Candelaria

‘Candelaria viva’, la mejor medicina para combatir la pandemia

La alcaldesa Mari Brito destaca a su municipio como el referente cultural de la Isla y recuerda que "el Cabildo lleva años sin invertir en Candelaria; no tenemos camas pero sí afluencia turística"

Mari Brito lleva siete años como alcaldesa de Candelaria. / SERGIO MÉNDEZ

‘Candelaria Viva’ nació como un proyecto dinamizador en 2015, no solo como un logo una marca, sino como “un concepto de pueblo, de casi ciudad, por un desarrollo integral del municipio, pero sobre todo crear una intensa vida comunitaria, crear actividad y vida para todas las personas, desde los más pequeños a los adultos”, señala la alcaldesa Mari Brito.


“Es verdad, recuerda la alcaldesa, que en el mandato anterior ya sabemos lo que sucedió con el pacto con CC, pero desde el grupo Socialista siempre hemos entendido el ayuntamiento como una gran casa de transversalidad, no departamentos estancos en cada concejalía, algo que ya se está notando en este mandato, gracias a la confianza mayoritaria de la ciudadanía. Cada acción que hace cualquier concejalía tiene que conseguir el objetivo de una Candelaria viva”.


Ni siquiera la pandemia ha dejado atrás ese objetivo, más todo lo contrario, salvando las lógicas restricciones sanitarias, Candelaria se ha distinguido por ser un referente cultural en este tiempo. “Puede resultar contradictorio, pero ese logo también ha significado un elemento de esperanza y motivación para el pueblo, que incrementamos el verano pasado con otra campaña ‘Candelaria sigue viva”. Hemos intentando atender todas las demandas de la ciudadanía, porque aunque obviamente lo primordial era respetar la normativa sanitaria, siempre quisimos mantener actividades a nivel cultural y deportivo para mantener vivo el municipio, junto a un apoyo decidido al comercio local, aunque sin ayudas directas, que venían de otras administraciones, con modernización tecnológica no solo en el sector servicios, sino también en los sectores primarios como la agricultura y la pesca. Para ello hemos creado plataformas como Market Place o el Club Gastronómico que están funcionando muy bien, algo similar a Sicted, que seguirá adelante después de unos años en donde no ha funcionado muy bien, aparte de medidas de formación a los comercios de manera gratuita, así como entrega de material anti COVID”.


Candelaria es uno de los municipios que mejor ha soportando, económicamente hablando, el confinamiento y el estado de alarma. En números, ahora mismo, Candelaria cuenta con 2.882 desempleados y en ERTE, 1.236 a enero de este año. La perdida de empleo con respecto a 2020 solo alcanzó el 8%, cuando en otros municipios, sobre todo del sur, se ha acercado hasta 50%, pero las cifras de parados en el municipio se mantienen en el 13,84%, como recoge el Observatorio Canario del Empleo. “Es verdad que todavía es pronto para hablar de brotes verdes, pero en Candelaria no ha habido muchos cierres por cese de actividad, gracias entre otras razones al servicio a domicilio, o en los sectores primarios, por ejemplo, la compra de la producción para el Banco de Alimentos o la puesta en marcha de un sistema de tarjetas para comprar en supermercados. Los agricultores del Mercadillo, por ejemplo, llegó un momento que nos dijeron que eran tantos los pedidos que no les daba tiempo cultivar, recoger y vender”.

Auditorio y piscina


Y para que Candelaria sigue creciendo cultural y deportivamente, hay dos grandes objetivos que se quieren retomar en este mandato: el auditorio y la piscina municipal, ambos a realizar en la rambla de Los Menceyes. “Son los dos grandes objetivos, sin duda, aparte de los proyectos de saneamiento, depuración y medioambiente que ya están caminando. En junio ya tendremos el crédito de 400.000 euros -200.000 cada uno- para redactar los dos proyectos y sacarlos a licitación pública. Es verdad que tenemos remanente, pero vamos a buscar financiación de otras administraciones, aunque esperamos que se pueda seguir manteniendo la suspensión de las reglas fiscales, como ya ha pedido la FEMP al menos hasta 2022/2023, que nos está permitiendo gastar nuestros ahorros”.

“Hemos hablado con el Cabildo para pedirle financiación para estos proyectos, porque es una realidad que Candelaria lleva muchísimos años sin recibir inversión por parte del Cabildo, pero lejos de eso, de hablar de partidos y de intereses políticos del pasado, la realidad objetiva, es que este municipio, por su población cercana a los 30.000 habitantes, por su ubicación y por el desarrollo estratégico del mismo, necesita que las administraciones supramunicipales, en este caso el Cabildo, apuesten por Candelaria, como lo han hecho por otros municipios turísticos. Es verdad que no tenemos camas, pero sí tenemos una gran afluencia turística”, recordando además que quedan otros asuntos pendientes de mucho calado: el nuevo centro de salud y el centro sociosanitario en Barranco Hondo, sin olvidar todas las obras de saneamiento que deben impulsarse antes de final de año -ya tienen concedidos ocho millones de euros de Gobierno de Canarias- para llevar las aguas residuales desde Las Caletillas, a través de Puntalarga y San Blas, hasta la depuradora comarcal ahora en período de pruebas.

La cultura

En el Presupuesto de 2020 había un gran presupuesto para Cultura y Fiestas, pero debido a la pandemia “hubo una modificación presupuestaria para pasar el dinero de Fiestas para redactar proyectos de Urbanismo, Medio Ambiente y demás, pero si adaptamos el presupuesto de Cultura y logramos convertirnos quizás en el primer municipio de Tenerife en actividades culturales con el Cine Viejo con una programación estable desde junio de 2020 todos los fines de semana, con un tercio de aforo. Hemos colaborado con una infinidad de artistas, con teatro, cine, música, dando trabajo a empresas de sonido y luz del municipio que tan mal lo han pasado en este tiempo. A esto habría que unir que hemos mantenido la Universidad Popular de Candelaria (Upcan), tanto de manera presencial como telemática o los programas de Deporte y Salud cuando las medidas sanitarias nos lo permitían. De igual manera, el 12 de junio fuimos el primer municipio de la Isla que abrió las bibliotecas y la sala de exposiciones del Ayuntamiento viejo. También mantuvimos los PFAE y cursos para desempleados. Candelaria ha sido un referente en cultura y en ello han colaborado todas las concejalías”.

Fiestas de agosto

Mari Brito, avanza que a lo largo del mes se que inicia mañana “tomaremos una decisión sobre las fiestas de agosto de la Virgen”, descartando por lo pronto los actos populares de las fiestas de Santa Ana y El Carmen que tradicionalmente se celebran la última quincena de julio.
“Si vamos a preparar algo tenemos que hacerlo con antelación y tenemos un mes por delante todavía para tomar una decisión, aunque se puede ser optimista viendo como va la vacunación, y si hay inmunidad de grupo, como le he oído al presidente Torres, de que en verano estará vacunada el 70% de la población canaria, no es descartable que pudiera haber fiestas de agosto, aunque al día de hoy siguen prohibidas las romerías y procesiones por parte del Obispado, por ejemplo. Todo dependerá de las restricciones, pero antes de final de junio habrá que tomar una decisión”, básicamente sobre actos como la procesión de Las Candelas, la ofrenda a la Virgen, la ceremonia de Los Guanches o la propia peregrinación por el Camino de la Virgen.
De igual modo se hará con los conciertos al aire libre que suelen celebrarse en Candelaria durante la etapa estival o eventos como el ‘Dia Happy’, así como las fiestas de los distintos barrios que componen en municipio. Todo quedará a expensas de como evolucione la vacunación y la incidencia de la pandemia y las medidas restrictivas que eso comporta.