incendio en arico

El impacto del incendio en el Parque Nacional del Teide está siendo “mínimo”

Las llamas "se extinguen casi solas" por la ausencia de vegetación que sirva de combustible
Helicóptero en las labores de extinción del incendio en Arico. Sergio Méndez

Los servicios de extinción del incendio declarado este jueves en Arico, Tenerife, que ya ha afectado a una superficie de 2.600 hectáreas, han conseguido consolidar su perímetro, aunque sigue “totalmente descontrolado“.

Así lo ha indicado Jorge Parra, técnico de la Dirección General de Seguridad y Emergencias, quien ha advertido de que el cambio del viento previsto para esta noche “nos puede dar algún sustillo” en el flanco izquierdo del incendio.

De modo que todos los esfuerzos se centrarán en cerrar y controlar el perímetro del incendio, “y si todo va bien”, intentar estabilizarlo mañana.

Parra ha comparecido en rueda de prensa acompañado del portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, del presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, y del alcalde de Arico, Sebastián Martín, quien ha avanzado que ya se detectó el punto exacto donde se originó el incendio y que la Guardia Civil investiga las causas.

Julio Pérez ha valorado que la situación ha mejorado con respecto a la mañana y es previsible que se siga mejorando por la noche, lo que es “un avance”, ha dicho, y “sin llegar a hablar de una situación estabilizada”, ésta está “más cercana”.

Respecto a la incursión del incendio en el Parque Nacional del Teide, ha indicado que su impacto está siendo “mínimo” por la ausencia de vegetación que sirva de combustible, con lo que las llamas “se extinguen casi solas” tras quemar “un poco de matorral”.

No obstante, ha apuntado que a pesar de la mejoría subsisten algunos focos de especial peligro y una meteorología adversa con vientos fuertes, altas temperaturas y baja humedad.

El también consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias ha dicho que el objetivo de la intervención tanto terrestre como aérea es consolidar el fuego en los 25 kilómetros de perímetro del incendio y para ello durante el día han intervenido más de 300 efectivos pertenecientes a varias administraciones, cinco helicópteros y un hidroavión al que le sumará otro en las próximas horas.

Hasta las 17 horas, los cuatro helicópteros del Grupo de Emergencias y Salvamento del Gobierno de Canarias habían realizado 194 descargas de agua a los que hay que sumar las 42 realizadas por el helicóptero del Cabildo de Tenerife y las 22 del hidroavión.

“La intensidad del ataque aéreo con agua ha sido importante” ha dicho Pérez, que se ha congratulado de que no se haya producido ninguna afección personal y de que no haya habido desalojos ni evacuaciones.

El consejero canario ha recordado que está absolutamente prohibido los accesos a los montes de Granadila, Fasnia, Vilaflor y Arico así como a los senderos del Parque Nacional del Teide

Ha adelantado que hasta el domingo no hay previsto un cambio meteorológico y aún para mañana se espera viento y sequedad.

Pedro Martín ha requerido a la población que acaten las prohibiciones de acceder a los montes de Arico y de los municipios colindantes y ha señalado el temor en el Parque Nacional del Teide es que afecte a endemismo de la zona.

Martín ha indicado que la situación del mar “no pinta bien” para mañana por lo que los hidroaviones no podrán cargar en el puerto de Granadilla como lo han hecho hoy y lo tendrán que hacer en aeropuerto Tenerife Sur.

Además ha precisado que no hay riesgo con una línea de alta tensión que está en la zona del fuego y ha confiado que en si la situación va a mejor, se tengan buenos resultados durante el fin de semana.

El alcalde de Arico, Sebastián Martín, ha explicado que desde el consistorio se está dando apoyo logístico a los efectivos que trabajan en la extinción del fuego. 

TE RECOMENDAMOS