gastronomía

Yanet Acosta: “En Canarias se ha creado una oferta gastronómica para los viajeros excluyendo al público local”

La directora de The Foodie Studies Yanet Acosta (1975, Garachico) considera que "en Canarias se ha creado una oferta gastronómica para los viajeros excluyendo a la población local"
Yanet Acosta, nacida en Garchico en 1975, carga un amplio currículum a sus espaldas
Yanet Acosta, nacida en Garchico en 1975, carga un amplio currículum a sus espaldas

Yanet Acosta, nacida en Garchico en 1975, carga un amplio currículum a sus espaldas. Es doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, realizó el posgrado en la Columbia University de Nueva York, ha trabajado para EFE, El País, El Mundo, Tapas, con Ferran Adrià en su proyecto de elBulli Foundation, es novelista (El chef ha muerto y Matar al padre, entre otras) y en 2013 creó The Foodie Studies a como una plataforma on-line dedicada a la formación y divulgación del periodismo gastronómico.

-¿Qué es The Foodie Studies y qué razones te motivaron para su creación?

“The Foodie Studies es una plataforma en la que me propuse que los profesionales de la gastronomía compartiéramos lo que sabíamos a través del Master de Comunicación y Periodismo Gastronómico. Además, la plataforma promueve el conocimiento de esta especialidad con la organización anual de un congreso y con la publicación de una revista. The Foodie Studies nació en 2013 en formato on-line como una apuesta por una formación innovadora y con una visión transversal de la gastronomía”.

-¿Recibir un premio que lleva el nombre de Álvaro Cunqueiro, una referencia en el mundo del periodismo gastronómico debe ser todo un orgullo?

“Por supuesto, todo un orgullo”.

-¿Cómo surgió tu vocación por el periodismo gastronómico?

“Bueno, la verdad es que llegué al periodismo agroalimentario por casualidad. Mis primeras prácticas fueron en una revista sobre distribución alimentaria. Pasé a trabajar temas agrarios y agroalimentarios y después a la gastronomía y me fascinó porque son áreas pilares de la sociedad”.

-¿Qué circunstancias te han llevado a desarrollarlo fuera de las islas?

“Estudié en Madrid porque en aquel momento no existía la carrera en La Laguna y comencé a trabajar en la ciudad, donde fueron surgiendo otras oportunidades. Sin embargo, siempre he tenido muy presente mis Islas. Hace 15 años hice una charla divulgativa a través de Slow Food para dar a conocer las papas antiguas de Canarias y lo último que he hecho ha sido un evento para divulgar la obra de Viera y Clavijo desde la gastronomía”.

-¿Como persona inquieta que eres, cuáles son tus próximos proyectos?

“Pues el próximo está ya casi en camino. Organizo para la Cátedra UNESCO de Investigación en Comunicación unas Jornadas on-line de Periodismo Gastronómico, Investigación y Comunicación Intercultural el próximo 21 de mayo. El objetivo es promover la investigación en comunicación gastronómica en las universidades y visibilizar su gran interés para la interculturalidad”.

-Ha pasado ya un año del inicio del estado de alarma, ¿cómo ves, desde el punto de vista gastronómico, el futuro de la restauración?

“¡Quién sabe! Ahora mismo lo que veo es que hay mucho grupo financiero situándose porque tienen expectativas halagüeñas, mientras otros grupos han tirado la toalla. También veo nacer con fuerza pequeños negocios independientes vinculados a sectores como la panadería y la pastelería o el café, mientras otros autónomos han echado el cierre. Sea como sea, el sector sufrirá una transformación”.

-España es un país que ha apostado por la gastronomía, sin embargo están cerrando establecimientos, entre ellos el de Albert Adrià y los Hermanos Iglesias, en Cataluña, y en Madrid otros, mientras se ha incrementado la oferta de lujo ¿Cómo explicas esta situación?

“El músculo financiero. Han tenido que cerrar los que ya no podían más. Los que no tenían otra alternativa porque el músculo no daba para más. Mientras que han abierto los que apuestan por el futuro a corto plazo con una inyección de dinero fresca y nueva. En el centro de Madrid hay muchísimas obras y casi todas son para crear nuevos hoteles. Esta gentrificación está impulsada por una perspectiva de que el turismo vendrá en masa a esta ciudad en muy poco tiempo. Y esto puede que ocurra o no”.

-Viajas con frecuencia a la isla de Tenerife donde tienes tus raíces. ¿Cómo ves la gastronomía de la isla, donde la restauración se ha esforzado por lograr estrellas Michelin y Soles Repsol y ahora nos falla algo esencial como es el turismo?

“Dicen los analistas que el turismo volverá y con fuerza, de ahí esas inversiones de las que hemos hablado antes. Sin embargo, siempre he observado con escepticismo el fenómeno que ha esculpido la restauración en nuestras islas: crear una oferta gastronómica a medida de esos viajeros y excluyendo al público local. Idealizando en ocasiones las preferencias y niveles adquisitivos de esos turistas y despreciando las del público local. Veo que pequeñas iniciativas con propuestas divertidas y a precios medios están repletas de público local, que nunca suele fallar y que, además, atrae al visitante”.

-¿Te gustaría desarrollar alguno de tus proyectos en la isla de Tenerife?

“¡Me encantaría!”

-¿Tu faceta de escritora de novelas, negras y de gastronomía, es una manera de evadirte de la realidad o es otro manera de observar la vida?

“Es otra manera de narrar. Es otra forma de hablar de cómo veo la vida, de hacer crítica, de analizar, de poner en perspectiva”.

-¿De dónde sacas tiempo para desarrollar tantas actividades?

“Pues no es fácil, la verdad. Jajaja”.

TE RECOMENDAMOS