sociedad

Más de un centenar de estudiantes piden mantener los exámenes de septiembre

Los alumnos de la ULL argumentan que la eliminación de la tercera convocatoria supondrá menos oportunidades para aprobar y que obligará a abandonar a quienes tienen menos recursos
La protesta se desarrolló sin incidentes y con todas las medidas sanitarias. FRAN PALLERO

“Septiembre no se vende, septiembre se defiende” es el grito que en la mañana de hoy se ha escuchado en el césped del Campus Central de la Universidad de La Laguna. Con megáfonos, pancartas, mascarillas, distancia de seguridad y gel hidroalcohólico, más de un centenar de estudiantes se han concentrado para exigir que se mantenga en los estatutos universitarios el derecho a la tercera convocatoria de exámenes.

La protesta ha transcurrido sin incidentes, aunque los estudiantes mostraron su malestar por el hecho de que un vehículo policial haya accedido al recinto universitario, donde ha permanecido durante apenas unos minutos.

El grupo claustral que convocó la huelga, la Asociación Canaria de Estudiantes (ACE), ha trasladado sus “sensaciones positivas” tras la celebración de la concentración. Su portavoz, Eduardo Febles, considera que la afluencia de personas simboliza “que los ánimos de los estudiantes están con el apoyo a la convocatoria de septiembre”.

Esta protesta llega con motivo de la reforma de los estatutos que la institución lagunera está llevando a cabo estos meses. Será mañana, a través de una Comisión de Trabajo, cuando se revise el apartado que hace referencia a las pruebas de evaluación de septiembre.

Según denuncia ACE, que es el grupo estudiantil con mayor representación en el claustro, el profesorado tendría la intención de eliminar la tercera convocatoria a través de una propuesta defendida por el grupo Red de Participación Universitaria (Red-ULL).

“Estamos preocupados porque parece que la eliminación de septiembre sigue adelante”, ha trasladado Febles, quien asegura que después de esta jornada toca analizar el resultado de la huelga y estudiar si deben realizar nuevas acciones.

Por lo pronto, ACE cifra en un 80% el alumnado que no ha acudido a las aulas durante estos dos días de paro, aunque matiza que “es muy difícil medirlo porque hay clases que son semipresenciales, pero hemos visto los campus completamente vacíos”.

La huelga también ha contado con el respaldo de otros colectivos como el Frente de Estudiantes (FdE), la Coordinadora de Estudiantes en Lucha (Celt), el Frente Estudiantil de Canarias (Ahul) y la Plataforma de Estudiantes de Tenerife (PTE).

Pablo Mora, del FdE, ha considerado tras la concentración que el estudiantado “ha hablado” y que “no se puede permitir la desaparición de una convocatoria de exámenes, porque eso supone perder una oportunidad, y por tanto, más segundas y terceras matrículas”. Todo esto, ha explicado, “termina con un incremento de tasas y con más abandono escolar”.

Para Mora, la medida es “recaudatoria” y “perjudica sobre todo a los estudiantes de clase trabajadora, a los hijos de un camarero o de una limpiadora, que ya hacían un sobreesfuerzo para venir a estudiar y que encima ahora se verán más ahogados”.

Y ha recordado que la convocatoria de septiembre “no es para quien hace el vago todo el año, sino para quien tiene un problema familiar o personal, situaciones adversas o trabaja”…. además de para quien se le “cruza una asignatura”: “El fracaso es una situación muy habitual y no por fracasar una o dos veces eres un mal estudiante”, sentencia.

“SEPTIEMBRE ME HA SALVADO VARIAS VECES”

Además de los representantes de los grupos claustrales, a la concentración han acudido estudiantes a los que la eliminación de la tercera convocatoria les afectaría especialmente. Entre ellos está Laura, alumna del Grado en Maestro en Educación Infantil que ha sufrido en primera persona el incremento de las tasas universitarias al haber tenido que repetir algunas asignaturas: “Septiembre me ha ayudado muchísimo a evitar segundas y terceras matrículas porque julio y junio están muy cerca, así que tener el verano para prepararte bien una asignatura creo que es un derecho que no nos pueden quitar”, defiende.

Abril, estudiante del mismo Grado, ha compartido que acudió a la protesta principalmente en apoyo a sus compañeros, para los que septiembre es “muchas veces, su única opción para superar los exámenes”. Así, ha trasladado que conoce los casos de personas que “trabajan, tienen enfermedades, cuidan de personas mayores o se les atraviesa una asignatura, y septiembre es para ellos y para todos un derecho”. Además, no descartó que “en algún momento, yo misma necesite hacer uso de la tercera convocatoria”.

Alejandra, matriculada en Física, ha asegurado que “septiembre me ha salvado varias veces” y ha aclarado que la tercera convocatoria es “fundamental” para “todos los alumnos que no tienen la posibilidad de dedicarse únicamente a estudiar durante el curso”.

 

TE RECOMENDAMOS