cultura

Imágenes para relatos que se construyen con la mirada

La Sala de Exposiciones de El Sauzal ofrece hasta el 25 de abril la muestra del pintor tinerfeño Jorge Pérez Rodríguez 'La hacedora de nubes', una treintena de obras de 'realismo fantástico'
‘El extraño ser’. / DA

“Podría ser un pintor realista, pero a mí siempre me ha gustado más intentar darle una vuelta de tuerca a las cosas y llevarlas a un universo fantástico, que nos haga soñar y por un momento nos saque de la realidad, que es de lo que se trata”. El artista Jorge Pérez Rodríguez (Santa Cruz de Tenerife, 1971) presenta hasta el próximo domingo, 25 de abril, en la Sala de Exposiciones de El Sauzal La hacedora de nubes, el título de esta muestra -y también de una de las obras que la conforman- en la que reúne una treintena de piezas, en pequeño, mediano y gran formato, fechadas entre 2014 y 2021. La exposición se puede visitar en horario de 17.00 a 20.00 horas, pero además el artista acude a la sala algunas mañanas con la finalidad de desarrollar allí su trabajo y poder conversar con el público.

‘La casa ambulante’. / DA

La hacedora de nubes -precisa el pintor tinerfeño- es un cuadro en el que he incluido a mi mujer. En los últimos tiempos mis obras se inspiran sobre todo en la familia, en mi esposa y en mis hijos, y todas de algún modo coinciden en ser muy evocadoras, en plantear una invitación a imaginar”. Cuando en uno de esos cuadros figura un retrato, el artista suele tomar como punto de partida una fotografía, pero luego, prácticamente el resto de la obra, desde que surge la idea y se esboza hasta que se plasma en el soporte, es pura invención.

El artista tinerfeño Jorge Pérez Rodríguez. / DA

LA INVENCIÓN

Quizás por eso mismo, cuando se le pregunta al autor de la exposición que se ha instalado en el municipio norteño por el estilo en el que ubicaría sus pinturas, que encajarían perfectamente como ilustraciones de un libro de relatos o quizás haya quien incluso encuentre en ellas trazas de surrealismo, Jorge Pérez Rodríguez habla de realismo fantástico. “En algún momento llegué a pensar que esta denominación me la había inventado yo, pero ya existía”, comenta con una sonrisa. “De hecho, estos días se han puesto en contacto conmigo desde el Naïa Museum, en Francia [Musée des Arts de l’Imaginaire Fantastique, que se encuentra en Rochefort-en-Terre, en Bretaña], que en gran parte alberga en sus instalaciones obras de este estilo”.

‘Una flor dice más que mil palabras’. / DA

De cualquier modo, más que de un hilo argumental o un único relato que discurre por todos los cuadros de la exposición, Jorge Pérez prefiere hablar de una propuesta que apela a la fantasía a través de múltiples historias: “Busco que cada obra cuente un relato por sí misma. Incluso es habitual que cuando la gente las observa les sugieran cosas que yo no me había planteado, pero que a partir de ese momento también empiezan a formar parte de la pintura”. “Hay cuadros de muy pequeñas dimensiones en los que el título sirve ya de introducción a las historias que plantean
-comenta el artista a DIARIO DE AVISOS-, que en todo caso nunca dejarán de estar abiertos a la interpretación de quien los contemple”.

‘La hacedora de nubes’. / DA

EL PROCESO

La técnica empleada por Jorge Pérez Rodríguez es el óleo, sobre papel o lienzo, y el grafito, más allá de recurrir en algunas ocasiones al aerógrafo para detalles de los fondos. El proceso creativo suele ser laborioso, aunque, como es lógico, el tiempo empleado difiere según las dimensiones del trabajo que afronte en cada momento. “En el caso de los cuadros pequeños -apunta el pintor tinerfeño-, suelo tardar unas cuantas horas en plasmar la idea que tenía, aunque también me puede llevar una tarde e incluso un día, dependiendo de las dificultades que tenga que encarar”.

‘La isla calavera’. / DA

“Si hablamos de una obra de mayores dimensiones, todo es mucho más complejo. Hago bocetos, estudios de color… Si voy a invertir dos meses en un cuadro, los riesgos que asumo son mayores e intento que quede lo mejor posible”, afirma. “No obstante, soy muy perfeccionista y casi nunca estoy conforme del todo con el resultado, pero eso también es una manera de seguir adelante e intentar progresar cada día”, apostilla.

LOS PROYECTOS

Además de La hacedora de nubes que se puede contemplar en El Sauzal, próximamente Jorge Pérez Rodríguez inaugurará en el municipio de Los Realejos una exposición retrospectiva, y también está barajando varios proyectos para la realización de murales. A eso se une la posibilidad de llevar a cabo otra exposición con obra reciente y su participación en una iniciativa del ya mencionado Naïa Museum. En todo caso, esto último es algo que podría concretarse a partir del próximo mes de noviembre.

‘La casa debajo del mar’. / DA

VIAJAR POR EL MUNDO

Pintor, ilustrador, diseñador gráfico, cartelista (“Intento abordar la mayor cantidad de facetas del arte, que es lo que más me atrae y también porque son retos que yo mismo me voy planteando”, afirma), Jorge Pérez Rodríguez posee una trayectoria profesional que se extiende por tres décadas, “aunque realmente esto siempre me ha gustado y comencé desde que era un niño”.
Durante nueve años estuvo viviendo en el continente europeo y viajando y aprendiendo, no solo en lo artístico, también en lo personal, por todo el mundo. Aparte de en el Archipiélago, sus obras figuran en múltiples colecciones más allá de nuestras fronteras. “Además de viajar por Europa, en ese tiempo tuve la oportunidad de estar en Nueva Zelanda, en Australia, en Brasil, en Israel…, vendiendo obras aquí y allá, de manera que he ido dejando por el mundo cachitos de mi trabajo”, señala. “Ahora, gracias a Internet, no me hace falta moverme y parte de mis obras las estoy enviando fuera, últimamente sobre todo a Irlanda, también a Francia… Internet se ha convertido en un gran escaparate. Aunque a mí realmente lo que me gusta -confiesa- es preparar una exposición, abrir la sala, ponerme a pintar allí y hablar con la gente. El trato directo, vamos. Soy muy de la vieja escuela”.

CONSTRUIR UNA CARRERA ARTÍSTICA DESDE LA HONESTIDAD QUE APORTA LA CALLE

“Apuestas por lo que quieres hacer y no puedes hacer otra cosa”, señala Jorge Pérez Rodríguez al recordar sus comienzos. “Tendría 17 o 18 años cuando me fabriqué un puesto y me fui al Rastro a vender mis obras”, explica el pintor tinerfeño. “También iba a las ferias de artesanía con mis cuadros, que no pegaban ni con cola entre los trabajos que presentaban los artesanos. Luego, a raíz de hacer ferias y de ir al Rastro, fui logrando clientes”, subraya. “La calle es el lugar más honesto para trabajar y darte a conocer, y también la que me ha llevado a donde estoy hoy. No me puedo quejar con el trato que he recibido en las Islas. Siempre me ha ido muy bien”, concluye.

TE RECOMENDAMOS