Justicia

Canarias se ve obligada a renunciar al toque de queda

Desde anoche, las Islas pierden su principal ‘arma’ contra el virus al no lograr el aval de los tribunales y recurre al Supremo; fallece en Tenerife un niño de 6 años, la víctima más joven en el Archipiélago

Canarias se ve obligada a renunciar al toque de queda.

DIARIO DE AVISOS / AGENCIAS


El Gobierno de Canarias acordó ayer por la tarde dejar sin efecto el toque de queda, la posibilidad de cierres perimetrales en las Islas (en nivel 3 y 4 de riesgo epidemiológico) y las normas sobre actos religiosos en el exterior de los lugares de culto, una decisión que se publicará en las próximas horas en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma (BOC) y que se aplica desde ayer por la tarde.


Así lo comunicó el portavoz del Ejecutivo canario, Julio Pérez, tras tener lugar una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno después de conocerse la respuesta del auto de aclaración del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) en el que no se ratifican prolongar medidas excepcionales como el toque de queda o el cierre perimetral, una vez decayera el estado de alarma. Esgrime el tribunal que los términos jurídicos de su resolución “no ofrecen dudas”.


Julio Pérez indicó que la suspensión del toque de queda significa que “se podrá salir a la calle sin limitación de horarios”, pero quiso dejar claro que el resto de medidas de control, en vigor desde hace más de un año, no sufren ningún cambio.


En este sentido, señaló que se mantienen medidas como la limitación de horarios de los establecimientos de restauración, seguirán cerrados los parques públicos y lugares de ocio, y se continúan aplicando las limitaciones en el número de personas que se pueden reunir en espacios públicos y privados.


Esgrime el alto tribunal canario que los términos jurídicos de su resolución no ofrecen dudas, por lo que no permite aplicar el toque de queda ni el cierre perimetral en el Archipiélago. Pérez defendió los argumentos del Gobierno de Canarias para mantener esas restricciones y que están basado en un informe de salud pública.
Asimismo, aludió a la discusión legal existente, ya que hay tribunales y fiscales que piensan que no se puede declarar el toque de queda si no lo avala un estado de alarma, mientras que otros opinan que contribuye a controlar los contagios.


Julio Pérez también avanzó que el Gobierno de Canarias sigue preparando el recurso de casación que presentará ante el Tribunal Supremo mañana o el próximo jueves, que tendrá que ser resuelto en un plazo de cinco días. Recordó que la ley que regula el recurso de casación se aplica desde el domingo, por lo que se trata de un trámite nuevo.


Ahora Canarias “tratará de convencer al Supremo” de la necesidad de permanencia de esta medida y, en el caso de que se produzcan “dificultades complementarias”, el Ejecutivo decidirá otro tipo de medidas, como ha hecho otras veces, señaló el portavoz del Ejecutivo regional.


Por otro lado, descartó la posibilidad de solicitar al Ejecutivo nacional que establezca el estado de alarma en el Archipiélago. “En este momento no hemos pensado declarar un estado de alarma autonómico”. “Ningún consejero lo ha planteado ni hemos hablado de esa hipótesis”, explicó. El Gobierno ha preferido utilizar la vía de recurrir ante el Supremo, que es lo novedoso de esa ley.

“La vacunación no es suficiente”


El informe de Salud Pública sobre el que el Gobierno de Canarias decidió aprobar las medidas que debían mantenerse tras la finalización del estado de alarma sostiene que el paquete de medidas adoptadas para controlar la transmisibilidad de la COVID-19 en la Comunidad “ha sido efectivo” a la hora de modular la expansión del virus y recomendó su mantenimiento al menos tres meses.


En sus conclusiones, el informe consideró que “la vacunación no es suficiente como medida única” de intervención para la contención de la epidemia en el contexto epidemiológico mundial y advirtió de que el incremento de la movilidad y el reinicio de la actividad turística supondrá la entrada de personas procedentes de zonas con niveles más elevados de transmisión y presencia de otras variantes, colocando a la Islas en una situación de vulnerabilidad. Exponía que el incremento de la movilidad que se produjo tras finalizar las fases de desescalada durante el pasado verano conllevó la circulación con mayor intensidad.


El escrito señala que las medidas de los niveles 1 y 2 “son insuficientes cuando se produce la coincidencia de determinados escenarios”, como festivos (Navidad, Carnaval o Semana Santa) y que el paquete de medidas asociado al nivel 3 “tarda en responder al impacto que tiene estas situaciones hasta que logra estabilizar la curva y posteriormente cambiar la dirección” a la baja.

Doreste: “Los TSJC no estamos para resolver algo tan importante”

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, Antonio Doreste Armas, que hoy dejará su cargo, se mostró ayer muy crítico en Televisión Canaria con el decaimiento del estado de alarma impuesto a nivel nacional, ya que “los tribunales no estamos para estar resolviendo con prisas, premuras y sin tiempo para estudiar algo tan importante como la restricción de los derechos fundamentales”. Reconoció que “el Gobierno de Canarias ha tenido una actitud magnífica, de colaboración y de sometimiento a lo que ha dicho este tribunal”, pero indicó que “estamos en una situación muy incómoda por la modificación del marco legislativo”. Por tanto, hay discrepancias entre los TSJC de las comunidades.