FÓRMULA 1

Verstappen arrasa en el caos de Imola, con Sainz quinto y Alonso undécimo

El holandés asaltó la cabeza de carrera nada más apagarse los semáforos y nadie pudo discutirle el triunfo en una carrera que vio banderas amarillas e incluso una roja que obligó a detener la cita

FORMULA 1 GP IMOLA
Lewis Hamilton y Max Verstappen, en la salida del en la carrera del Gran Premio de Emilia-Romaña. Europa Press

El piloto neerlandés Max Verstappen (Red Bull) ha conquistado este domingo la victoria en la carrera del Gran Premio de Emilia-Romaña, tercera cita del Mundial de Fórmula 1, por delante del británico Lewis Hamilton (Mercedes), que conserva el liderato por el punto conseguido en la vuelta rápida, mientras que los españoles Carlos Sainz (Ferrari) y Fernando Alonso (Alpine) han terminado quinto y undécimo, respectivamente.

El holandés asaltó la cabeza de carrera nada más apagarse los semáforos y nadie pudo discutirle el triunfo en una carrera que vio banderas amarillas e incluso una roja que obligó a detener la cita. Hamilton, que sufrió una salida de pista, mitigada por una bandera roja, y la rotura del alerón delantero de su monoplaza, resistió para finalizar segundo justo por delante de su compatriota Lando Norris (McLaren).

Por su parte, Sainz pudo resarcirse de su mala clasificación del sábado y fue capaz de remontar seis posiciones para finalizar quinto, justo por detrás de su compañero de equipo, el monesgasco Charles Leclerc. Alonso, mientras, terminó undécimo, mejorando tres puestos tras salir decimoquinto.

La lluvia recibió a los participantes en la cita de Imola, que depararía muchas sorpresas. En una ágil maniobra al final de la recta de meta, justo antes de Tamburello, Verstappen superó primero al mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez (Red Bull) y después al ‘poleman’ Hamilton para pasar a comandar la cita, en un adelantamiento en el que el monoplaza del vigente campeón acabó con el alerón roto.

Solo segundos después, ondeó la primera bandera amarilla por un accidente del canadiense Nicholas Latifi (Williams), que tras tocarse con el ruso Nikita Mazepin (Haas) se estrelló contra las protecciones en la ‘chicane’ Acqua Minerale. Ya se había restablecido la normalidad cuando el alemán Mick Schumacher (Haas) obligó a mantener el coche de seguridad en pista por un trompo en la zona de salida del ‘pitlane’.

La acción se reanudó con el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) presionando a Hamilton y con ‘Mad Max’ a lo suyo, afianzando su primera posición a ritmo de vuelta rápida. A medida que se secó la pista, el británico fue reaccionando, y la calma apremió a cambiar a neumáticos de seco. La estrategia entraba en juego.

“Se seca, pero no lo suficiente”, advirtió Verstappen, que sentía ya el aliento del heptacampeón casi rozando el ecuador de la prueba. En ese momento, el equipo le instó a pasar por garajes, donde pasó a vestir el compuesto medio. Una vuelta después, la mala parada del de Mercedes, también para poner medios, le permitió conservar el liderazgo en la prueba.

BANDERA ROJA EN PISTA

En el giro 31, todo saltó por los aires; Hamilton se fue fuera de pista en la curva 6 al tratar de doblar a su compatriota George Russell (Williams) y rompió su alerón delantero contra el muro, regresando a pista noveno. La carrera parecía acabada para el vigente campeón, pero un nuevo incidente con el de Williams de protagonista le dio vida.

Fue solo una vuelta después, en la 32, en un aparatoso accidente en el que el británico y el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) se vieron envueltos al final de la recta de Imola y que acabó con los dos coches destrozados.

https://twitter.com/DAZN_ES/status/1383783266512109575

La bandera roja apareció en pista para detener la competición, mientras Bottas dedicaba una clara peineta al inglés, que reaccionó golpeándole repetidas veces en el casco. Ambos se acusaron de ser responsables del incidente, y los comisarios aplazaron la investigación del mismo hasta el final de la carrera.

La carrera se reanudó, pero nadie alcanzó ya a Verstappen. La pelea final la protagonizaron Norris y Hamilton por la segunda plaza, una lucha que se llevó el de Mercedes cuando solo restaban tres vueltas para la bandera a cuadros. La posición y la vuelta rápida, que otorga un punto extra, le valieron para retener el liderato con 44 puntos, uno más que ‘Mad Max’.

Norris, por su parte, celebró emocionado subirse al tercer cajón del podio, y es ya tercer clasificado de la general del Mundial con 27 unidades. Leclerc, Sainz, el australiano Daniel Ricciardo (McLaren), el canadiense Lance Stroll (Aston Martin), el francés Pierre Gasly (AlphaTauri), el finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo) y el francés Esteban Ocon (Alpine) completaron el ‘Top 10’.