gastronomía

Peto de El Hierro, ahumado con madera del Parque de Garajonay

Apostar por ingredientes canarios en la cocina es un éxito asegurado

Smokehouse La Gomera nació casi de la casualidad. Un día el inglés Jason Pipe invitó a desayunar a Juanjo Farray a su casa en la Isla Colombina y le dio a probar un bacon que estaba riquísimo y que ahumaba en su propia casa. Pipe le mostró su ahumadero casero y mientras conversaban surgió la idea de probar nuevos productos para comercializar.

Entre Farray y Pipe comienzan a probar varias especies para ahumar hasta que dan con un producto muy canario como es el peto salvaje y que hasta ese momento no había en el mercado, donde si se puede adquirir salmón, bacalao, trucha, etcétera. El peto además es un pescado de carne blanca magra y con un sabor delicado. Ambos entran en contacto con la Cofradía de Pescadores de El Hierro, isla donde se pesca en abundancia esta especie de túnido y que hasta ahora ha cumplido con las necesidades de Smokehouse. Además, el pescado proviene de pesquerías sostenibles y métodos de pesca tradicionales.

Una vez determinado el producto, Farray y Pipe deciden apostar por más ingredientes canarios: la sal proviene de las salinas de Janubio en Lanzarote; en vez de azúcar endulzan con miel de palma de La Gomera y la madera es del Parque de Garajonay proveniente de la gestión y recolección del Consejo Forestal.

En un principio aprovecharon la familia y las amistades como conejillos de indias para que degustaran el producto. Fue tal la opinión favorable que decidieron emprender este negocio hace aproximadamente dos años.

“Estábamos lanzados hasta que llegó la pandemia del coronavirus y sus consecuencias, ya que nosotros trabajamos mucho con los restaurantes lo que nos dejó un poco chafados, pero ahora lo hemos relanzado y no podemos quejarnos”, señala Juanjo Farray, quien por cierto vive en Lanzarote y le gusta practicar la pesca deportiva en la isla de La Gomera.

Primero fue el peto, pero luego han venido otros productos como el bacon ahumado que ya está en el mercado, están elaborando un pastrami y trabajan para envasar en cristal el peto ligeramente ahumado en aceite de oliva.

Llevan dos años pero el ahumadero ya se les ha quedado pequeño y piensan ampliarlo. Fundamentalmente trabajan para restaurantes, pero también venden en espacios gourmet y estudian la posibilidad de ocupar lineales en supermercados.

Juanjo Farray señala que en este proyecto también han contado con el apoyo del Cabildo de La Gomera porque aprecian que el peto ahumado que es un producto que da visibilidad a las islas y que ya se vende en Madrid.

TE RECOMENDAMOS