la palma

Las Cancelas será un espacio de ocio sostenible, con energía limpia

Al menos la mitad del suministro eléctrico del enclave provendrá de fuentes renovables, de acuerdo con un proyecto del área insular de Medio Ambiente, que dirige María Rodríguez
El alcalde saucero, Francisco Paz, y la consejera de Medio Ambiente, María Rodríguez, ayer en Las Cancelas | DA

El Consejo de Gobierno insular palmero ha dado luz verde al proyecto para dotar de suministro eléctrico al área de ocio de Las Cancelas, en San Andrés y Sauces, que se abastecerá en al menos un 50% con energías renovables mediante la instalación de una turbina hidráulica y un parque fotovoltaica. El plan también contempla la dotación de las infraestructuras de saneamiento y depuración de aguas.

Así lo dio a conocer esta semana la consejera de Medio Ambiente del Cabildo, María Rodríguez Acosta, quien visitó ayer las referidas instalaciones, ubicadas en la zona de Las Lomadas, con el alcalde de la localidad al noreste de la Isla, Francisco Paz. Según explicaron ambos responsables, estas obras permitirán poner en funcionamiento el albergue, que cuenta con 42 plazas.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de ejecución cercano a los 300.000 euros y está previsto que se realice con cargo al remanente de la institución, incluye la creación de un centro de transformación, así como un tendido subterráneo de la línea de media y baja tensión, que permita disponer de suministro eléctrico en el área de ocio de Las Cancelas, compuesta principalmente por el aula de la naturaleza, el albergue, la bomba del depósito de agua y la oficina, además de dejarla prevista para futuras ampliaciones. Asimismo, cabe destacar que esta obra cuenta ya con la autorización administrativa de Industria, preceptiva en este tipo de actuaciones.

Para la generación de energía eléctrica, aprovechando el salto de agua de abastecimiento del barrio de las Lomadas y San Andrés, se instalará una turbina hidráulica de 2,5 KW, mientras que la central fotovoltaica será de 10 KW y se emplazará en las parcelas de mayor captación del sol, orientadas al sureste, ocupando una superficie de 336 metros cuadrados.

De acuerdo con la primera Corporación de la Isla Bonita, también se prevé la realización de las instalaciones de saneamiento y un sistema de depuración biológica aeróbica para el tratamiento de las aguas residuales que se generen en este espacio de ocio.

María Rodríguez Acosta quiso destacar al respecto que el área de Medio Ambiente decidió modificar el proyecto inicial con la finalidad de poder abastecer este enclave, al menos en cuanto al consumo que se realiza en su uso alojativo, mediante energías renovables, aprovechando las condiciones que ofrece la naturaleza de la zona y generando así un complejo de ocio acorde con los principios de sostenibilidad.

TE RECOMENDAMOS