política

Ángel Víctor Torres llama a resistir para recuperar la normalidad

El presidente canario tiene dos certezas: que en el debate de la nacionalidad del año próximo "vamos a estar muchísimo mejor" y que "no olvidaremos este tiempo amargo que nos ha tocado vivir"
El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres. Fran Pallero
El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres. Fran Pallero

El presidente de la comunidad autónoma, Ángel Víctor Torres, ha convocado este miércoles a la sociedad canaria, en el cierre del debate parlamentario sobre el Estado de la Nacionalidad, a “resistir”, a “poner entre todos el mayor esfuerzo para alcanzar cuanto antes la normalidad“.

Aunque ha precisado que no parece que ya se pueda hablar de certidumbres, Torres ha asegurado que tiene dos certezas: que en el debate de la nacionalidad del año próximo “vamos a estar muchísimo mejor” y que “no olvidaremos este tiempo amargo que nos ha tocado vivir”.

La idea de “resistir” con la que Torres ha cerrado su participación en el debate sobre la nacionalidad canaria significa aprovechar todos los recursos económicos disponibles, mantener al máximo la actividad económica, proteger a los más vulnerables y, en definitiva, realizar un esfuerzo común para recuperar la normalidad perdida.

También vinculó la resistencia con la capacidad de Canarias para mantener bajos los niveles de contagios y altos los de vacunación, que ahora alcanzan unas 7.000 dosis diarias (condicionadas por la disponibilidad), pero que pueden llegar a 33.000 o 34.000.

El presidente apeló a la tradición canaria de pactos para llamar al consenso de todas las fuerzas políticas para enfrentarse a esta pandemia y sus consecuencias, y afirmó que “la voluntad de la sociedad es salir de esta y si hay voluntad se conseguirá”.

“La política ha cambiado en todos sitios, estamos obligados a acuerdos, consensos y pactos, este es el futuro de la normalidad política”, insistió, y citó como ejemplo que el ejecutivo está compuesto por cuatro partidos diferentes entre sí pero a los que une la lealtad y el esfuerzo común.

Cuando llegaron al Gobierno las previsiones eran otras, admitió Torres, pero de los veinte meses transcurridos han sido doce en un escenario de pandemia que lo ha trastocado todo.

“No renunciamos al programa de investidura”, la prioridad es “preservar el estado de bienestar, la sostenibilidad social, económica y ambiental”, añadió.

“También es clave la palabra transición, que tendremos que hacer de urgencia con los fondos europeos” para conseguir “una transición energética y una transición igualitaria”, afirmó, y reconoció que en las islas hay “verdaderos déficit estructurales”.

“Tenemos que diversificar la economía urgentemente, el tiempo es limitado, cinco años, desde 2021 hasta 2026”, dijo en referencia al periodo de ejecución de los fondos europeos.

El presidente consideró que es preciso tener “perspectiva, horizonte, estrategia de futuro”, y por eso los fondos europeos se llaman Next Generation precisamente porque buscan cambiar el modelo productivo para la próxima generación.

Además, indicó que hay que fortalecer el REF y si es preciso volver a modificarlo para adaptarlo al momento.

Torres consideró que los mil millones de euros de ayudas directas a las empresas canarias anunciados por el Gobierno de España deben llegar cuanto antes.

Aunque subrayó que los turistas “no se pueden fabricar”, la gestión de la pandemia en las islas ha permitido controlar los contagios manteniendo cierta actividad económica, mayor que la que existe en otros territorios, y citó el caso del confinamiento de ciudades turísticas como París.

En cuanto a la inmigración, Torres dijo que “no va a haber ninguna fisura”, de manera que el Gobierno autonómico no será “cómplice” de “quienes quieren que el fenómeno se quede en Canarias”, y destacó que la estrategia y el futuro en este tema “se juega en Europa”.

Sobre los trabajadores públicos temporales, aseguró que se va a negociar un acuerdo para buscar la fijeza del personal, y junto a eso insistió en que se va a fortalecer la sanidad, con la reducción de las listas de espera, y la educación, en la que se alcanzará un gasto del 5% del PIB.

También en dependencia se seguirá mejorando, como se ha hecho en esto dos años, con la incorporación de 101 nuevos empleados, dijo el presidente.

“La defensa de lo público se ha demostrado imprescindible, es lo que ha mantenido todo, estamos ante la supremacía de lo público para preservar una sociedad”, sentenció, y citó “instrumentos vitales” como el ingreso mínimo vital, los erte, el ingreso canario de emergencia y la prestación canaria de inserción.

“No llegamos a todas las personas que lo están pasando mal, pero llegamos a más que antes y es una evidencia que hay que llegar a más”, afirmó.

TE RECOMENDAMOS