TRIBUNALES

Primeras demandas al seguro en Canarias por cierres en negocios

Tres tribunales españoles han concedido ya indemnizaciones por el lucro cesante generado por la pandemia a tres restaurantes, lo que ha multiplicado estas reclamaciones

CANDADO CIERRE
El confinamiento de 2020 obligó a cerrar los negocios no esenciales por toda España.. EFE

Las demandas de los empresarios que piden a su compañía aseguradora una indemnización por las pérdidas generadas durante el cierre de sus negocios en la actual pandemia han llegado a los tribunales de Canarias después de que se hayan dictado hasta tres sentencias en otros puntos del país concediendo tales reclamaciones.

Dichos fallos judiciales, dos de los cuales son de la Audiencia provincial de Girona y el tercero se produjo en un juzgado granadino, han tenido un efecto multiplicador de tales demandas por toda España al que las Islas no son ajenas. La información recabada en asociaciones empresariales como la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (FAUCA) y en bufetes de abogados especializados en este tipo de reclamaciones como el tinerfeño Sirvent&Granados permite asegurar que al menos una veintena de afectados tinerfeños por el forzado cese de actividad que provocaron las medidas adoptadas para frenar la actual pandemia han acudido a los juzgados de la Isla para que el seguro les compense por el lucro cesante derivado de tales bajadas de las rejas en sus negocios.

Todo comenzó el 14 de marzo de 2020 con la publicación del Real Decreto 463/2020 que declaró el estado de alarma para la gestión de la pandemia originada por la COVID-19. Entre otras medidas, dicho decreto -que entró en vigor al día siguiente- ordenaba el cierre temporal de todos los negocios no esenciales, tales como restaurantes, cafeterías, gimnasios, cines o centros comerciales. Como es sabido, las rejas permanecieron bajadas hasta mayo del mismo año. De la noche a la mañana, muchas empresas vieron eliminados por completo sus ingresos durante casi dos meses, lo que causó estragos en una economía como la canaria, ya golpeada en su línea de flotación por el hundimiento de la actividad turística, hasta entonces motor de la prosperidad en el Archipiélago.

Ahora, los tribunales de Justicia han abierto una nueva vía para los que han sufrido en algún momento el cese de su actividad, y que en Canarias se cuentan por “miles y miles”, al dictarse esas tres sentencias que condenan a las respectivas empresas aseguradoras al pago de una compensación a los reclamantes en cuestión.

En concreto, la citada Audiencia de Girona -en dos ocasiones- y un juzgado de Granada aceptaron las reclamaciones de otros tantos negocios, casualmente todos del sector de la restauración. Así, una pizzería de dicha provincia catalana obtuvo 6.000 euros por los 30 días en que no pudo abrir su negocio. A primeros de junio otros 18.000 euros fueron concedidos a otro restaurante gerundense, mientras que en el caso granadino, resuelto el mes pasado, la cuantía se elevó hasta los 80.000 euros.

Es el letrado Isaac Pérez, perteneciente al referido despacho de abogados tinerfeño, quien aclara que no todos los que tuvieron que cerrar sus negocios a cuenta de la pandemia tienen derecho a las reclamaciones que mos ocupan: “La respuesta más sincera a esa pregunta es que todo depende del contenido de su contrato de seguro, por lo que será necesario analizar en profundidad la póliza para saberlo, dado que la misma debe contemplar una cobertura específica”, aclara el experto en cuestión.

Evidentemente, las compañías de seguros consideran que estas demandas no se sostienen salvo que se contemple específicamente que la causa sea la pandemia, y se escudan en sus interminables condiciones generales para denegar tales solicitudes de cobertura, pero las tres sentencias que han concedido el dinero reclamado se basan en que límites tan generales y absolutos están pensados, en realidad, para poder denegar prácticamente siempre la cobertura en una póliza, y que son contrarios a lo dispuesto en la normativa vigente.

Sea como fuere, la posibilidad de reclamar ese lucro cesante ya es conocida por miles y miles de empresarios de Canarias afectados por esos cierres de sus negocios y que las pérdidas originadas ahora podrían ser parcialmente compensadas.

Un campo abonado para otro aluvión de demandas

Aún es pronto para saberlo, pero si las sentencias favorables a que los seguros indemnicen por las pérdidas que causaron los cierres de negocios durante la pandemia continúan dictándose, no es descartable que estemos ante otro quebradero de cabeza para los tribunales por el previsible aluvión de demandas.