Violencia de género

Poli Díaz entra en prisión por un presunto delito de maltrato con lesiones

Así lo ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que agrega que del mismo modo se ha dictado una orden de protección a favor de su pareja con prohibición de comunicación por cualquier medio con ella por parte del investigado

Poli Díaz, en una foto de archivo EFE
Poli Díaz, en una foto de archivo EFE

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer Nº2 de Las Palmas de Gran Canaria ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza del ex boxeador Poli Díaz como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar y otro de maltrato habitual.

Así lo ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que agrega que del mismo modo se ha dictado una orden de protección a favor de su pareja con prohibición de comunicación por cualquier medio con ella por parte del investigado.

Por su parte, la Policía Nacional detuvo a Díaz en la mañana de este miércoles por supuestos malos tratos a su pareja en el domicilio en el que residen actualmente en el barrio de Zárate de Las Palmas de Gran Canaria.

Fueron los vecinos los que alertaron de ruidos en la vivienda, por lo que los agentes acudieron al lugar y se encontraron a la mujer con evidentes signos de haber sido golpeada y con secuelas de un posible intento de asfixia, siendo trasladada hasta un centro hospitalario.

Además, una de las vecinas relató a los efectivos policiales que la mujer había estado previamente en la calle desnuda y pidiendo auxilio, motivo por el que dieron aviso a las autoridades.

No obstante, el ex boxeador no se encontraba en el lugar aunque los funcionarios inspeccionaron la zona, lo encontraron en las inmediaciones y procedieron su detención sin que ofreciera resistencia.

Se trata de la segunda vez que Poli Díaz es detenido en los últimos meses, puesto que el pasado 4 de mayo fue arrestado cuando acudió a renovar el DNI al pesar sobre él una requisitoria en vigor dictada por el Juzgado de lo Penal número 30 de Madrid por un delito de lesiones.Imprimir