sanidad

Sanidad solicitará subsanar los aspectos cuestionados de la OPE

La Dirección del Servicio Canario de la Salud y los sindicatos coinciden en la necesidad de conservar los actos firmes ya dictados, al haber realizado los exámenes o pagado las tasas. Afirman que el TSJC de Canarias no se ha "pronunciado sobre la argumentación defendida” por la Administración en el proceso judicial emprendido
Reunión extraordinaria de la Mesa Sectorial de Sanidad celebrada ayer, con el recurso de la OPE de 2018 sobre la mesa. DA

El Servicio Canario de la Salud (SCS) ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) la subsanación y el complemento de la sentencia dictada sobre la Oferta Pública de Empleo de 2018, de forma que se pueda resolver los aspectos cuestionados sin que se anule la OPE y se intentará “conservar los actos firmes” ya dictados en el desarrollo de la OPE.

En la Mesa Sectorial de Sanidad reunida ayer con carácter de urgencia, el director del Servicio Canario de la Salud (SCS), Conrado Domínguez, informó a los representantes de los trabajadores de que los servicios jurídicos, tras estudiar dicha sentencia, ha interpuesto un incidente de subsanación y complemento de sentencia, al amparo del artículo 215.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que prevé que las omisiones o defectos de que pudieren adolecer sentencias y autos, y que fuere necesario remediar para llevar plenamente a efecto dichas resoluciones, podrán ser subsanadas mediante un auto. En este sentido, los demandantes disponen de cinco días para hacer alegaciones sobre lo aportado por la Administración.

En el proceso judicial, el SCS argumentó que la legalidad de esta OPE “no puede ser objeto de debate” por constituir una desviación procesal, ya que “lo que realmente se impugna es la inactividad” de la Administración, al no desarrollar el Plan de Estabilización de empleo temporal para mayores de 50 años y no la legalidad en sí de la OPE.

Por ello, dicha subsanación se interpone ante la misma Sala de lo Contencioso del TSJC de Canarias “por no haberse pronunciado sobre la argumentación defendida” por la Administración en el proceso judicial emprendido en torno a esta OPE. En el caso de que esta subsanación sea desestimada, se estudiará presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS).

Durante la reunión de la Mesa Sectorial, tanto la Dirección del Servicio Canario de la Salud como las distintas organizaciones sindicales coincidieron en la necesidad de “conservar los actos firmes” ya dictados en el desarrollo de la oferta de empleo de 2018 en marcha. El director del Servicio Canario de la Salud, Conrado Domínguez, reiteró que “tanto por parte de las organizaciones sindicales como del SCS hay una máxima que va a regir todas las actuaciones que haga la Administración, y es que todas las actuaciones que se han realizado con cargo a esta oferta se mantengan firmes. Por tanto, no haya que volver a repetir las convocatorias y los exámenes. Es un objetivo que tiene toda la Mesa Sectorial”.

Hemos presentado este incidente de aclaración de sentencia, toda vez que entendemos que hubo aspectos que se manifestaron en la defensa de la Administración que el juez no entró a valorar y todas las actuaciones que se han realizado con cargo a ese decreto deben mantenerse firmes y, por tanto, no haya que volver a repetir, ni las convocatorias ni los exámenes ya realizados”, finalizó Domínguez.

Examinadas 10.265 personas para la OPE de Enfermería, Fisioterapia y Matrona. | FOTO: Sergio Méndez

Por su parte, Intersindical Canaria pidió que “se mantengan los actos realizados del decreto, respetando todo lo materializado hasta el momento, para proteger los derechos de los aspirantes”, pues enfermeras, fisioterapeutas y matronas “ya habían realizado el examen y otros grupos habían pagado las tasas del mismo”.

Hay que intentar “salvar la oferta de plazas”, reitera, porque se podrían perder más de 5.500, a lo que se añade el “esfuerzo de los aspirantes, las repercusiones familiares y el agotamiento físico, psíquico y de recursos que eso supone, máxime en el transcurso de un año de pandemia”. Por ello, y también para posibilitar las recomendaciones europeas sobre exceso de temporalidad laboral, “procede pactar una convocatoria extraordinaria restringida de permanencia por concurso de méritos”. IC solicitó tener acceso al expediente administrativo de la OPE y cree que, “tratándose de una cuestión de plazos”, la actitud de la Administración ha sido “absolutamente temeraria e irresponsable”.

Por su parte, Francisco Bautista, de UGT, pidió que la Administración presente “un recurso de casación” de aquellos que se han presentado a la prueba para que no se vean perjudicados. “Nosotros hemos dicho a la dirección del SCS que tiene que presentarse en el recurso de casación y que, si no hay ninguna vía de solución, se hable con el TSJC para verificar qué afecta la sentencia, pues consideramos que no daña a la OPE de 2016, 2017, ni a la OPE de consolidación”. También afirmó que “algo fundamental y que entendemos que es de justicia es que aquellos profesionales que ya han superado el proceso selectivo no se vean perjudicados por esta resolución. Y que si hubiera que realizar una nueva oferta, que les cuente estos exámenes para que puedan consolidar sus trabajos”.

Además, abogó por “reunirse con los que demandaron el decreto” de la OPE 2018 para intentar llegar a un acuerdo que solucione el problema. Esto es debido a que la mayoría forma la plataforma de médicos especialistas que están enfrentados con el Servicio Canario para consolidar sus puestos de trabajo. Esta resolución podría dar alas en el recurso presentado para la OPE 2020, que también se aprobó al final del ejercicio pasado.

TE RECOMENDAMOS