cultura

Unas islas de leyenda

Diego Pun Ediciones publica ‘A la sombra de las palabras’ y ‘Lo que cuentan los barrancos’, dos obras escritas por Cecilia Domínguez Luis, Ernesto Rodríguez Abad y Pepa Aurora, que ilustran Patricia Delgado y Nareme Melián
Ernesto Rodríguez Abad y Cecilia Domínguez Luis presentaron los libros en Los Silos. / DA

A la sombra de las palabras y Lo que cuentan los barrancos son los títulos de dos nuevos libros que acaba de publicar Diego Pun Ediciones. La presentación de ambos volúmenes ha tenido lugar en la Biblioteca Pública Municipal de Los Silos, en un acto que contó con la presencia de dos de sus autores, Cecilia Domínguez Luis y Ernesto Rodríguez Abad -quien precisamente da nombre a este espacio cultural de la localidad de la Isla Baja-, y las intervenciones online de la escritora grancanaria Pepa Aurora y los ilustradores Nareme Melián y Patricia Delgado, quienes también integran esta experiencia literaria.

La escritora grancanaria Pepa Aurora. / DA

De esa forma, a caballo entre lo presencial y lo digital, no solo se puso de relieve el valor genuino de las letras canarias, sino cómo, sobre todo en estos tiempos de pandemia y distanciamiento social que atravesamos, las palabras tienden puentes, estrechan lazos y se sobreponen a cualquier obstáculo. En definitiva, la literatura une.

Patricia Delgado. / DA

Reivindicar la tradición de nuestros mayores es una forma de proteger el acervo cultural de un pueblo. Bajo esa premisa han visto la luz A la sombra de las palabras y Lo que cuentan los barrancos, que forman parte de la colección de leyendas canarias que la editorial tinerfeña Diego Pun Ediciones ha venido desarrollando y ampliando durante los últimos años.

Estas dos antologías de historias populares de Canarias escritas por Pepa Aurora, Ernesto Rodríguez Abad y Cecilia Domínguez Luis versan, respectivamente, sobre árboles y barrancos, dos elementos paisajísticos propios de nuestra tierra que han sido objeto de inspiración de numerosos e intrigantes relatos transmitidos de generación en generación gracias a la tradición oral.

PATRIMONIO LEGENDARIO

A la sombra de las palabras y Lo que cuentan los barrancos se suman, de este modo, a las leyendas canarias sobre brujas, piratas, muros e incluso el malpaís. Esta serie no solo pone de manifiesto el amplio patrimonio legendario del Archipiélago, sino que además supone la primera sistematización y categorización de estas producciones populares por escrito.

Nareme Melián. / DA

El profesor de la Universidad de La Laguna (ULL) y director del Festival Internacional del Cuento de Los Silos, Ernesto Rodríguez Abad, detalla que el proceso de documentación fue muy distinto para cada autor. En su caso se centró en realizar encuestas de campo y entrevistas con ancianos, acercarse hasta lugares recónditos y acudir a las pocas fuentes escritas que se conservan, para construir a partir de los retazos, los recuerdos y la imaginación. El resultado es una antología fiel a la tradición, pero con un elevado cariz literario.

Cecilia Domínguez Luis, galardonada con el Premio Canarias de Literatura 2015, apunta que “conocer las leyendas de nuestros antepasados es también conocernos a nosotros mismos”. Además, pone de manifiesto la magia que caracteriza toda la colección de leyendas canarias. La narradora infantil Pepa Aurora es aún más rotunda si cabe: “La historia de Canarias está en los barrancos”.

Portada de ‘Lo que cuentan los barrancos’. / DA

Siendo una editorial especializada en literatura infantil y juvenil, Diego Pun se desmarca de las etiquetas y apellidos de los que a menudo se desprende una connotación despectiva para hablar, sencillamente, de buena o mala literatura.

Portada de ‘A la sombra de las palabras’. / DA

A ese respecto, las leyendas canarias y, en especial, estos dos nuevos títulos, sorprenderán a los más pequeños que entren en contacto por primera vez con el mundo de aventuras, fantasías y misterios que recogen los relatos. Pero también a adultos que quieran familiarizarse con el patrimonio isleño o redescubrir las historias que de pequeños nos contaban nuestros abuelos.

TE RECOMENDAMOS