Juana Ramos.

El delegado del Gobierno espera que esta nueva investigación pueda “tener éxito” a través de la “importante” movilización de medios que se está llevando a cabo en distintos puntos de los barrancos que separan los municipios de Moya y Santa María de Guía.

En concreto, el dispositivo cuenta con drones, buzos que inspeccionan estanques, escaladores y perros guía, además de que también se están utilizando maniquíes para realizar pruebas del posible lanzamiento de una persona desde distintos enclaves y conocer dónde podría haber caído.

Por su parte, el jefe superior de Policía explicó que “han aparecido muchas cosas que se están analizando, como huesos, pero parece ser que son mucho más antiguos e incluso podría tratarse de un yacimiento”.

Asimismo, se están examinando “ropas y pequeñas cosas, de forma detenida para poder llegar a una conclusión más certera”, añadió.

“Encomiable”

Por su parte, el abogado de la familia de Juana Ramos, Alberto Hawach, puso en valor ayer el esfuerzo “encomiable” de la magistrada que lleva el caso, así como del Cuerpo Nacional de la Policía en la investigación y búsqueda de la mujer desaparecida en la noche del 20 de agosto de 2016 en la isla de Gran Canaria.

Hawach explicó que, si bien estos días el despliegue de búsqueda del cuerpo o de restos óseos de Juana Ramos en la isla es más llamativo, “nunca ha dejado de intentarse”. Además, matizó que él no tiene información sobre los trabajos que se están desarrollando esta semana, ya que se trata de un caso bajo secreto de sumario, por lo que abogó por dejar trabajar a los profesionales.

TE RECOMENDAMOS