jjoo tokyo 2021

España, plata en fútbol y Pedri, oro en su espectacular campaña

Un tanto de Malcom en la prórroga determina el triunfo de Brasil ante el combinado de Luis de la Fuente, cuyos errores defensivos fueron fundamentales para la derrota

Brasil: Santos, Alves, Diego Carlos, Nino, Guilherme Arana; Douglas Luiz, Bruno Guimarães; Antony (Gabriel Menino, min.112), Claudinho (Reinier, min.106), Richarlison (Paulinho, min.114); y Cunha (Malcom, min.91).
España: Unai Simón; Óscar Gil (Vallejo, min.91), Eric García, Pau Torres, Cucurella (Miranda, min.91); Merino (Soler, min.46), Zubimendi (Moncayol, min.112), Pedri; Asensio (Bryan Gil, min.46), Oyarzabal (Rafa Mir, min.104) y Dani Olmo.
Goles: 1-0, minuto 45+2. Matheus Cunha. 1-1, minuto 61. Oyarzabal. 2-1, minuto 108. Malcom.
Árbitro: Chris Beath (AUS). Amonestó a Guilherme Arana (min.20), Richarlison (min.31), Cunha (min.65) y Douglas Luiz (min.89), por Brasil, y a Eric García (min.26), Bryan Gil (min.105), por España.
Incidencias: Internacional de Yokohama.

La selección española de fútbol no pudo conseguir la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio tras perder en la final ante Brasil, que se impuso por 2-1 en un disputado partido, decidido tras una prórroga con un gol de Malcom.

España aspiraba a volver a saborear la gloria olímpica 29 años después del recordado oro de Barcelona’92, pero se topó con la actual campeona, a la que únicamente logró superar en un tramo de la segunda parte, donde fue capaz de igualar el tanto inicial de Matheus Cunha en el descuento del primer tiempo.

No fue un gran partido de los hombres de Luis de la Fuente, que sí tuvieron ese carácter para reaccionar y que incluso estuvieron cerca de haber evitado una prórroga donde Brasil fue superior y aprovechó una fulgurante contra para renovar su trono olímpico con un tanto del exblaugrana Malcom, que ya no tuvo respuesta y que alarga a 25 años, desde el éxito del waterpolo masculino en Atlanta, la mala racha sin que algún equipo consiga un oro en Juegos.

Y desde el pitido inicial se comprobó que la canarinha no iba a dar facilidades. La brasileña no ha acudido con nombres de relumbrón y su fútbol fue más efectivo en lo colectivo que brillante en lo individual. La campeona encontró rápido por donde hacer daño y martilleó continuamente por su lado izquierdo con un incansable Guilherme Arana.

Pese a las dificultades para crear fútbol, la primera gran ocasión fue española, gracias a un centro de Asensio, titular en detrimento de Rafa Mir, que Oyarzabal cabeceó hacia Dani Olmo. El sevillista Diego Carlos se cruzó primero y luego estuvo rápido para evitar el autogol sobre la misma línea.

A partir de ahí, casi todo lo que pasó en el primer tiempo fue obra del combinado brasileño, donde Richarlison creó muchos problemas. Unai Simón metió una buena mano a Douglas Luiz y el delantero del Everton estrelló su remate en el lateral de la red, aunque lo más peligroso sería en el tramo final. Una mala salida de Unai Simón terminó en un penalti, tras revisión del VAR, del guardameta sobre Cunha, desperdiciado por Richarlison. El que no perdonó fue Cunha en el alargue del primer tiempo para batir al vizcaíno tras un balón perdido en el centro del área que no acertó a despejar la zaga española.

A la selección le tocaba remontar y De la Fuente reaccionó rápido, metiendo tras el descanso a Carlos Soler y a Bryan Gil por Mikel Merino y Marco Asensio. También retocó para dar más protagonismo a un Pedri hasta entonces gris y el equipo mejoró sus prestaciones.

La entrada del extremo dio más empuje a España para inquietar a un Dani Alves que había vivido muy tranquilo y Soler también mejoró al medio campo y fue clave en el empate con un gran centro al segundo palo donde apareció Oyarzabal para empalarlo sin dejarlo caer a la portería de Santos.

España estrelló dos balones en el larguero que pudieron darle el oro y evitar una prórroga donde Brasil, con los cambios, sí fue mejor y acabó llevándose el triunfo con un error de Vallejo que aprovechó Malcom.

TE RECOMENDAMOS