santa cruz de tenerife

Santa Cruz de Tenerife desaconseja celebrar las hogueras de San Juan

Pese a ello, ha dado algunas pautas, como que las mismas no superen los tres metros de altura
Hogueras de San Juan 2019. | FOTO: Fran Pallero

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha desaconsejado este viernes a los ciudadanos celebrar las hogueras de San Juan para evitar concentraciones de personas alrededor de las fogatas sin respetar la normativa sanitaria, y dado que la situación epidemiológica de la isla tampoco lo recomienda.

Sin embargo, el consistorio capitalino dispondrá un operativo especial para garantizar en la medida de lo posible que las celebraciones que pueda haber se desarrollen siguiendo las normas vigentes y de manera controlada, ha informado en un comunicado.

“Nos estamos anticipando tanto en el diseño del dispositivo de seguridad y emergencias necesario, en el caso que puedan hacerse las hogueras este año, como en las medidas preventivas que deberemos implantar para que sea una celebración completamente segura”, ha subrayado la concejala de Seguridad Ciudadana y Vial del Ayuntamiento santacrucero, Evelyn Alonso.

Se mantendrá “de ser posible” la necesidad de que los promotores de las hogueras realicen una comunicación previa, a través de la web municipal, para la evaluación de seguridad de la misma

Protección Civil, junto a la agrupación de voluntariado, comenzará a georreferenciar cada pira, analizando así sus dimensiones, riesgos de ubicación, cumplimiento de la normativa y materiales empleados.

Estará prohibido, como en años anteriores, prender hogueras en vías y espacios de dominio público, parques, jardines, barrancos y playas.

Las hogueras no podrán superar los tres metros de altura, ni los cinco de diámetro, y además deberán estar separadas de zonas de riesgo como edificios, tendidos telefónicos o eléctricos y vegetación al menos 20 metros.

La elección de los materiales para quemar también será controlada y se deberá de evitar, por motivos medioambientales y de seguridad, el uso de artículos inflamables, explosivos, plásticos, neumáticos, electrodomésticos y otros que pueden generar gases nocivos.

Toda la zona circundante a la hoguera deberá ser limpiada de vegetación y rastrojos con vistas a evitar la propagación de las llamas si se descontrola el fuego.

Una vez se termine la hoguera habrá que garantizar que queda plenamente apagada, y para evitar riesgos se debe disponer durante la celebración de algún tipo de abastecimiento de agua mediante mangueras, cubos u otros.

El desarrollo de las hogueras también quedará condicionado por las condiciones meteorológicas de esos días. Podrán suspenderse si hay algún tipo de activación de alerta incompatible con la realización de fuego.

También se prohibirán si se superan condiciones como temperaturas de más de 30 grados o vientos de más de 30 kilómetros/hora.

Toda esta información y la base de datos con el censo, ubicación o nivel de riesgo de cada hoguera se comparte en las jornadas previas a esta celebración, tanto con el Consorcio de Bomberos de Tenerife como con la sala de coordinación del CECOES-112 Canarias. 

TE RECOMENDAMOS