Deporte

El deporte como vía hacia la igualdad

El 8M es buen momento para reivindicar el papel de la mujer en el deporte. Sin embargo, cualquier día es el mejor para seguir derribando muros, como creen las deportistas de los principales equipos de la Isla

El deporte como vía hacia la igualdad. | Fran Pallero

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es un buen momento para reivindicar el papel de la mujer en el deporte. Sin embargo, cualquier día es el mejor para seguir derribando muros y acercarse a la equiparación de los deportistas masculinos y femeninos. Pero para lograrlo aún queda mucho. Por ejemplo, conseguir una mayor presencia femenina en órganos de gobierno y toma de decisiones, y también en el ámbito técnico. Concretamente, en cargos como entrenadoras, dirigentes deportivos o árbitros. Porque se han derribado muchos muros de desigualdad en el deporte en todos estos años, pero no todos. La carrera continúa. Es una lucha constante.

Desde su nacimiento en el año 2011, el Club Voleibol Haris, el Sanaya Libby’s La Laguna atendiendo a su nombre comercial, ha luchado por dar visibilidad al deporte femenino. Lisbet Arredondo y Patricia Aranda, componentes del heredero del inolvidable CV Tenerife, recuerdan a DIARIO DE AVISOS que la lucha debe ser diaria.

Ellas dos y el resto de jugadoras de la plantilla blanquiazul participan en este reportaje, en el que también opinan las capitanas de otros muchos equipos femeninos de Tenerife. De sus impresiones se sacan dos conclusiones: que el 8M se debe celebrar cada día y que aún resta mucho camino por andar.

“Queda mucho camino por recorrer, especialmente en el tema de salarios, de condiciones y demás, pero poco a poco se van logrando mejoras”, asegura Lisbet Arredondo, receptora del conjunto lagunero. Su compañera Patricia Aranda, colocadora natural de Granada, insiste en que reivindicar el papel de la mujer en el deporte es un objetivo al que se tiene que aspirar a diario: “Creo que tenemos que celebrarlo todos los días, no debemos volcarlo en uno solo. La celebración de este día es algo simbólico. Es un día en el que se reconoce la igualdad. Queremos que todo sea igual en todos los aspectos. En el mundo del deporte queremos tener las mismas posibilidades”.

La presencia de deportistas femeninas no ha hecho más que crecer en las últimas décadas y la brecha entre hombres y mujeres, en relación al interés por el deporte, se ha reducido notablemente en los últimos 50 años. Los medios de comunicación de masas, primero la televisión y después Internet, han acercado el deporte a la sociedad, especialmente a las mujeres, puesto que la asistencia a actos deportivos fue, durante mucho tiempo, terreno vedado para ellas. Sin embargo, la prensa aún debe mejorar mucho en la equiparación de contenidos, considera Patricia Aranda. “En los medios de comunicación, por ejemplo, los equipos masculinos están muy por encima del deporte femenino. Aun cuando los resultados sean muy similares. Otro tema es el de los salarios, que en el deporte femenino, tanto colectivo como individual, sigue estando muy por debajo del masculino”, asegura en este sentido la jugadora del Haris.

Sin embargo, ni Patricia ni Lisbet opinan igual de los medios canarios, en los que tradicionalmente el deporte femenino ha tenido un especial protagonismo. “Aquí tenemos la suerte de que la prensa nos da el espacio que el club se ha ganado. No solo nuestro club o nuestro deporte, sino que todos están equiparados. La verdad es que es un privilegio estar en un lugar en el que se comparte el mismo espacio”, estima Aranda, mientras que Arredondo mantiene esa misma línea. “En toda Canarias se le da mucha importancia al deporte femenino. También me di cuenta de eso cuando jugué en Las Palmas de Gran Canaria. Veo que pasa lo mismo con el balonmano, el fútbol o el baloncesto. Eso me produce satisfacción, porque aquí las cosas son muy diferentes a otros lugares de España o del mundo. Hay lugares en los que se les da muchísima más importancia al deporte masculino que al femenino”, opina la receptora natural de Cuba y que también militó en el IBSA CV CCO 7 Palmas.

Por su parte, Patricia Aranda, quien también cuenta con experiencias profesionales internacionales en equipos de Francia y Perú, considera igualmente que en Canarias la prensa potencia al deporte femenino: “Hay algunos lugares de España y de fuera de España en los que el deporte masculino siempre tiene un espacio mayor que el femenino, a pesar de que los resultados sean muy similares. Equipos que juegan Champions y solo se destaca a los masculinos. Eso pasa mucho”, lamenta.

Muchas han sido las medidas adoptadas en los últimos años con el objetivo de lograr la igualdad de género en todos los ámbitos deportivos. Pero ahora los mayores cambios se necesitan en los órganos de gobierno del deporte nacional e internacional. También en otras estructuras, como la de entrenadores o jueces, donde la presencia femenina sigue siendo minoritaria. “Creo que ya hay puestos superiores que antes solo ocupaban hombres y ahora ya tienen espacio las mujeres. Por supuesto que nosotras estamos preparadas para ocupar los mismos puestos que las figuras masculinas”, destaca Patricia.

Las mujeres deportistas reclaman lo que les pertenece: mismas reglas de juego que en las modalidades masculinas, lucha contra la discriminación y los abusos, una nueva ley del deporte, existencia de ligas profesionales femeninas y contar con convenios colectivos.