la laguna

Urbanismo suspende la instalación de una antena de telefonía en Taco

Tras la denuncia de las asociaciones vecinales el Consistorio detectó que el edificio donde se iba a ubicar el dispositivo estaba fuera de ordenación y que su tamaño era insuficiente
Las obras de instalación tenían lugar en la calle San Agustín y fueron paralizadas el pasado viernes 9 de abril. DA
Las obras de instalación tenían lugar en la calle San Agustín y fueron paralizadas el pasado viernes 9 de abril. DA

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de La Laguna ha paralizado la instalación de una antena de telefonía en la calle San Agustín, en Taco, en lo que supone una nueva victoria ciudadana en la lucha contra estos dispositivos. Fue gracias a la denuncia de varias asociaciones vecinales que el Consistorio comprobó que las obras se estaban realizando sin la oportuna licencia y, tras el análisis de Urbanismo, se emitió un informe desfavorable a dicha instalación.

El procedimiento se inició el pasado viernes 9 de abril, cuando los representantes vecinales llamaron a la Policía Local de La Laguna, que se personó en el lugar “para comprobar, in situ, que efectivamente se estaba instalando un dispositivo en la parte alta de ese edificio”, expuso ayer a DIARIO DE AVISOS Alejandro Marrero, concejal de Seguridad Ciudadana en el municipio.

Marrero confirmó que a partir de ese momento se comenzó a indagar, en coordinación con Urbanismo, sobre los permisos de obra. Y acudió también hasta el lugar un inspector de Urbanismo, que constató que las obras se llevaban a cabo sin el correspondiente cartel de obra.

SUELO RESIDENCIAL
Por su parte, la directora de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Yaiza Pérez, trasladó ayer a este periódico los motivos por los que el emplazamiento elegido por la empresa de telecomunicaciones para ubicar la antena no sería el adecuado, como el hecho de que el edificio se encuentra en un edificio fuera de ordenación o en consolidación y que la edificación es de tres plantas de altura máxima, sobrepasando la antena esas dimensiones.

Por otra parte, Pérez explica que a la empresa se le había requerido que aportara una determinada documentación y que, hasta la fecha de la denuncia, el interesado no había hecho ninguna actuación en ese sentido. Todo esto motivó que Urbanismo dejara sin efecto la declaración responsable que la empresa había remitido.

Llegados a este punto es importante señalar que otorgar la licencia para la instalación de antenas de telefonía corresponde al Ministerio de Industria. Pero además de contar con esa licencia, se debe cumplir con otro requisito, que es el visto bueno de Urbanismo. “Para eso, los operadores tienen que presentar una declaración responsable con el proyecto que surte efecto desde que se presenta y que, posteriormente, Urbanismo revisa”, apuntó Pérez.

OTRA UBICACIÓN
Debido al incumplimiento de los parámetros descritos, la directora de la Gerencia de Urbanismo señaló que “no hay ahora mismo título urbanístico para que la antena se ubique en ese edificio” y que por eso se ha procedido a la suspensión y precinto provisional de las obras.

Como recoge la Ley del Suelo de Canarias, a la empresa interesada se le ha concedido una audiencia y tiene un plazo de diez días, a contar desde un día después de ser notificada, para presentar las alegaciones que considere pertinentes. Pero “previsiblemente”, “el operador deberá buscar otro emplazamiento”, zanjó Pérez.

Asimismo, la directora de la Gerencia Municipal de Urbanismo precisó que la antena de telefonía móvil nunca llegó a entrar en funcionamiento, estando aún las obras en una fase inicial.

Los vecinos, preocupados por la ubicación: cerca de un colegio y un centro ciudadano
Los vecinos, preocupados por la ubicación: cerca de un colegio y un centro ciudadano. DA

POLÉMICA VECINAL
No es la primera vez que vecinos de Tenerife se manifiestan contrarios a la instalación de antenas. En núcleos de La Laguna, como El Coromoto o Finca España, y en Santa Cruz, en El Sobradillo o Santa María del Mar, se han producido manifestaciones de rechazo hacia estos dispositivos.

En el caso de Taco, el concejal de Seguridad Ciudadana asegura que los vecinos han manifestado su “incertidumbre a nivel sanitario”, “por si estas antenas puedan afectar a la salud de las personas”.

Para tranquilidad de los ciudadanos, Marrero afirmó que el mismo día en el que se informó de la incidencia con la instalación del dispositivo, se les trasladó que las obras quedaban paralizadas.

El edil compartió que todas las quejas vecinales fueron en el mismo sentido y que, sobre todo, se habían mostrado críticos respecto a que la ubicación de la antena fuera en un edificio que tiene un colegio y un centro ciudadano cerca.

Cabe señalar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha insistido en numerosos informes en que “no existe ninguna prueba científica convincente de que las débiles señales de radiofrecuencia procedentes de las estaciones de base y de las redes inalámbricas tengan efectos adversos en la salud”.

Así, el organismo encargado de gestionar las políticas sanitarias a nivel mundial achaca los temores que puedan darse en la población a las informaciones “no confirmadas”, que “provocan un sentimiento de inseguridad y la sensación de que pueda haber riesgos desconocidos”.

Como medida para aplacar estas dudas y aumentar la aceptación en la población, la OMS pone en valor los programas educativos, la comunicación “eficaz” y la participación de los ciudadanos en el proceso de decisión antes de procederse a la instalación de antenas de telefonía.

TE RECOMENDAMOS