tenerife

Cuenta atrás para la gran carrera europea contra el cáncer de mama

Brigitte Gypen, presidenta de la Fundación Canaria Carrera por la Vida, confía en superar las 3.000 inscripciones para la marcha virtual en la que participarán 32 países
Este año no podremos ver la marea rosa en Playa de Las Américas. DA
Este año no podremos ver la marea rosa en Playa de Las Américas. DA

El mayor encuentro deportivo que se celebra en Europa destinado a recaudar fondos para la investigación contra el cáncer de mama y ayudar a las personas que sufren esta patología ya ha activado su cuenta atrás. Los participantes en la carrera virtual solidaria que recorrerá el continente europeo entre el 26 de septiembre y el 10 de octubre deberán inscribirse en la web www.carreraporlavida.org. A lo largo de esos 15 días un total de 32 países, a través de distintas organizaciones y fundaciones que trabajan para erradicar el cáncer de mama, interactuarán mediante vídeos y fotografías en las redes sociales.

Brigitte Gypen, presidenta de la Fundación Canaria Carrera por la Vida, y su equipo multiplican estos días sus horas de trabajo para que la cita resulte, un año más, todo un éxito. Antes de la pandemia esta actividad congregaba en Playa de las Américas una gran marea rosa formada por más de 5.000 personas, pero desde que la COVID se extendió por el mundo el formato de la iniciativa benéfica ha dado el salto a Internet y las redes sociales.

El año pasado la fundación canaria fue elegida para representar a España en la Race for the cure, nombre oficial de la carrera virtual, impulsada por la red Think Pink Europe. Tras el resultado obtenido, repetirá experiencia en la presente edición bajo el lema Un paso más. “Un paso más para recaudar más fondos y llegar a ayudar a más personas”, subraya la activista belga afincada en Tenerife.

“La carrera presencial ha sido siempre una celebración a la vida en la que nos damos muchos abrazos, hay muchas emociones, se llora, y también se ríe. Pero en tiempos de COVID tenemos que apostar por un formato distinto, más seguro, en el que también afloran los sentimientos positivos y de solidaridad”, explicó a este periódico Brigitte Gypen, que anima a los marchadores virtuales a inscribirse cuanto antes en la web y formalizar su participación con la compra de un dorsal por cinco euros, aunque la organización permite aportar un donativo superior a esa cantidad.  “Lo pueden hacer tanto a título personal como cualquier institución pública, empresa privada o club deportivo. A todo aquel que quiera ayudar lo recibimos con los brazos abiertos porque, desgraciadamente, todos conocemos a mujeres y hombres que padecen o han padecido cáncer de mama”, indica Gypen. 

Brigitte Gypen, presidenta de la Fundación Canaria Carrera por la Vida.
Brigitte Gypen, presidenta de la Fundación Canaria Carrera por la Vida. DA

La Fundación Canaria Carrera por la Vida logró recaudar el año pasado 17.000 euros, con la participación de más de 2.500 personas. En 2021 la meta fijada por la organización apunta al objetivo de los 20.000 euros y a más de 3.000 inscripciones. Una parte de esa cantidad se destinará a ayudar a las organizaciones y hospitales que luchan contra el cáncer de mama (“la investigación de hoy es la medicina del mañana”, remarca Gypen) y otra a ayudas a pacientes que padecen la enfermedad, así como a campañas de sensibilización de la población.

Cada año se detectan 500.000 nuevos casos de cáncer de mama en Europa y 125.000 personas fallecen víctimas de esta enfermedad. Hoy por hoy es una de las principales causas de muerte a escala nacional, según la Sociedad Española de Oncología, que califica de “fundamental” concienciar a la población de la importancia de realizarse diagnósticos preventivos.

En esa línea, con 16 años de trabajo a sus espaldas, Carrera por la Vida desarrolla en Canarias proyectos para subrayar la importancia de la detección precoz del cáncer de mama, además de servir de instrumento para cubrir las necesidades y demandas de las personas afectadas aportándoles prendas terapeúticas, organizando actividades y talleres formativos, financiando proyectos de investigación y colaborando económicamente con otras asociaciones.

Para la presidenta de la Fundación Canaria Carrera por la Vida “es más necesario que nunca” ayudar con iniciativas como la de Think Pink Europe. “Es muy importante y nos hace sentir bien. Podemos ayudar poco o mucho, pero el hecho de hacerlo ya es extraordinario, y nos aporta tranquilidad en estos tiempos en los que tenemos las emociones a flor de piel, teniendo en cuenta la situación tan dura que vivimos por la COVID”.
Después de superar un cáncer de mama, Brigitte Gypen promovió en 2005 “una pequeña caminata por Santa Cruz” para dar luz y llamar la atención sobre la importancia de la autoexploración. “Se apuntaron más de 400 personas y pensé que se iba a quedar en eso, pero empezó a llamarme mucha gente y empezamos a hacer más cosas. Así hemos ido creciendo y la carrera se ha convertido en una celebración de la vida”.   

Gypen teme las consecuencias de la COVID y dedica un recuerdo especial para quienes han afrontado el proceso de la enfermedad en soledad. “Las personas diagnosticadas el año pasado lo pasaron muy mal porque no podían estar acompañadas. Además, el gremio de oncólogos asegura que hay casi un 30% menos de diagnósticos que otros años. Y no porque haya habido un descenso de los casos de cáncer de mama, sino porque mucha gente no ha ido a revisión. Hay que insistir y luchar para que nos atiendan. Por eso se van a necesitar más fondos”.

TE RECOMENDAMOS