CD Tenerife

Aitor Sanz: “Para ellos es una final y para nosotros un partido trascendente”

Aunque quedan cuatro balas en la recámara, el medio madrileño sabe que es importante no apurar hasta el final para asegurar la permanencia matemática. Lo mejor, afirma, será ganar en Sabadell y dejarse de tentar la suerte

Aitor Sanz

Aitor Sanz ha vivido mil situaciones mucho más complicadas que la actual en el CD Tenerife. Quizás por eso el capitán y centrocampista (13 de septiembre de 1984, San Agustín del Guadalix) mantiene por completo la calma, a pesar de que el ambiente en la parroquia blanquiazul se ha enrarecido tras sumar el equipo de Luis Miguel Ramis cinco jornadas consecutivas sin ganar. Aunque quedan cuatro balas en la recámara, el medio madrileño sabe que es importante no apurar hasta el final para asegurar la permanencia matemática. Lo mejor, afirma, será ganar en Sabadell y dejarse de tentar la suerte.


-¿Entrenan esta semana de manera diferente por culpa de la mala racha de resultados que sufren?
“En absoluto. Estamos tranquilos, pero sabemos que es un partido importante para nosotros. Hay que tener mucha tranquilidad, pero igualmente responsabilidad. Aunque los últimos resultados no son positivos, creo que el equipo está trabajando bien”.


-¿Qué ha cambiado para que antes lo que estaban haciendo sí funcionara y ahora, haciendo lo mismo, el resultado sea diferente?
“Detalles. El otro día la expulsión nos condiciona mucho y el día del Castellón lo mismo. Los errores nos han penalizado mucho en las últimas jornadas y eso es lo que ha marcado la diferencia. En otros momentos, incluso cometiendo más errores, hemos podido sacar los partidos adelante. Pero hay que tener tranquilidad y mantener la línea de trabajo, que creo que es positiva”.


-¿Nota nerviosismo en el ambiente?
“Un poco más de tensión hay, pero no veo derrotismo ni nada de eso. Un poco de ansiedad por el tema de la clasificación, pero nada más”.


-¿Es una final el partido del domingo?
“No lo tomamos como una final, pero sí como un partido muy importante. En eso estamos todos de acuerdo. Hay más partidos por delante, pero si lo conseguimos esta semana, pues mucho mejor para todos. Es un partido trascendente. Nosotros vamos a Sabadell a intentar sacar los tres puntos y a llegar a los 50. La plantilla está confiada y debemos saber que debemos ser responsables y tener esa concentración competitiva para poder sacar el partido adelante. A pesar de que quedan cuatro jornadas, cuanto antes lo consigamos, pues mucho mejor”.


-Para el rival sí que lo será. Está claro que habrá que igualar su motivación para que en eso no sean superiores.
“A nivel de tensión estoy seguro de que vamos a estar igualados. Vamos a tener la tensión que el partido necesita, pero vamos a tener la ventaja de no tener la ansiedad que el Sabadell tendrá. Ahí tenemos un punto a nuestros favor y eso lo tenemos que aprovechar. Para ellos es una final y para nosotros un partido trascendente”.


-¿La salvación estará en los 50 puntos o en menos?
“Nosotros vamos a por los 50 puntos y, a partir de ahí, vamos a sacar todo lo que podamos. Cometeríamos un error si nos ponemos a pensar en sacar 48 puntos. Cuando vas sacar un empate, es fácil que te encuentres con una derrota. Vamos a ganar y si luego empatamos, pues ya se verá, pero lo importante es no llegar a los últimos partidos con ansiedad”.


-¿Se les pasa por la cabeza que el proyecto del próximo año depende mucho del puesto que ocupe el equipo esta temporada?
“Seguramente los que llevamos más tiempo aquí, esas cosas las tenemos más en cuenta, pero la gente que no lleve tanto tiempo, seguramente que ni lo pensará. Para nosotros es importante acabar lo más arriba posible, porque eso nos dará más crédito de cara al año que viene. Si logramos acabar en una buena situación, pues mucho mejor de cara a la próxima temporada”.


-Tampoco parece que las lesiones les estén ayudando demasiado.
“Es así. Creo que es uno de los años en los que más lesiones hemos tenido y me parece que es un poco la tendencia del fútbol en general. Es un poco la tónica habitual y quizás haya influido la pandemia. También la temporada tan exigente, en cuanto a calendario, habrá tenido que ver. Lo cierto es que hemos tenido y estamos teniendo muchas bajas, al igual que muchos otros equipos. Eso al final se nota, aunque tengas una plantilla amplia. Es una cuestión de que el míster tenga alternativas a la hora de hacer cambios para manejar los partidos. El lastre de jugadores lesionados ha sido bastante grande”.


-Y eso que el COVID apenas ha entrado en el vestuario blanquiazul.
“Creo que eso es debido al buen comportamiento que ha tenido la gente. Nos hemos librado del dichoso virus y de sufrir un parón, que creo que es un problema bastante grande. La plantilla lo ha llevado bien. Lo peor ha sido el tema del calendario, que por culpa de la pandemia se ha contraído bastante. Hemos tenido que jugar muchas veces entre semana y de manera muy seguida. Eso nos ha podido lastrar físicamente. Al final es lo que hay y el calendario es igual para todos”.


-No haber logrado cerrar la temporada antes también afecta a la planificación del próximo proyecto. Si ya se hubiesen logrado esos 50 puntos, el club ya hubiese confirmado, o no, la continuidad de Ramis. ¿Usted lo renovaría?
“Desde luego que el trabajo que hace me gusta mucho y creo que los resultados le avalan, pero es un tema suyo y del club, por lo que ellos sabrán como manejarlo. No soy nadie para meterme en ese asunto. El fútbol tiene su tiempo y supongo que lo estarán manejando”.