cultura

Fabio Luisi, la OST y Nancy Fabiola Herrera recalan este sábado en el Auditorio de Tenerife

El director genovés se pone al frente de la formación tinerfeña para interpretar a Schubert, Beethoven y Montsalvatge
Fabio Luisi dirige este fin de semana a la OST en dos conciertos en los que también participa Nancy Fabiola Herrera. / DA

Fabio Luisi, uno de los directores más relevantes a nivel internacional, bajo cuya batuta están actualmente las sinfónicas de Dallas y la Nacional de Dinamarca, y a la que sumará la de Tokio el próximo año, se encuentra en las Islas para participar en el 37 Festival Internacional de Música de Canarias (FIMC). El maestro genovés dirigirá los conciertos de la Sinfónica de Tenerife en las dos sedes capitalinas, con la interpretación de Cinco canciones negras, de Montsalvatge, en la que participa la mezzosoprano canaria Nancy Fabiola Herrera. El repertorio se completa con sinfonías de Schubert y Beethoven.

Los conciertos tendrán lugar mañana sábado, 10 de julio, en el Auditorio de Tenerife, y el domingo en el Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria. Ambos comienzan a las 20.00 horas. Las entradas se encuentran disponibles en las plataformas de venta de ambos espacios, así como en www.festivaldecanarias.com, donde también se puede consultar el programa de mano.

Fabio Luisi regresa al FIMC una década después de haber participado al frente de la Sinfónica de Viena, de la que era titular entonces. Auténtico embajador por el mundo de la música vienesa, la progresión del maestro ha sido fulgurante y arrolladora, digna de los grandes nombres de la tradición italiana, como Arturo Toscanini o Carlo Maria Giulini, posicionándose como líder de la nueva generación de directores de orquesta. Versátil como pocos, su repertorio sinfónico está focalizado en el tardorromanticismo, con especial predilección por Richard Strauss y Mahler, de quien el maestro dice que “es la intensidad en música. Sus sinfonías son como microcosmos que fusionan la felicidad y el dolor, la nostalgia y la tristeza, la alegría y la duda”.

El pasado mes de abril, la NHK Symphony Orchestra de Tokio lo anunciaba como su nuevo titular a partir de la temporada 2022/2023. Se convierte así en uno de los directores de orquesta más poderosos del panorama internacional. En la actualidad, también es titular de la Orquesta Sinfónica Nacional de Dinamarca, hasta 2026, y de la Sinfónica de Dallas, con la que a comienzos de año renovó hasta 2029.

CONCIERTOS EN CANARIAS

En esta cita veraniega, Luisi se pone al frente de la Orquesta Sinfónica de Tenerife con un programa que abre la Sinfonía nº 5 de Schubert, que siempre supone rendir culto al sonido y representa el momento en el que el joven compositor se libera de la dominación sinfónica de Beethoven. A menudo esta obra se describe como un homenaje a los maestros clásicos Mozart y Haydn, pero, al mismo tiempo, es frecuentemente desestimada como ligera. Así es cómo Schubert desafía la gravedad, aliviando su carga y descubriendo su propia voz.

En la segunda parte, maestro y orquesta transitarán de nuevo hacia Viena, a los compases de la Sinfonía nº 8 de Beethoven, conocida como la “sinfonía del buen humor”, la del ánimo desabrochado y en la que el compositor supo poner el talento al servicio de la alegría de vivir. Sobre Beethoven afirma el maestro Luisi que “buscó la verdad en su trabajo con gran honestidad intelectual”.

NANCY FABIOLA HERRERA

Desde que en 1984 debutó en el Metropolitan de Nueva York en el rol de Suzuki y, sobre todo, al año siguiente como la Carmen de Bizet, la carrera de Nancy Fabiola Herrera ha sido literalmente meteórica. Hace también 10 años, acompañada por el pianista Rubén Fernández, la mezzosoprano canaria ofreció un recital lírico en el Guimerá y el Galdós como parte de la programación del FIMC con piezas de Albéniz, Toldrá, Granados, Milhaud, espirituales negros y Cinco canciones negras de Montsalvatge, que ahora vuelve a interpretar bajo la batuta de Luisi y acompañada de la OST.

Las críticas a su actuación el pasado mes de marzo en el Auditorio Nacional de Madrid, dentro del Focus Festival, señalan que sorprendió con un “excelente timbre en el registro medio y un grave aterciopelado. Su agudo, como siempre, bien vibrado, potente y muy lírico”.

Y en Cinco canciones negras brilla por su gracia melódica y su flexibilidad sonora, con textos de Alberti, Luján, Pereda Valdés y Nicolás Guillén, esa música criolla y mestiza que 50 años después sigue muy viva, provocando la misma sensación de nostalgia, y así continuará si es cantada con el sentido y la expresividad de una Nancy Fabiola Herrera a la que “ni la mascarilla le pudo quitar voz”.

TE RECOMENDAMOS