santa cruz

Santa Cruz declara la emergencia para evitar daños en las pinturas del Salón de Plenos

El Ayuntamiento invertirá cerca de 200.000 euros en impermeabilizar la cubierta del Palacio Municipal afectada por filtraciones
El Salón de Plenos está afectado por las humedades. / DA

Las pinturas del techo del Salón de Plenos del Ayuntamiento de Santa Cruz, tal y como detalla el Cabildo de Tenerife, constituyen uno de los elementos artísticos más valiosos del edificio declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1986. Fueron realizadas por Manuel González Méndez en 1905 y representan a “la Verdad venciendo al Error”, un motivo derivado del primer uso al que se pensó dedicar el inmueble: palacio de justicia. A estas se suman, sin la calidad de esta representación, las pinturas de los lunetos, con una iconografía relacionada con el buen gobierno, que fueron obra de Juan Martínez Abades en 1906. Un conjunto pictórico que corre serio riesgo de resultar dañado, si no lo está ya, debido a las filtraciones que desde el techo del Ayuntamiento se están produciendo dado el mal estado de la estructura. Evitar ese daño, pero también que se vean afectados elementos estructurales del edificio, es lo que ha llevado al Ayuntamiento de Santa Cruz a declarar la emergencia para contratar la obra que repare las filtraciones. Así lo aprobó este lunes la Junta de Gobierno, encomendando al área de Patrimonio la contratación de las obras necesarias. Según explicó el responsable del área a DIARIO DE AVISOS, Dámaso Arteaga, “ya estamos pidiendo presupuestos para llevar a cabo la impermeabilización de la cubierta exterior, lo único que se va a hacer, y para lo que estimamos un gasto que estará entre los 150.000 y 200.000 euros”.

Al tratarse de un BIC, el Cabildo de Tenerife ha tenido que autorizar la declaración de la emergencia, algo que ha hecho una vez estudiado el informe presentado por el Ayuntamiento. En dicho estudio se da cuenta de las filtraciones en el Salón de Plenos del Palacio Municipal con la aparición de humedades, que están produciendo un deterioro en las representaciones pictóricas que se encuentran en él, así como el estado de conservación, y estanqueidad de la misma. Se propone que se impermeabilice correctamente todos y cada uno de los elementos constructivos que, dado el estado actual, están produciendo las filtraciones. “En concreto, la cubierta inclinada de tejas, el entablonado de madera del bajo cubierta y los dos lucernarios, haciendo especial hincapié en realizar una correcta ejecución de los puntos y encuentros especialmente sensibles a la hora de garantizar la estanqueidad de todo el conjunto” detalla el informe técnico.

Además, se deberá retirar todo el material que actualmente se encuentra depositado en el espacio de bajo cubierta, dejándolo libre del mismo, y habrá de mantenerse el lugar libre de suciedad y cualquier tipo de escombros, por el considerable aumento de riesgo de incendio que supone no hacerlo. Por último, se deberá realizar por un especialista en la materia, una valoración de los daños reales y potenciales sobre las representaciones artísticas existentes en el interior del Salón de Plenos, y la necesidad en tiempo y forma de realizar las actuaciones pertinentes que garanticen la conservación y preservación de todas y cada una de las representaciones artísticas mencionadas.
Según explica Arteaga, este informe se solicitó después de constatar la existencia de goteras. “Hemos tenido un invierno especialmente lluvioso y detectamos goteras que han provocado la aparición de humedades que podrían llegar a afectar a las pinturas”. “Lo que pretendemos con la obra -continuó- es detener el deterioro, para, a continuación, realizar el estudio de las patologías que afectan al edificio”. Al declararse la intervención por la vía de emergencia, Arteaga calcula que en el mes de mayo ya se pueda estar interviniendo, sin necesidad de interrumpir la actividad del Ayuntamiento.

El Cabildo teme que el conjunto pictórico ya esté afectado

El Cabildo, atendiendo a la documentación presentada, ha autorizado la intervención, sin esperar por el correspondiente dictamen de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico. Estima que existe una alta probabilidad de que las pinturas no se encuentre en buen estado, dado el mal estado de conservación de la cubierta de teja plana a dos aguas que cubre la techumbre y que apoya sobre una estructura de cerchas metálicas. Con carácter general, la cubierta muestra un mal estado de conservación, sin poderse determinar el estado de la losa de hormigón subyacente, cuya cara inferior se corresponde con el techo de Salón Plenos.

TE RECOMENDAMOS