economía

Optimismo moderado: la economía canaria podría crecer el 5% en 2021

La Cámara ve la “luz al final del túnel” en el cuarto trimestre del año, pero aclara que la recuperación no será antes de 2023
Lola Pérez, directora de la Cámara, y Santiago Sesé, presidente de la misma, durante la rueda de prensa. EP
Lola Pérez, directora de la Cámara, y Santiago Sesé, presidente de la misma, durante la rueda de prensa. EP

EFE / diario de avisos

El presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Santiago Sesé, dijo ayer que en el cuarto trimestre de 2021, coincidiendo con la temporada alta de turismo, podría comenzar a verse en Canarias “la luz al final del túnel”.

La economía canaria mira ansiosa hacia el ritmo de vacunación puesto en marcha por el Gobierno y no pierde ojo a la fecha en que lleguen los fondos procedentes de Europa. Este cierto optimismo coincide con el anuncio esta semana del Gobierno canario de las ayudas directas a los sectores económicos afectados por la pandemia.

Es preciso que funcione la inmunidad de grupo gracias a las vacunas, de forma que comiencen a llegar turistas, y también que lleguen los fondos Next Generation de la Unión Europa, según indicó Santiago Sesé en rueda de prensa, en la que explicó el boletín de coyuntura económica del cuarto trimestre de 2020 y las expectativas para 2021.

Sesé recordó que en el repunte de la pandemia tras el verano en el cuarto trimestre del pasado año se produjeron registros negativos, de forma que la economía de las Islas se contrajo en torno al 20% en todos los sectores, excepto en la agricultura.

“El año ha comenzado con grandes incertidumbres y lo que hay que hacer es seguir controlando los contagios”, señaló Santiago Sesé, quien añadió que, si no se consigue la inmunidad de grupo, la situación se complicará mucho, por lo que exigió a las autoridades europeas que se consigan las vacunas lo antes posible. En cuanto a las expectativas para 2021, el presidente de la Cámara de Comercio ha estimado que el primer trimestre será “muy duro”, con más pérdida de tejido productivo y posible aumento del desempleo.

En el segundo trimestre podría haber un crecimiento, pero exclusivamente a efectos estadísticos con respecto al mismo periodo de 2020, cuando se produjo un cero en todas las actividades. En el tercer trimestre dependerá “en buena medida” de si funciona la inmunidad de grupo, con lo que llegarían turistas y se produciría actividad económica, con lo que podría haber una recuperación”.

Para el cuarto trimestre y si llegan los fondos Next Generation se podría empezar a ver “la luz al final del túnel”, de forma que, en términos de crecimiento, el año podría terminar con un aumento de entre el 2% y el 5%. “Ahora bien”, prosiguió, “para poder conseguir los niveles pre-COVID se estima que no se llegará hasta finales de 2022 o comienzos de 2023”.
El presidente de la Cámara insistió en la “virulencia” de la pandemia y en la necesidad de las ayudas directas.

TE RECOMENDAMOS