erupción en la palma

Aumenta la intensidad explosiva del volcán de La Palma

En las últimas horas se han producido nuevas erupciones en el centro principal del volcán que se han confundido con la aparición de una nueva boca
Aumenta la intensidad explosiva del volcán de La Palma

Diario de Avisos / EFE

El Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) ha confirmado durante la tarde de este martes en su cuenta en Twitter que la “Red Sísmica Canaria está registrando desde las últimas 4 horas un fuerte incremento en la amplitud del tremor volcánico, que es indicador de la intensidad de la actividad explosiva estromboliana en las bocas activas en este momento”.

A lo largo de la tarde se han producido nuevas erupciones en el centro principal del volcán que inicialmente se confundió con la aparición de una nueva boca, un extremo que ya ha sido descartado.

“Ha cambiado el tipo de actividad. Desde ayer teníamos fuentes de lava emanando del cráter. Hoy tenemos pulsos de lava. Ha disminuido la cantidad de gases. Es muy típico y normal que todo el gas salga de forma bastante rápida al principio. Hoy estamos viendo un ascenso más lento que permite a los gases concentrarse y explotar”, indicó la directora del Observatorio Geofísico del IGN, Carmen López, a Televisión Canaria.

La lava que mana del volcán que entró en erupción el pasado domingo en La Palma sigue su curso hacia la costa, más lento de lo previsto, a unos 120 metros por hora aproximadamente, pero arrasando todo lo que se encuentra a su paso, incluidas casi 200 casas, según el recuento del sistema Copernicus.

En concreto, este programa europeo de seguimiento de emergencias desde el espacio cifra en 180 las viviendas afectadas, pero serán muchas más tras haberse adentrado la colada en Todoque, una localidad de unos 1.200 habitantes en el municipio de Los Llanos, donde aún este martes muchos vecinos apuraban para poner a salvo enseres y efectos personales antes de que los desalojaran.

Con la cuenta de vecinos evacuados de sus casas ya en más de 6.000, nadie se atreve a decir cuándo romperán las coladas del volcán sobre el mar, pero los expertos y los responsables públicos coinciden en que acabará sucediendo y, por eso, se han extremado las precauciones, porque lo previsible es que cuando la lava a 1.000 grados de temperatura entre en contacto con el agua salada libere gases tóxicos y se produzcan explosiones.

TE RECOMENDAMOS