fútbol femenino

Las 24 horas más trepidantes en la vida deportiva de la futbolista Ainhoa Delgado

La jugadora conejera, de 16 años, debutó el domingo con el primer equipo del Egatesa y ayer fue citada por el seleccionador Pedro López para unos entrenamientos
Ainhoa Delgado, delantera de la UDG Tenerife./UDGT

La UDG Tenerife Egatesa es una fuente inagotable de jóvenes talentos. Son muchas las futbolistas que han pasado por la UDG Teide y por el equipo “B” hasta el primer equipo en distintas convocatorias de Francis Díaz: Paola Hernández, Aleksandra Zaremba, Aithiara Carballo, Sara López, Yerliane Moreno, Wilmary Argüelles, Cathy Rodríguez, Nayluisa Cáceres, Moneyba Rodríguez, Lara Lorenzo y el pasado fin de semana entró en la convocatoria Ainhoa Delgado.

La conejera ha vivido 24 horas trepidantes que puede experimentar una futbolista con tan solo 16 años. La canterana entraba en el minuto 70 del choque que midió a la UDG Tenerife Egatesa y al Athletic Club, sustituyendo a todo un referente para las jóvenes futbolistas como es María José Pérez. El cambio generacional está asegurado en el equipo sureño. Además hay que destacar la gran sintonía que existe entre ambas jugadoras. La futbolista lagunera está curtida en mil y una batallas por esos campos de Dios y es una enciclopedia para las jugadoras que están empezando en esto del fútbol. Por si todo esto fuera poco para Ainhoa Delgado, ayer recibió otro notición al ser convocada por el seleccionador Pedro López para unas jornadas de entrenamiento en la localidad alicantina de Alfaz del Pi del del 5 al 7 de abril junto con otras 22 compañeras. “Feliz, muy contenta. Esto no lo esperaba. Ha sido todo una sorpresa que aún sigo asimilando. Le doy las gracias al club, a los cuerpos técnicos y a todas mis compañeras del “A” “B” y “C”, flipaba la jugadora conejera.

Los primeros golpeos al balón de Ainhoa fueron en su isla natal de Lanzarote. Allí empezó a jugar a muy temprana edad en las categorías de formación en el representativo conejero. “Empecé con tres o cuatros años en el club UD Lanzarote , pero mi interés por el fútbol vino mucho antes, creo que no tengo ningún recuerdo donde no esté con un balón en los pies. Quiero agradecer a mi exclub y a una persona que me ayudó mucho para llegar hasta aquí: Tata Hernández”.

La joven futbolista de la UDG Tenerife Egatesa sabía que algún día iba a llegar su debut con el primer equipo, aunque nunca pensó que lo hiciera tan rápido. “Sé qué mi hora iba a llegar en cualquier momento, con mi esfuerzo, mi constancia y mi lucha, pero la verdad no que fuera tan rápido. He trabajando mucho para llegar a donde estoy ahora y me emocioné al saber el pasado sábado que iba convocada con el primer equipo para el partido contra el Athletic Club”.

La oportunidad para Ainhoa llegó en el minuto 70 de partido sustituyendo a una María José Pérez que se desvive día a día con las canteranas que suben al primer equipo. Las sensaciones de la jugadora conejera fueron indescriptibles. “Cuando estaba esperando en la banda por el cambio me sentí nerviosa por el paso que iba a dar, pero a la vez con una gran emoción y con muchas ganas de saltar al campo. Me encontré bien en el terreno de juego, tranquila con ganas de ayudar y aportar algo al equipo. Mis compañeras me dijeron que estuviera tranquila, que jugase como suelo hacerlo con el filial. Al finalizar el partido me felicitaron por el debut y por el juego”.

A Ainhoa Delgado se le caen los goles de los pies. Llegó la temporada pasada a la disciplina blanquiazul y empezó a jugar en el equipo vinculado de la UD Geneto Teide de Primera Nacional. En esa categoría facturó ocho goles incluido un triplete ante el Tarsa palmero. En el equipo “B” de la UDG Tenerife, que milita en la Reto Iberdrola, lleva anotados cuatro goles. “Pienso que todos los goles que he marcado han sido especiales por la aportación que han dado al equipo, pero si me tengo que quedar con uno fue con el primer gol que marqué con la camiseta del UDG Tenerife”, reconoce la goleadora blanquiazul.

A sus 16 años, Ainhoa sigue en etapa de formación y muchos son los aficionados que no han podido seguir sus evoluciones en un terreno de juego por causa de la pandemia de la Covid-19. Ainhoa se define como una jugadora “completa, muy luchadora, y sé que puedo aportar mucho al equipo”. En cuanto a los aspectos que debe mejorar de su juego, la futbolista se mostró parca en palabras. “Siempre hay algo que mejorar”.

Ainhoa Delgado sabe que tiene todo el tiempo del mundo para triunfar en el mundo del fútbol. Su deseo es seguir formándose en el filial, entrenar con el primer equipo, y cuando Francis Díaz lo considere oportuno convocarla para el primer equipo, y se gane los minutos con el trabajo diario. “Mi meta es llegar lo más lejos posible y que me dejen llegar. Sé que aún soy joven, y que aún me queda muchas cosas que aprender, y una trayectoria que recorrer. Todo a su debido tiempo y quemando etapas”.

Abandonar Lanzarote con tan solo 15 años dejando atrás familia y amistades debe costar lo suyo. Pero a Ainhoa Delgado se le abrió la puerta de poder jugar en el mejor club femenino de Canarias, y la conejera no quiso dejar escapar ese tren. Antepuso sus ganas de triunfar en el mundo del fútbol a la comodidad que siempre supone quedarse en su isla acompañada por su entorno más cercano. “Al principio fue un poco difícil, pero me adapté rápido con la ayuda de las compañeras y del cuerpo técnico. Con el apoyo de ellos se hace más llevadero. Con mi familia tengo contacto a diario y sé que me apoyan al 100% en esta aventura que emprendí”.

La delantera blanquiazul asegura que tiene tres referentes en el mundo del fútbol: “mi paisana Sandra Hernández, actualmente milita en las filas del Valencia femenino, por su visión de juego y el toque de balón. María José Pérez es otra de mis futbolistas predilectas por su velocidad y la garra que le pone en el campo. También admiro a Cristina Martín-Prieto por su colocación, su lucha, sus movimientos de desmarque y entrega en el campo”.

TE RECOMENDAMOS