gastronomía

The Top, en el hotel River, creatividad y talento en la cocina

The Top Brasserie Terrace, es el restaurante ‘top’ del hotel Royal River, ubicado en Costa Adeje. Se llama así, precisamente, porque ambiciona posicionar su cocina entre las mejores de la isla. Carlos Cabrera Losada es el responsable gastronómico del hotel, mientras que en los fogones está Íñigo Almenara, un dúo que ya demostró su buen hacer en la etapa en el Grupo Monkey en el Centro Comercial Oasis de la Avenida de las Américas, en Arona.

El hotel Royal River, propiedad de la familia de José Fernando Cabrera, es un complejo de 5 estrellas gran lujo con una decoración muy exclusiva y compuesto de más de 50 lujosas y amplias villas. El hotel cuenta con varios restaurantes, además de The Top, que son el asiático Kokoro y el bistro francés Flamingo y desayunos y almuerzos en el Pineapple.

The Top apuesta por convertirse en el restaurante emblemático del hotel, que además está abierto para el público en general no solo para el huésped. El comensal disfrutará de una cuidadosa y exquisita decoración del comedor con terraza, además de unas generosas vistas en su entorno. Y, por supuesto, de una gastronomía con la base del mejor producto, incluido el canario, creativa, talentosa, con toques de vanguardia que se suma a las quinielas de los mejores.

El menú degustación comienza con una tosta de mantequilla de cabra de Montesdeoca (Adeje) y caviar Zar Imperial Osetra; le sigue una berenjena ahumada, miso y queso curado de Uga, y sobrasada ecológica a la brasa y miel de Tedera; patudo canario ajo negro, quinoa y algas, bocados sabrosos y variados que revelan la preocupación por una oferta variada. La croqueta de jamón con leche de cabra, insuperable.

Si bien las sopas van desapareciendo de los menús de los restaurantes, en The Top no es así. Además gusta al turista extranjero. La sopa de cebolla la presenta con una espuma de parmesano que sale apetitosa y agradable.

Los dos siguientes pasos fueron un arroz socarrat de carabinero, y una corvina acompañada de cebolleta a la brasa, ambos deliciosos. La costilla de Wagyu, que parecía que se cortaba como mantequilla, maíz y topinambo, exquisita. El postre una piña de Buenavista del Norte a la brasa con helado de tomillo y matalauva.

El menú fue acompañado con un acertada selección de vinos canarios: los espumosos blanco y rosado de Trevejos (DO Abona); el rosado Finca Vegas de DO Abona; un listán blanco de Los Loros (DO Güímar); Testamento dry malvasía (DO Abona) y el A3 de Trevejos de DO Abona. Una apuesta por lo canario de The Top.

TE RECOMENDAMOS