gastronomía

En el XXV aniversario de la muerte de Xavier Domingo

Xavier Domingo, periodista gastronómico, recibió en 1987 el premio a la Mejor Labor de Fomento de la Gastronomía en los II Premios de Gastronomía de DIARIO DE AVISOS. Ahora se ha cumplido el 25 aniversario de su muerte.
En el XXV aniversario de la muerte de Xavier Domingo

La revista Leer dedica su último número a Xavier Domingo, cocinólogo como él prefería llamarse, para homenajear a quien puso las bases de una forma de hacer periodismo, el gastronómico, y ensayo en torno a la mesa y el producto. Domingo, que nació en Barcelona en 1929 y falleció en esa misma ciudad en mayo de 1996, justo hace 25 años, fue “un vitalista, epícureo, heterodoxo, rebelde, erotómano, vividor, gastrónomo, viajero incansable, y seguidor del Barça”, según dejó escrito el periodista José Luis Gutiérrez para el Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de la Historia.

Pero además de todo esto, allá por el año 1987, cuando el periodista ya fallecido y subdirector de DIARIO DE AVISOS, Manuel Iglesias, era presidente del jurado, decidió otorgarle a Domingo el reconocimiento a la Mejor Labor de Fomento de la Gastronomía, en la segunda edición de los premios que concede este periódico y que el año pasado cumplieron la 35 edición.

Como anécdota cabe reseñar que la entrega de premios de aquella edición tuvo lugar en el restaurante Costa Brava -ya desaparecido- de Playa de las Américas, con Fermín Puig al frente las cocinas, y apoyado por Ferran Adrià, que ya ejercía de jefe de elBulli, en Gerona.

Durante la visita, Xavier Domingo se mostró interesado en todo aquello que tenía que ver con los productos de las islas: “como las papas, platos como la sopa de barasa o el conejo al estilo de Garafía”. Y ya se anticipaba a que “lo que se debe hacer es darle un aire distinto, pero nada más que en la presentación porque estas recetas son intocables, son como cánones”.

Domingo advertía también que era “ilógico que exista tanta diferencia entre los platos que comen las familias en las casas y lo que se encuentra en los restaurantes. En los establecimientos, la presencia del recetario canario existe pero es pequeña, lo que puede llevar a mucha gente a creer que es cierto ese tópico de que la cocina canaria es corta, pero yo estoy convenido de que no”.

La revista Leer nos recuerda que ya han pasado 25 años de la muerte de este periodista o cocinólogo que revolucionó la cultura culinaria de España, a través de sus artículos en Cambio 16 y en El Mundo y sin embargo hoy parece casi olvidado. También dirigió la colección de libros Los 5 sentidos, editada por Tusquets, donde figuran firmas como Luján, Cunqueiro, Perucho, y un largo etcétera, ediciones que hoy en día han desaparecido de las librerías. Pero también está su propia obra, como La mesa del Buscón, en homenaje a Francisco de Quevedo; De la olla al mole; o El vino, trago a trago.

Han pasado 25 años. Antes la comida entraba por la letra y ahora lo hace por la imagen (instragram, facebook, etctéra). Por eso viene bien rehabilitar la figura de este periodista que fue querido y odiado a la vez.

TE RECOMENDAMOS