Así se acelera en la Cámara para que lleguen antes las ayudas

Medio centenar de personas contratadas específicamente ‘toman’ el Salón de actos de la institución provincial para gestionar el ‘rescate’ público a las empresas locales

“Conseguí este trabajo a través de Facebook. Vi la oferta en la página de la Cámara de Comercio y comprobé que cumplía con todos los requisitos, que eran experiencia con el excel, haber trabajado con la administración… Mandé la solicitud porque también tengo experiencia en contabilidad y en dos días respondieron. La entrevista fue dos días después, por la tarde me llamaron y al día siguiente ya estaba trabajando”. Así acabó Drusila Rivero, una santacrucera de 33 años de edad, formando parte del insólito ‘batallón’ de operadores que llevan semanas ocupando el Salón de Actos de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, además de otra estancia aledaña. Para esta chicharrera, escogida al azar por el informador, no se trata de un trabajo cualquiera: “Es verdad que, siendo entretenido, es exigente, pero tiene una labor social detrás importantísima para que los empresarios puedan subsistir y que no desaparezcan las empresas, porque lo de la Covid ha sido devastador”.
Drusila es una más del medio centenar de personas contratadas específicamente por la Cámara de Comercio provincial para gestionar, en colaboración con el Gobierno de Canarias, un paquete de ayudas a fondo perdido para las pequeñas y medianas empresas (pymes) y los autónomos locales por un total de 84 millones de euros con el afán de mitigar en lo posible la ruina generada por la pandemia. Pero el plato fuerte llega en breve, porque esta colaboración con las cámaras de comercio canarias para acelerar la gestión de estas ayudas se mantendrá para los 1.144 millones de euros que, también a fondo perdido y previstos para pymes y autónomos, llegan desde el Ejecutivo estatal.

La clave
“El papel que juega la Cámara de Comercio es facilitar la gestión de las ayudas del Gobierno; somos una entidad de derecho público y por ende tenemos la capacidad de poder colaborar con las administraciones, en este caso con el Gobierno de Canarias, a través de lo que podríamos llamar una encomienda de gestión que ayude a agilizar todo el proceso”, explica la directora general de la institución cameral provincial, Lola Pérez, quien a continuación precisa que “no sustituimos a la Consejería, somos un complemento. Agradecemos la confianza depositada por el Gobierno de Canarias en instituciones como la nuestra, que estamos muy cerca de las pymes, y esa experiencia y conocimiento nos permite ser efectivos”.
Aunque quedan un par de semanas para que se cumpla el plazo previsto, los resultados que facilita la Cámara se ajustan a los objetivos marcados respecto a las ayudas por 84 millones, pese a que las solicitudes superaron las 18.000 en el caso de la provincia tinerfeña”.
“Cumpliremos el plazo establecido de tres meses. Empezamos el 10 de marzo y esperamos haber finalizado el 10 de junio”, detalla Lola Pérez. “Creo que cumplir ese plazo de tres meses es formidable; además, mientras se han ido tramitando también se fueron abonando en la medida de lo posible si se cumplían todos los requisitos. Ya se han tramitado todos los expedientes, y esta semana ha quedado prácticamente finalizado el proceso previsto para las revisiones de los posibles errores en las solicitudes”, apunta la directora general.

El equipo
La responsable del batallón de contratados para gestionar estas ayudas de los 84 millones de euros regionales, Mar Pérez, da cuenta de lo que se encontró Drusila y sus compañeros al incorporarse a este operativo. “Empezamos con una fase de asesoramiento, tanto sobre los expedientes como acerca del servicio de call center, de cómo presentarse, la documentación, el soporte informático… Nosotros tramitamos el expediente, y a los que están bien presentados se les realizan los pagos, mientras a los que no, porque les falta documentación o es errónea y demás, se les pasa a la fase de requerimiento” que es justo la que ahora ha terminado.
En cuanto a que sean 50 personas las contratadas, también tiene su razón de ser. “Hemos contratado a ese número de trabajadores tras hacer una previsión de los expedientes que podían aspirar a los 84 millones en ayudas del Gobierno de Canarias en esta provincia, pero habrá que contar con más gente en el caso de los 1.144 millones de euros estatales”, aporta Lola Pérez, quien detalla sobre la experiencia actual con los fondos regionales: “Se presentaron algo más de 19.000 solicitudes, pero tras ser filtradas se quedaron en unas 18.000, y lo cierto es que acertamos con las previsiones, porque las empresas de esta provincia son aproximadamente el 48%, y estas ayudas de los 84 millones finalmente se han repartido con un 46% para la provincia tinerfeña, un 12% para Lanzarote, entre el 8 y el 9% para Fuerteventura y el resto para Gran Canaria. La leve diferencia, entendemos, es porque en Lanzarote y Fuerteventura el impacto de la crisis es todavía mayor que en el resto de las islas”.
Pero si tramitar en tres meses estas ayudas por un total de 84 millones de euros, el reto al que ahora se enfrentan las cámaras de comercio canarias se multiplica considerablemente con las estatales que suman un total de 1.144 millones, y que en breve afrontarán. Preguntada al respecto, Lola Pérez responde que ahora “hay una experiencia de colaboración con las ayudas actuales que entendemos positiva, si bien la complejidad es notable porque abarca a muchísimos sectores. Hay que felicitar al Gobierno por su coordinación pese a que el tema afecta a distintos departamentos del Ejecutivo”, si bien el timón lo lleva Promoción Económica, cuyo director general es Laureano Pérez.
Como es lógico, el batallón actual de medio centenar tendrá que ampliarse, si bien Lola Pérez avisa de que se servirán de los mismos parámetros: “La proporción de empresas que pueden aspirar a estas ayudas de los 1.144 millones es prácticamente la misma que en el caso de los fondos regionales, sobre todo gracias a la ampliación a más sectores que aprobó, y nosotros abogamos para que así fuera, una mayor flexibilidad para los afectados en ambos archipiélagos”, añade.

Para ayer
Sobre estas ayudas estatales, cabe recordar que el vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, firmaron el pasado día 12 el convenio que regula los detalles técnicos para la concesión de ayudas directas a las empresas y autónomos canarios esos 1.144 millones de euros, “dinero que ya está disponible y se librará a demanda del departamento del Tesoro de la Comunidad Autónoma conforme al procedimiento de convocatoria de subvenciones”, anunció entonces el Ejecutivo regional. Rodríguez recordó ese día que “las ayudas beneficiarán a todas las empresas y autónomos canarios que puedan acreditar unas pérdidas de más del 30% durante el año 2020, sea cual sea su tipo o clasificación fiscal”.
“No es un trabajo cualquiera”, concluye Mar Pérez, “porque ayudamos a que parte del tejido productivo de la provincia pueda subsistir a la crisis actual, y aunque sabemos que no es la solución perfecta sí que supone un balón de oxígeno. El equipo, lo sabe, y está motivado”

Lola Pérez: “Hay que lograr que las empresas se mantengan vivas”

La directora general de la Cámara de Comercio provincial, Lola Pérez. / Sergio Méndez

La directora general de la Cámara de Comercio de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Lola Pérez, tiene claras las prioridades actuales: “El principal objetivo es lo sanitario con la actual campaña de vacunación, y, desde el punto de vista económico, es evitar que se cierren empresas”. Testigo privilegiado por sus responsabilidades camerales, Pérez recuerda que “llevamos un año terrible y no todas las empresas tienen el músculo económico para afrontar lo sucedido. Ahora empezamos a ver algo de luz y se confía en que antes de terminar el año la vacunación permita recuperar así la actividad en la medida de lo posible. Pero durante estos meses hay que conseguir que estas empresas se mantengan vivas, para evitar no solo la destrucción de nuestro tejido productivo sino también que puedan ayudar a esa reactivación”.
“Conocemos de cerca a nuestros pymes y autónomos, por eso podemos colaborar eficazmente con el Gobierno para que las ayudas lleguen lo antes posible”, concluye Lola Pérez.

TE RECOMENDAMOS