sucesos

Una de las mayores nevadas que se recuerdan en Canarias

El temporal, que ayer dejó de afectar directamente a las Islas, deja tras de sí un manto blanco superior al de Filomena y comparable a los históricos sucesos de 2006 y 2016
Esta máquina quitanieves liberó ayer a los trabajadores de la Aemet en Izaña y a los integrantes del equipo ciclista Astana, que pernoctaban en el Parador Nacional. Aemet Izaña

El temporal que ayer dejó de afectar directamente a Canarias se ha ganado todo el derecho a ser incluido entre los más importantes acaecidos en este siglo especialmente por la gran nevada que trajo consigo, además de por tener lugar poco tiempo después del causado por la borrasca ‘Filomena’, a tal punto que, en lo que va de siglo, solo en los años 2006 y 2016 se produjeron hechos similares en las Islas.

La clave radica en datos como la cota de nieve, que esta vez volvió a bajar a los 1.500-1.700 metros de altura, pero también en detalles como las granizadas en diversos puntos de la Isla, como por ejemplo Granadilla y varias localidades del Norte de la Isla. En esta ocasión también volvieron los vientos huracanados a las cumbres, pero llama la atención el desplome de las temperaturas, con picos inferiores a los 10 grados bajo cero en Las Cañadas.

Lo cierto es que el techo de España no era el sitio más agradable para pernoctar en estos días, y de ello dan fe en las instalaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Izaña, cuyos trabajadores, atrapados por la nieve, fueron liberados ayer gracias a la intervención de una máquina quitanieves. Algo similar pasó con los integrantes del equipo ciclista internacional Astana, que se vieron igualmente obligados a permanecer en el Parador Nacional hasta la llegada de la máquina en cuestión.

Dan fe de lo excepcional de los acontecimientos que nos ocupan las noticias que llegan, precisamente del aludido Centro de Investigación Atmosférica de la Aemet en Izaña, desde donde se alertaba ayer vía Twitter de que “la torre meteorológica está a punto de partirse, esperemos que aguante el deshielo”. En dicha cuenta oficial se databa en 40 los centímetros de nieve acumuladas en unos parajes que, gracias a la decisión del Cabildo Insular de cerrar los accesos durante este fin de semana, se ve libre de las muchedumbres que suelen subir a disfrutar de la nieve pese a las reiteradas advertencias de las autoridades.

Aunque a partir del mediodía de ayer el temporal disminuyó considerablemente en lo que respecta a su incidencia en las Islas, esta profunda vaguada atlántica dejó durante la noche vientos que en algunos puntos del Archipiélago volvieron a superar los 100 kilómetros por hora, además de las citadas temperaturas bajo cero, lluvias persistentes y más nieve en la cumbre, como refleja la propia Aemet.

Durante la pasada noche, cuatro de los diez puntos más ventosos de España estuvieron localizados en las islas. Los mayores datos se registraron en Izaña, donde esta madrugada hubo rachas de viento de 105 kilómetros por hora, y Alto Igualero, en Vallehermoso, con rachas de 90, tal y como recoge Europa Press.

El viento también sopló con fuerza en la localidad grancanaria de Las Tirajanas (75 kilómetros por hora) y la gomera de Arure (70).

Como se ha dicho, este temporal destaca particularmente por el descenso en los termómetros, y ayer no fue una excepción. Si usted es la clásica persona friolera, acostumbrada a las bonanzas climatológicas de este paraíso natural que es Canarias, coja aliento antes de saber que ayer también se registró la temperatura más baja de España en Tenerife gracias a los -4.4 grados centígrados detectados en Izaña, no lejos de lo sucedido en La Palma, dado que en el Roque de los Muchachos el mercurio cayó hasta los -3.0 grados.

Respecto a la lluvia, aunque las cifras son inferiores a las registradas el pasado sábado, hay que destacar los 21,0 litros por metro cuadrado en el Roque de Los Muchachos, así como los 12.4 que han caído en Haría, en Lanzarote; 7.6 en Tejeda y Teror, ambas en Gran Canaria; y 7.2 en Pájara y Teguise (Fuerteventura).

Para hoy, el pronóstico de la Aemet es mucho más benigno: “En Lanzarote, Fuerteventura y el norte del resto de islas, nuboso tendiendo por la tarde a intervalos nubosos. Probables lluvias débiles dispersas durante la madrugada y primeras horas. En el resto de zonas, intervalos nubosos. Temperaturas en ligero ascenso, más acusado en las máximas de zonas de interior del norte. Viento del noroeste moderado”.

TE RECOMENDAMOS