economia

Óscar Izquierdo: “El aumento de los fletes tiene una repercusión evidente en los precios”

Hace mucho tiempo que la Federación Provincial de la construcción (Fepeco) lleva denunciando el encarecimiento de los fletes que está asfixiando a muchas empresas importadoras de la Isla. La patronal insiste una y otra vez que esta situación está llevando a la ruina a muchos empresarios de Canarias sin que la administración tome ninguna decisión. Óscar Izquierdo insiste en esta cuestión en una entrevista en el DIARIO con la intención de despertar sensibilidades y lograr compromisos.

-¿Qué está pasando con los fletes?
“Pues que están por las nubes. Mire, la mayoría de los materiales de construcción para abastecer las necesidades de las distintas obras que se están ejecutando en la Isla se importan y, en el 90% de los casos proceden de países extracomunitarios, sobre todo de Asia. En estos momentos, estamos sufriendo una subida descomunal de los precios de los fletes, por encima del 500%. Para que se haga una idea: el precio de referencia de un contenedor está seis o siete veces más caro de lo que costaba hace dos años. Además hay que hacer trasbordos para llegar a Tenerife con lo que supone un sobrecoste de 1.200 euros. Hoy traer un contenedor puede estar en 6.000 euros. Como comprenderá este incremento supone un verdadero descalabro en las cuentas de cualquier empresa. Ya ni le cuento los problemas de las islas menores que se han quedado literalmente incomunicadas”.

-¿A qué se debe esto?
“A varios factores. En primer lugar, a la pandemia, que ha provocado una distorsión en el tráfico marítimo internacional con escasez de contenedores y de barcos. Fíjese que, actualmente, son cinco las empresas que controlan el tráfico de mercancías desde Asia. Además, el hecho de vivir en Islas tampoco ayuda. Los tiempos de llegada a los puertos de destino se han demorado en más de 30 días, si a eso añadimos, el transitario y los despachos en el puerto para poder sacar las mercancías, estamos causando un deterioro a las empresas que no es resistible de ninguna manera. Y en tercer lugar, el promedio de salida de un contenedor del muelle de Tenerife está en plazos excesivos para ser asumidos por las empresas. Hay poca conectividad marítima de la Península con Canarias, lo cual supone que los barcos lleguen los jueves o viernes de la Península. En el Puerto de Santa Cruz no se despachan los contenedores ni sábado, ni domingo, ni días festivos, así que imagínese, tiene que esperar al lunes, y ese día salen los productos perecederos. Canarias no tiene un problema de conectividad aérea, lo que tiene es un gravísimo problema de conectividad marítima que hace que suban los precios, incluidos los de primera necesidad”.

-¿Cómo puede repercutir esto en los precios?
“Mucho. El metro cuadrado de material que antes costaba dos euros, ahora vale 12, algo que está llevando a la ruina a las empresas. Es evidente que tiene una repercusión en los precios, pero no solo en la construcción en cualquier sector. Por eso necesitamos urgentemente reducir el tiempo que los contenedores están en las instalaciones portuarias y que su salida sea más rápida, para evitar pérdidas irreparables a las empresas y que se paren las obras”.

-¿En manos de quién está la solución?
“Mire la solución a todo esto está en manos de la Unión Europea que, a instancias del Estado, es quien tiene que negociar con las navieras para evitar los abusos en los precios de los fletes. Por otro lado, la reducción de los tiempos en el puerto está en mano de la administración. No obstante, le tengo que decir que tanto el presidente del Cabildo, Pedro Martín, como el diputado socialista, Héctor Gómez, están haciendo todo lo posible para solucionar este problema. Me informan puntualmente de las gestiones que están haciendo en Madrid y la próxima semana tengo una reunión con Pedro para seguir trabajando en este asunto. El subdelegado del Gobierno en Tenerife, Javier Plata también se ha interesa y sé que está haciendo gestiones en Madrid”.

¿Esto no ocurre en Las Palmas?
“Bueno, ahí ha tocado mi fibra sensible. Los tiempos en el puerto de La Luz son otros. Al final se está haciendo todo lo posible para que el gran puerto de Canarias sea el de La Luz. Y tiene un ejemplo con la planta regasificadora. El Gobierno tiene un discurso para la Isla de Tenerife y otro para Gran Canaria. Por eso apoyamos la iniciativa del Cabildo que reclama el gas en Granadilla como alternativa energética de transición. Si Tenerife se queda sin regasificadora nos quedaremos fuera del mapa”.

TE RECOMENDAMOS