Cultura

El Parlamento regional honra la memoria de los canarios en Mauthausen

La exposición de Eduardo Cabrera sobre el campo de concentración, organizada por la Cámara y el Gobierno, puede visitarse hasta el 6 de julio en la Sala Estatuto de Autonomía

En la apertura de la exposición intervinieron la escritora Elsa López y la chelista Caridad Rosa Varona. / Sergio Méndez

La Sala Estatuto de Autonomía del Parlamento regional alberga desde ayer la exposición 186 escalones, en memoria de los canarios de Mauthausen. 1945-2021, del escritor y periodista palmero Eduardo Cabrera. Se trata de un homenaje a los 45 canarios prisioneros durante la Segunda Guerra Mundial en el campo de concentración de Mauthausen, en Austria. Esta propuesta expositiva puede visitarse hasta el 6 de julio.

En la inauguración de la muestra intervinieron el presidente de la Cámara, Gustavo Matos; el consejero regional de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez; el presidente de la Fecai y del Cabildo de La Palma, Mariano Zapata, y el autor de la exposición. También participaron la chelista Caridad Rosa Varona, que interpretó Schindler’s list (John Williams), así como la escritora, y Medalla de Oro de Canarias 2016, Elsa López, quien leyó los nombres de cada uno de los canarios de Mauthausen. Asimismo, al acto acudieron la vicepresidenta segunda y la secretaria segunda de la Mesa, Rosa Dávila y Luz Reverón.

Imagen del acto inaugural de este lunes. / Sergio Méndez

JUSTICIA Y CONSUELO

Esta muestra busca que la sociedad conozca el sufrimiento de quienes padecieron el horror de los campos de concentración y mantener viva su memoria. Matos señaló que la historia de los canarios en los campos de concentración es desconocida y recordó a Sebastián Perera, concejal socialista en La Laguna en la II República, quien, tras pasar por las prisiones de Fyffes y Barcelona, huyó a Francia y acabó en un campo de concentración. “Murió víctima de los nazis por cometer el único pecado de defender la democracia y las ideas progresistas”. Julio Pérez mostró su satisfacción por el hecho de que su departamento haya contribuido a hacer realidad esta exposición. El consejero regional destacó que el homenaje a los canarios en los campos de concentración no supone un acto de rencor, sino de memoria, justicia y consuelo.

Zapata señaló que en las fuentes documentales constan entre las víctimas del campo de concentración vecinos de cinco de las ocho islas, pero agregó que, con independencia del origen y de los nombres, todas las víctimas son canarias.

La muestra documenta el horror de los campos de concentración. / S. Méndez

Eduardo Cabrera señaló que las víctimas canarias de Mauthausen, “que han vivido demasiado tiempo en el olvido, sufrieron la mayor aberración de la que es capaz el ser humano, pero hoy volvemos a pronunciar sus nombres y decir, por fin, que ya están de vuelta, ya están en casa”. Aseguró que la exposición “es justicia, es un viaje incómodo, pero necesario”. “Cualquier persona puede convertirse en un monstruo si se dan las circunstancias adecuadas, que se construyen con discursos que siembran el conflicto, la diferencia, el rencor y la sed de venganza, y también utilizando las palabras para sembrar el odio hacia otros seres humanos”.

La exposición puede visitarse hasta el 6 de julio. / Sergio Méndez

Algunos de los canarios en Mauthausen fueron reclutados para combatir en la Península en la Guerra Civil. Otros estaban presos en las Islas y fueron intercambiados por prisioneros de la Península. Al término de la Guerra Civil huyeron a Francia, donde algunos continuaron en prisión y otros se unieron a la Resistencia. Capturados por los nazis, fueron enviados al campo de concentración y exterminio.

La cifra de 45 canarios, 28 asesinados y 17 supervivientes, está constatada con las distintas fuentes y archivos consultados, entre ellos el archivo oficial del Memorial de Mauthausen.