CD Tenerife

Sergio, la posibilidad que la queda a Ramis para el centro de la defensa

Las lesiones de Carlos Ruiz, Álex Muñoz y Bruno Wilson, unido a la expulsión de Alberto, convierten al jugador cedido por el Cádiz en acompañante de Sipcic

La estúpida expulsión de Alberto Jiménez frente al Almería le supone a su entrenador un serio problema. Las lesiones de Carlos Ruiz, Álex Muñoz y Bruno Wilson dejan a Sipcic como único central disponible para la cita de este domingo ante el Sabadell. Luis Miguel Ramis tendrá que improvisar frente al cuadro arlequinado con Sergio González, quien precisamente ante el cuadro indálico acabó participando en el centro de la zaga junto al defensor serbio.


El entrocampista procedente del Cádiz ya jugó en el Heliodoro toda la segunda parte desde que a su compañero Albero le dio por autoexpulsarse. La idea no es para nada descabellada, pues aquí en la Isla se le tiene catalogado como un mediocentro defensivo. Sin embargo el cartagenero se le conoce más bien por su labor como defensa central.

Buena parte de su formación como futbolista la pasó jugando en el eje de la zaga, pero ya en el filial del Cádiz adelantó su puesto para jugar como pivote por delante de la defensa. Ya en el primer equipo, Álvaro Cervera comenzó dandole confianza como defensa central, pero no terminó de convencer ahí al extécnico blanquiazul, que también lo sumó a la medular. Justamente ahí acabó logrando buenos números en la temporada del ascenso gaditano a Primera División.


De cara al duelo del próximo domingo, Sergio tendrá que retrasar de nuevo su puesto debido a las exigencias del guión. Aunque a Ramis le quedarían otras posibilidades aún más rocambolescas, si es que en estos días no recupera a alguno de los muchos defensas que tiene lesionados. Una de ellas podría ser la colocación de Pomares junto a Sipcic, para luego ubicar a Kakabadze en el lateral zurdo. Quizás son esas demasiadas variaciones para la defensa.


Mientras tanto, Ramis sigue trabajando con sus jugadores de cara a la importante cita de este domingo en la Nova Creu Alta, estadio en el que los blanquiazules podrían certificar su permanencia de manera, por fin, matemática.