crisis coronavirus

La Justicia exonera de los contagios a los bares, que pueden abrir en interior

El TSJC acepta suspender cautelarmente el cierre de los comedores en la hostelería de Tenerife, y el sector, debido a la “muy grave” situación de la Isla, intentará consensuar “un nivel 2 reforzado”
Dos personas, ayer, haciendo uso del interior de una cafetería, tras hacerse efectiva la medida cautelar del TSJC | TONY CUADRADO

“No existen evidencias de que la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia esté siendo causada por la actividad económica desarrollada en la restauración y hostelería”. Es uno de los razonamientos seguidos por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) para suspender cautelarmente la norma decretada por el Gobierno regional que prohíbe el uso de los comedores interiores en bares y restaurantes de Tenerife, como parte del nivel 3 de alerta epidemiológica.

El Ejecutivo autonómico recibía así un varapalo judicial ayer, tras haber hecho caso omiso a las demandas de Cabildo y ayuntamientos tinerfeños, que pedían, precisamente, relajar las restricciones para este tipo de establecimientos. Además, en la sentencia el Tribunal tildaba de “tortura” las medidas a las que ha tenido que hacer frente el sector, especialmente, por la “incertidumbre más absoluta de ahora cierro, mañana abro y pasado el Gobierno dirá”.

De cualquier modo, atendiendo a la delicada situación de Tenerife -en las últimas 24 horas acaparó 141 de los 206 nuevos positivos registrados en el Archipiélago-, han sido los propios representantes hosteleros los que, en un encuentro celebrado ayer con Cabildo y Gobierno, quisieron aproximar posturas para hallar un punto intermedio entre salud y economía. Así lo puso de manifiesto el presidente insular, Pedro Martín, al término de la reunión, señalando que, visto el “momento pandémico muy grave, muy serio” que atraviesa la Isla, “hay que tomar alguna medida suplementaria”; “una especie de nivel 2 reforzado”, describió.

Cabe recordar que al inicio de esta semana, el lunes, el Gobierno abría la puerta a que se efectuaran cambios en las normas propias de cada nivel de alerta para la hostelería. Y es que, si bien la Administración regional se aferró a uno de los principios básicos de la lucha contra la pandemia, la de los contagios por gotículas en suspensión, para cerrar los comedores, ya hay otras comunidades que han establecido métodos para controlar si un espacio cerrado es o no peligroso; como Galicia, que hizo obligatorio el pasado 23 de abril los medidores de concentración de CO2. Además, se encuentra el hecho de que, al no poder acudir a bares y restaurantes -donde las autoridades pueden vigilar los incumplimientos-, la población se ve abocada a sus viviendas, sin control alguno.

LA OPOSICIÓN ENTIENDE QUE EL TSJC HA “CORREGIDO LA INJUSTICIA” DEL GOBIERNO

Minutos después de hacerse público el auto del TSJC, los propietarios de los establecimientos de hostelería y restauración procedían a aperturar sus estancias interiores. Prácticamente, de manera inmediata, como consecuencia de su envío por aplicaciones de mensajería instantánea. Y, por otra parte, los representantes de las distintas formaciones políticas salían al paso de la decisión.

El presidente del PP de Tenerife y alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, era uno de ellos, apuntando que “los jueces han tenido que pararle los pies al señor Torres”, puesto que, a su juicio, son varios los interrogantes en torno al cierre de los comedores decretado en el nivel 3. Y es que el dirigente popular ha solicitado en distintas ocasiones -también en su condición de diputado- “los informes que avalan” tal medida, sin que hasta la fecha se le haya dado respuesta.

Por su parte, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, que había sido uno de los más críticos con la afección de estas restricciones en uno de los sectores económicos más castigados por la crisis sanitaria, valoró que el TSJC ha “corregido la injusticia” cometida por el Ejecutivo regional. Y recordó que desde el Consistorio “continuamos aplicando bonificaciones fiscales y promoviendo el consumo a través de los bonos, como fórmulas para mitigar la situación de este sector”.

TE RECOMENDAMOS